Si bien hoy en día la psicología es conocida fundamentalmente por sus aplicaciones, lo cierto es que esta ciencia no siempre ha estado tan interesada en la práctica.

La aparición de lo que conocemos como “psicología aplicada” fue clave en el desarrollo de la psicología actual. En este artículo analizaremos qué es la psicología aplicada y cuáles son sus objetivos y sus vertientes más importantes.

Psicología aplicada: definición y objetivos

La psicología aplicada consiste en la utilización de los conocimientos obtenidos y los métodos desarrollados por la psicología básica con el objetivo de resolver problemas cotidianos, aumentar la calidad de vida o hacer que los grupos de personas funcionen de forma más adecuada.

Si bien la psicología aplicada es una disciplina muy amplia, podemos decir que este concepto se refiere a la vertiente práctica de la psicología. A diferencia de la psicología aplicada, la ciencia psicológica en general no se ocupa necesariamente de la intervención sino que estudia la conducta y los procesos mentales.

Así, mientras que la psicología básica incluye disciplinas como la psicología social, la experimental, la evolucionista o la del desarrollo, la psicología aplicada pone en práctica los conocimientos obtenidos por las ramas mencionadas, como sucede en los casos de la psicología clínica, la educativa o la de los recursos humanos.

Sin embargo, la distinción entre la psicología aplicada y otras vertientes de la psicología no está siempre clara puesto que la teoría y la práctica se retroalimentan de forma viva y constante.

Münsterberg y la fundación de esta disciplina

Se considera que el principal pionero de la psicología aplicada fue el psicofisiólogo alemán Hugo Münsterberg. Tras estudiar con Wilhelm Wundt y fundar un laboratorio psicológico en Freiburg, Münsterberg conoció a William James, que lo invitó a trabajar en la universidad de Harvard. Fue en Estados Unidos donde obtuvo más reconocimiento y fama.

Las obras de Münsterberg contribuyeron al desarrollo de muchos de los futuros campos de la psicología aplicada, entre los que se encuentran la psicología clínica, la forense y la de las organizaciones.

El trabajo de Münsterberg sería una referencia fundamental para la aplicación de los conocimientos psicológicos durante las décadas siguientes, en particular después de la creación de la Asociación Internacional de Psicología Aplicada y de la Segunda Guerra Mundial, cuando el gobierno estadounidense empezó a contratar psicólogos públicos para aumentar sus posibilidades de salir victorioso del conflicto.

Vertientes de la psicología aplicada

El concepto “psicología aplicada” es muy amplio y por tanto en él cabe un gran número de subdisciplinas. Nos vamos a centrar en describir brevemente los objetivos de las ramas más conocidas y definitorias de la psicología aplicada.

1. Psicología comunitaria

Los psicólogos comunitarios utilizan sobre todo el conocimiento obtenido por la psicología social con el objetivo de mejorar la calidad de vida de grupos amplios, como pueden ser los residentes de barrios marginales. La mayor peculiaridad de la psicología comunitaria es que se focaliza en aspectos macrosociales partiendo de una perspectiva territorial.

2. Organizacional y de los recursos humanos

La psicología de las organizaciones se centra en prevenir y resolver problemas que surgen en el contexto de la empresa. Por su parte, el concepto “recursos humanos” se refiere más específicamente a la selección, formación y gestión del personal en función de los objetivos de la organización.

3. Educativa

La psicología educativa es la aplicación de la psicología científica al aprendizaje, fundamentalmente el que llevan a cabo los niños y los adolescentes durante la enseñanza básica. La psicología educativa bebe de ramas teóricas como la psicología del desarrollo o la cognitiva.

4. Clínica

La psicología clínica, probablemente la rama más conocida de la ciencia psicológica, se ocupa de estudiar, prevenir y tratar la conducta disfuncional y de mejorar el bienestar mental. Dentro de la psicología clínica, la terapia de modificación de conducta es la orientación teórica más cercana al objetivo de aplicar los conocimientos obtenidos mediante la investigación científica.

5. Ambiental

Esta disciplina aplica los conocimientos de la psicología a la relación de las personas con su entorno, entendiendo el término en un sentido amplio; así, la psicología ambiental incluiría tanto la disposición de mobiliario para potenciar el rendimiento laboral como las aplicaciones de la psicología en la conservación de la naturaleza, entre otros muchos ejemplos.

6. De la salud

La psicología de la salud analiza la relación entre la conducta y los trastornos físicos, en particular los crónicos, como los problemas cardiovasculares o el asma. Esta rama de la psicología se solapa parcialmente con la clínica y se centra tanto en la prevención como en el tratamiento y el manejo de enfermedades.

7. Del deporte

La psicología deportiva trabaja los factores que afectan al rendimiento deportivo por tal de potenciarlo. Entre otros, la psicología del deporte se ocupa del manejo de conflictos grupales en los deportes de equipo y de la reducción de la ansiedad en competiciones de alto rendimiento.

8. Forense

La psicología forense se centra en aplicar la psicología científica a los procesos legales. Además de contribuir en la investigación de crímenes, la psicología forense puede utilizarse para resolver conflictos de custodia infantil o analizar la validez del testimonio de testigos, entre otras utilidades.

9. Publicidad

La aplicación del conocimiento psicológico a la publicidad es una de las formas más antiguas de psicología aplicada dado su potencial económico para empresas privadas. Las conocidas imágenes subliminales, por ejemplo, surgieron en el contexto de la psicología aplicada a la publicidad.