Hay personas que manifiestan un intenso miedo a las enfermedades. Debemos diferenciar esto, pero, de la hipocondría (actualmente Trastorno de ansiedad por enfermedad, en el DSM-5).

Entre un caso y otro, la diferencia radica en la gravedad e importancia de los síntomas; cuando estos interfieren verdaderamente en la vida de la persona, hablamos de un trastorno, en este caso, la hipocondría. Pero, ¿cómo superar el miedo a las enfermedades?

En este artículo hemos recogido hasta 10 ideas clave propuestas por los investigadores Mathews, Gelder y Johnston, que pueden ayudar en ambos casos, aunque siempre recomendaremos acudir a un profesional que brinde apoyo psicológico cuando sea necesario.

El miedo a enfermar y la hipocondría

Es una realidad, aunque pueda sonar catastrofista (no lo es), que todos enfermamos y que todos moriremos algún día. Podemos contraer muchas enfermedades a lo largo de nuestra vida, y sin embargo, esta posibilidad no debe paralizarnos ni mermar nuestra calidad de vida.

El primer paso para evitar esto es aceptar, y asumir, que podemos enfermar, sin que eso nos quite el sueño. Parece fácil, pero no lo resulta tanto, sobre todo para las personas que padecen hipocondría.

En la hipocondría, que debe durar como mínimo 6 meses para poder diagnosticarse, el síntoma principal es una preocupación por padecer o contraer una enfermedad grave. Ya no se trata tanto de “temer enfermar”, en general, como se suele pensar, sino en temer una enfermedad en concreto (por ejemplo cáncer), aunque ésta puede variar con el tiempo.

Otra característica de este trastorno es que no existen síntomas somáticos o, si están presentes, son únicamente leves. Además, la persona manifiesta comportamientos excesivos relacionados con la salud, y “chequea” constantemente su cuerpo en busca de “nuevas sensaciones”, o actúa contrariamente, evitando acudir al médico por miedo a tener una enfermedad.

Cómo superar el miedo a las enfermedades: 10 ideas clave

Como decíamos, debemos diferenciar el hecho de presentar hipocondría (trastorno de ansiedad por enfermedad) del hecho de presentar un miedo generalizado a enfermar, de carácter más leve (propio de muchas personas).

Una vez hecha esta diferenciación, y remarcando que en el primer caso lo mejor será pedir ayuda profesional (aunque pueden aplicarse también, y como ayuda “extra”, las ideas clave que propondremos), vamos a ver varias ideas clave sobre cómo superar el miedo a las enfermedades. Estas provienen de las aportaciones realizadas por los investigadores Mathews, Gelder y Johnston (1986), y son las siguientes.

1. Controla los pensamientos catastrofistas

La mayoría de las personas hipocondríacas, manifiesta pensamientos de tipo catastrofista. Estos nacen a raíz de una mala interpretación de sus sensaciones corporales que, adquieren relevancia cuando nos agobiamos y cuando centramos nuestra atención en ellas.

Si por ejemplo, tenemos molestias en la espalda, y empezamos a focalizar nuestra atención en ella, de forma excesiva, pueden aparecer otras sensaciones extrañas de la propia focalización, sumadas al agobio y al estrés que nos ocasiona este malestar.

A raíz de ello, pueden surgir los pensamientos catastrofistas, por lo que en este punto es importante intentar reducir su aparición, relativizando nuestras sensaciones corporales y normalizándolas cuando no sean verdaderamente preocupantes.

2. Relativiza tus sensaciones corporales

Otra idea sobre cómo superar el miedo a las enfermedades, relacionada con el punto anterior, es sencillamente relativizar tus sensaciones corporales. Como en el ejemplo anterior, cuando tengas una sensación anómala, o de dolor leve, intenta no focalizar toda tu atención en ella y relativiza lo que realmente estás sintiendo.

Es normal que en nuestro día a día experimentemos diversas sensaciones, a veces incómodas o extrañas, en nuestro cuerpo, que no tienen por qué ser la base de ninguna enfermedad. A no ser que se trate de síntomas verdaderamente graves o preocupantes, procura pensar que estas sensaciones que tienen no son ni perjudiciales ni peligrosas para ti. Además, ¡que tu cuerpo es sabio y fuerte!

3. Gestiona los pensamientos obsesivos

En la hipocondría, así como en las personas que manifiestan cualquier tipo de miedo a enfermar, aparecen, además de los pensamientos catastrofistas mencionados, pensamientos obsesivos en relación a sus sensaciones corporales, a las enfermedades que pueden tener, etc.

En este sentido, otra idea clave sobre cómo superar el miedo a las enfermedades consiste en no darle tregua a este tipo de pensamientos; es decir, córtalos de raíz y no les des la importancia que no se merecen. Si no lo haces, existe el riesgo de que la sensación de pánico aumente.

4. Céntrate en el aquí y ahora

No especules sobre tu cuerpo, sobre tus sensaciones. Intenta centrarte en lo que sientes ahora pero sin prestar excesiva atención a tu cuerpo. Observa cómo no te pasa nada, no imagines sensaciones que no están realmente.

5. Date tiempo, respira y mantén la calma

Otra idea clave sobre cómo superar el miedo a las enfermedades tiene que ver con obtener, como se pueda, una sensación de calma incompatible con el miedo.

El miedo es una sensación compleja que no se va con facilidad, y por ello debemos intentar no luchar contra él, pero tampoco resistirnos. Una buena idea para obtener esa sensación de calma es respirar y dejar que esta emoción fluya.

6. Haz esta pequeña prueba

Otra idea clave propuesta por Mathews, Gelder y Johnston consiste en realizar este pequeño ejercicio: observa cómo, al dejar de tener pensamientos catastrofistas y obsesivos, el miedo se va alejando poco a poco y te sientes más ligero/a. Cuando no lo alimentamos, el miedo (como sensación, en este caso, infundada e irracional) desaparece.

7. Aprende a afrontar el miedo

Como vemos, muchas de las ideas que te guiarán sobre cómo superar el miedo a las enfermedades, tienen que ver con la sensación de miedo. Por ello, nuestro objetivo no es tanto evitar o resistir el miedo, sino afrontarlo, dejándolo fluir.

Pensemos en que cada vez que llega esta sensación en nuestro cuerpo, puede ser una oportunidad para aprender a gestionarla y dominarla. De aquí también la importancia de mantenernos optimistas con nuestro problema.

8. Anticípate al éxito

Una buena idea es anticiparse a la sensación de éxito que vendrá y que, en parte, ya ha llegado con los pequeños avances diarios.

9. Planea cosas que te hagan sentir bien

Para superar una fobia, o cualquier situación que temamos, resulta esencial mantener la esperanza y el espíritu positivo. Por ello es importante que, además de trabajar en nuestro problema, planeemos cosas positivas que podremos hacer una vez nos sintamos mejor.

Podemos pensar en el paseo que podemos dar respirando el aire puro, en actividades gratificantes que podemos hacer “sin miedo a sentir miedo”, etc.

10. Retoma tu vida, relájate y refuérzate

Otra idea clave sobre cómo superar el miedo a las enfermedades es la importancia de autorreforzarse. ¿Has hecho un pequeño avance con tu miedo a enfermar? Refuérzate, elógiate, felicítate. Una vez hayas superado los primeros obstáculos, intenta retomar tu vida poco a poco, de forma relajada pero disfrutando de este pequeño triunfo.

Puede ser beneficioso para ti, además, analizar después y con calma, qué es lo que más te ha ayudado en esta situación, para utilizarlo la próxima vez que te asalte este miedo, en el caso de que ocurra (¡esperemos que no!).

Referencias bibliográficas:

  • American Psychiatric Association –APA- (2014). DSM-5. Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. Madrid: Panamericana.
  • Mathews, A.M., Gelder, M.G. by Johnston, D.W. (1986). Práctica Programada para la Agorafobia: Manual del paciente. Vitoria-Gasteiz: Servicio Central de Publicaciones del Gobierno Vasco.
  • Warwick, H. M. C. (1989). A cognitive-Behavioural Approach to Hypochondriasis and Health Anxiety. Journal of Psychosomatic Research, 33 (6), 705-711.