¿Qué hacer para tratar la disfemia en adultos? Unsplash.

Existe una amplia gama de trastornos del habla, dentro de los cuales la tartamudez (o disfemia) resulta ser uno de los más comunes. Este trastorno consiste en que el sujeto repite palabras de manera involuntaria, o se traba al pronunciarlas.

En la infancia pudiera presentarse esta condición, siendo pasajera con el tiempo. En la adolescencia comenzaría a disminuir, para que durante la edad adulta haya desaparecido por completo. Pero esto no siempre ocurre de esa manera.

En este artículo revisaremos cuáles son las principales causas de la tartamudez en adultos, y además daremos una revisión a los síntomas más característicos de ese trastorno en las personas que ya han superado la mayoría de edad.

¿Qué es la tartamudez?

Como hemos visto, la tartamudez es un trastorno propio del habla, el cual se caracteriza por la repetición involuntaria de las palabras que se dicen y la presencia de interrupciones al hablar.

El origen de este trastorno tiene su raíz en la falta de coordinación de los movimientos periféricos que se requieren para hablar, pero a ciencia cierta no se ha logrado determinar una causa específica para la tartamudez en adultos, ni tampoco para las demás etapas del desarrollo.

Lo que sí ha quedado establecido es que la prevalencia de esta complicación del habla es mayor en personas del género masculino, en comparación con su contraparte femenina. Los varones presentan hasta cuatro veces más probabilidades genéticas de presentar el tartamudeo que las mujeres.

La tartamudez en la etapa adulta

Si no se le presta la atención necesaria durante las etapas tempranas del desarrollo o el problema no se soluciona adecuadamente, únicamente puede que desaparezca momentáneamente hasta que el sujeto se vea ante una situación que pueda detonar nuevamente el tartamudeo.

Si el tartamudeo tiene una raíz orgánica en el sistema nervioso, probablemente los síntomas serán continuos durante toda la vida, pero si se trata fundamentalmente de causas emocionales (nerviosismo, ansiedad, temores, etc.), en muchos casos la presencia de esta alteración puede disminuir, pero no existe una cura total.

Causas frecuentes

Veamos ahora algunas de las causas más comunes que hacen que se presente este trastorno en la adultez.

  • Haber padecido algún accidente cerebrovascular donde quedan afectadas las regiones del cerebro encargadas del habla (el área de Broca y el área de Wernicke).
  • Anomalías genéticas de carácter hereditarias.
  • Frustraciones patogénicas (traumas emocionales, intimidaciones, bullying).
  • Infecciones cerebrales.
  • Exposición prolongada a situaciones de estrés.
  • Efectos secundarios de algunos fármacos o drogas.

Síntomas de la tartamudez en adultos

Los casos de adultos que presentan tartamudez se evidencian a través de los siguientes síntomas.

  • La repetición de los sonidos al hablar, partes de las palabras o de las frases.
  • Sensación de ansiedad cuando toca hablar, sobre todo si es en público.
  • Síntomas físicos de timidez al hablar con otra persona (rubor, sudoración).
  • La presencia de tics continuos, pueden ser movimientos de cabeza u ojos.
  • Falta de control y escasa coordinación al hablar.
  • Realizar pausas entre las palabras o en medio de la palabra.
  • Tono de voz tenso.
  • El sujeto tiene la sensación de que no puede controlar lo que está diciendo.

Se debe tener presente que la intensidad de los síntomas antes descritos es variable, dependiendo del nivel de estrés o angustia que esté presentando la persona en el momento de hablar.

Tratamiento

Para determinar el tratamiento más adecuado en estos casos, se debe conocer cuáles han sido las causas que mantienen la existencia de la tartamudez.

Teniendo en cuenta que cada persona evidencia su realidad de una manera muy personal (subjetiva), es menester realizar la entrevista semi-estructurada previa a la evaluación psicológica.

Una vez se tienen los datos necesarios, el especialista podrá discriminar cual es el mejor método terapéutico, o si hace falta referir al médico (en caso de afecciones orgánicas).

Los métodos más populares para la tartamudez en adultos, y que han mostrado tener resultados muy positivos, son los siguientes.

1. Terapia cognitivo conductual

El terapeuta los pensamientos desadaptativos que le generen la ansiedad al hablar, o cualquier otro síntoma emocional, para luego sustituir estas creencias por pensamientos más adaptativos con el objetivo de que el sujeto pierda el temor y sume en autoconfianza.

Además, se establecen estrategias de intervención sobre el comportamiento de la persona.

En cualquier caso, tal y como ya se ha mencionado, en la tartamudez en adultos no existe una cura que haga desaparecer del todo los síntomas. Así, el tratamiento va enfocado a mitigas rus efectos y a aprender a convivir con la disfemia.

2. Terapia del lenguaje

El logopeda trabaja conjuntamente con el psicólogo para tratar la tartamudez, sobre todo cuando existen influencias orgánicas que impiden que los músculos implicados en el habla se coordinen adecuadamente.

Mediante ejercicios prácticos que la persona deberá realizar en su casa (leer con un lápiz en la boca, respirar correctamente al hablar, etc.), el especialista evaluará la evolución de cada caso, e irá informando al psicólogo de los avances.

Referencias bibliográficas:

  • Guitar, B. (2005). Stuttering: An Integrated Approach to Its Nature and Treatment. San Diego: Lippincott Williams & Wilkins
  • Ward, D. (2006). Stuttering and Cluttering: Frameworks for understanding treatment. Hove and New York City: Psychology Press.