¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Síndrome de Acento Extranjero: síntomas, causas y tratamiento

Esta alteración hace que los pacientes parezcan hablar involuntariamente con un acento extraño.

Grecia Guzmán Martínez

Grecia Guzmán Martínez

Síndrome de Acento Extranjero
Esto es lo que sabemos sobre este conjunto de síntomas.Unsplash.

El Síndrome del Acento Extranjero es un cuadro clínico poco frecuente y poco investigado, pero que plantea uno de los grandes enigmas de la neurociencia en relación con el lenguaje. A grandes rasgos se trata de una condición en la que una persona adquiere de manera repentina y sin explicación aparente, un acento distinto al nativo.

En este artículo explicamos qué es el Síndrome del Acento Extranjero, cuáles son sus características principales y qué es lo que la ciencia ha encontrado hasta ahora.

¿Qué es el Síndrome del Acento Extranjero?

El Síndrome del Acento Extranjero se caracteriza por la presencia repentina de un acento distinto al de la lengua materna, mientras el habla transcurre de manera normal. Fue descrito por primera vez en 1907 por el neurólogo Pierre Marie, no obstante han sido pocos los casos investigados.

Generalmente se presenta después de accidentes cerebrovasculares y ocurre de manera aparentemente súbita. La persona empieza a hablar en su lengua materna con total inteligibilidad, pero con un acento aparentemente extranjero que no puede evitarse y que la misma persona no reconoce como propio.

Síntomas

El acento se reconoce por las otras personas como distinto al de la lengua materna, aunque no necesariamente se identifica como el de una lengua en especial. En otras palabras, el acento es escuchado e interpretado por los demás como extranjero, porque se identifican cambios significativos en la pronunciación de algunas sílabas, consonantes y vocales que se consideran claves para la lengua materna, pero no necesariamente se corresponde por completo con otro acento.

Las personas que escuchan pueden reconocer que el hablante utiliza su lengua nativa (por ejemplo, la lengua castellana), pero con un acento que puede ser francés, inglés, alemán, o cualquier otro, lo que varía según las opiniones de los oyentes. Es decir que, generalmente no hay acuerdo sobre cuál es el acento percibido, por esto mismo también se llama Síndrome del Acento Pseudoextranjero.

Este síndrome se ha relacionado con una alteración neuromotriz, con lo cual también se define también como una alteración adquirida del haba, en el que el sistema nervioso central juega un papel muy importante. Puede acompañarse de manifestaciones relacionadas con trastornos del lenguaje y la comunicación como afasias y disartrias, aunque no necesariamente.

Casos clínicos representativos

González-Álvarez, J., Parcet-Ibars, M.A., Ávila, C. et al. (2003) han realizado una revisión sobre la literatura científica sobre el Síndrome del Acento Extranjero, y nos dicen que el primer caso documentado fue en el año de 1917. Se trató de un parisino que desarrolló acento “alsaciano” después de recibir una herida de guerra que le había provocado una hemiparesia derecha.

Treinta años después, se publicó otro de los casos más conocidos de Síndrome del Acento Extranjero, donde una mujer noruega de 30 años sufre una lesión frontotemporoparietal luego de haber sido víctima de un bombardeo nazi, y en consecuencia, su acento empieza a ser reconocidos por los oyentes como alemán.

Por el contexto sumamente conflictivo en el que se encontraba, el acento alemán le causó distintos problemas para hacer las cosas de la vida cotidiana, ya que se le identificaba como alemana.

En la literatura científica también se han descrito casos de Síndrome de Acento Extranjero sin haber tenido la experiencia previa de convivir con una segunda lengua. Casi siempre se trata de personas monolingües.

Condiciones médicas asociadas y posibles causas

Gran parte de los casos que se han investigado, describen la aparición del síndrome después de haber diagnosticado con afasia de Broca, afasia motora transcortical, lesiones en la materia blanca subcortical en circunvoluciones específicas.

Además de las áreas motoras del lenguaje, otras zonas cerebrales que se han relacionado con el Síndrome de Acento Extranjero han sido el giro precentral, el giro central inferior, el cuerpo calloso y la corteza insular. Así mismo se ha investigado la relación con la cisura de Rolando y las áreas temporales.

En términos más generales, las causas médicas relacionadas con el Síndrome del Acento Extranjero son principalmente los accidentes cerebrovasculares en hemisferio izquierdo, en relación con las zonas que participan en la automatización de las conductas motoras complejas (como el habla, que requiere una coordinación neuromuscular muy importante).

Actualmente este síndrome se investiga en relación con las zonas neuronales que regulan la articulación, la adquisición del habla nativa y de una segunda lengua, no obstante no existe acuerdo sobre las opciones metodológicas que serían determinantes para encontrar una explicación definitiva sobre este síndrome.

Por esta misma razón no hay suficiente información sobre los pronósticos y tratamientos, aunque se han probado algunas técnicas de retroalimentación auditiva y sensorial que buscan la modificación de la fluencia verbal, así como técnicas de enmascaramiento auditivo con ruido que se han encontrado satisfactorias al tratar, por ejemplo, el tartamudeo, ya que las personas tienden a mejorar su fluencia verbal cuando dejan de escuchar su propia voz.

Referencias bibliográficas:

  • González-Álvarez, J., Parcet-Ibars, M.A., Ávila, C. et al. (2003). Una rara alteración de habla de origen neurológico: el síndrome del acento extranjero. Revista Neurología, 36(3): 227-234.
  • Srinivas, H. (2011) Transient foreign accent syndrome. Journal List, doi: 10.1136/bcr.07.2011.4466. Recuperado 8 de junio de 2018. Disponible en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3214216/.
Grecia Guzmán Martínez

Grecia Guzmán Martínez

Psicóloga | Redactora especializada en Psicología Social

Licenciada en Psicología por la Universidad de las Américas Puebla (México). Máster en Investigación e Intervención Psicosocial por la Universitat Autònoma de Barcelona, con experiencia profesional en inclusión social y educativa así como docencia en psicopedagogía. Cuenta con estudios en política pública y derechos humanos y actualmente es doctoranda en Psicología Social en la Universitat Autònoma de Barcelona, donde trabaja temas relacionados con metodologías cualitativas, salud pública, salud mental, diversidad funcional y perspectiva de género.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados