La mayoría de nosotros ha oído a hablar de la depresión, sabe lo que es o, como mínimo, conoce a alguien que la padece o que la ha padecido. Pero, ¿sabemos cuáles son sus síntomas y cómo se pueden clasificar?

En este artículo conoceremos los principales tipos de síntomas en la depresión según su naturaleza. Éstos afectan a: el estado de ánimo, la motivación y la conducta, la cognición, la fisiología y las relaciones interpersonales.

5 tipos de síntomas en la depresión

Antes de describir cuáles son los 5 tipos de síntomas en la depresión, vamos a describir, de forma genérica, en qué consiste este trastorno mental.

La depresión (“trastorno depresivo mayor” en el actual DSM-5) es un trastorno del estado de ánimo, que implica una serie de síntomas (según los criterios del DSM-5, un mínimo de 5 de entre una lista). Dichos síntomas los explicaremos a lo largo del artículo, pero mencionar que es un requisito indispensable que éstos duren un mínimo de 2 semanas.

Además, la persona debe haber sufrido un cambio en la manera de funcionar, que se aprecia en su estado de ánimo deprimido o en su pérdida de interés por las cosas o en una disminución del placer o de la motivación.

Como veremos, la depresión incluye mucho más que tristeza o falta de ilusión, como se suele pensar; así, puede conllevar también sentimientos de rabia, de enfado, alteraciones cognitivas, irritabilidad, síntomas psicofisiológicos, etc.

Encontramos hasta 5 tipos de síntomas en la depresión, según su naturaleza, área afectada (de la persona o de la vida) y características. Los veremos a continuación.

1. Síntomas anímicos

El primer grupo de los 5 tipos de síntomas en la depresión son los síntomas anímicos, los cuales afectan al estado de ánimo, y que quizás son los más conocidos. Estos incluyen los siguientes.

1.1. Tristeza

La tristeza es la característica central de la depresión. La mayoría (aunque no todas) de las personas que padecen depresión, sienten tristeza.

Aunque se trate de una emoción totalmente normal y adaptativa (todos estamos tristes de vez en cuando), en la depresión este sentimiento aparece junto a otros, por lo que no basta para poder diagnosticar una depresión, lógicamente.

1.2. Abatimiento

El abatimiento, otro síntoma anímico en la depresión, es un estado en el que se encuentra inmersa la persona, caracterizado por la pérdida sus fuerzas a nivel físico o incluso moral, así como su energía o sus ánimos.

1.3. Infelicidad

La infelicidad también forma parte de los síntomas anímicos de la depresión, justamente porque tiene que ver con el ánimo; se traduce en una sensación de no disfrute de las cosas, de no estar bien y, en definitiva, de no ser feliz ni poder serlo.

1.4. Ansiedad

La ansiedad también es un síntoma muy frecuente, típicamente asociado a la depresión. Ésta puede manifestarse de diferentes maneras (y en diferentes grados), a través de: sensación de ahogo o agobio, mareos, náuseas, incertidumbre, irritabilidad, estrés, malestar, dolores de estómago, dolores de barriga, etc.

1.5. Sensación de vacío

Otro síntoma clave en la depresión es la sensación de vacío (que aparece en otros trastornos, como por ejemplo el Trastorno Límite de la Personalidad).

Consiste, como su propio nombre indica, en sentir un vacío interno muy difícil de llenar; es una sensación relacionada con el “no-sentido” de las cosas y de la vida, sumado a una falta de ilusión por todo.

1.6. Anestesia emocional

La anestesia emocional aparece sobre todo en casos graves de depresión. Implica no sentir nada: ni alegría, ni tristeza, ni rabia… Sería como estar en un estado de embotamiento afectivo, donde nada nos afecta y nada nos preocupa. Es un síntoma realmente grave porque nos impide procesar lo que nos sucede.

2. Síntomas motivacionales y conductuales

Los segundos de los 5 tipos de síntomas en la depresión son los síntomas motivacionales y conductuales.

2.1. Inhibición

La inhibición se traduce en evitar hacer las cosas que solíamos hacer; es una dificultad a la hora de actuar, como por ejemplo a la hora de interactuar con los demás. Estamos como retraídos, cerrados en nosotros mismos.

2.2. Apatía

La apatía en la depresión es una falta de entusiasmo por la vida en general, y se traduce como un estado generalizado de desinterés unido a una falta de motivación para hacer las cosas. Hace que nos sintamos indiferentes ante cualquier estímulo que proceda del exterior. Es un síntoma muy frecuente.

2.3. Anhedonia

La anhedonia, otro síntoma también muy frecuente, consiste en la incapacidad para experimentar placer. Se nota sobre todo en las cosas que antes de la depresión sí nos producían placer o satisfacción.

2.4. Falta de motivación

No nos motiva nada, nada tiene sentido. Nos cuesta mucho hacer las cosas (hasta levantarnos de la cama por las mañanas).

2.5. Retardo psicomotor

Puede aparecer también un retardo psicomotor (nuestros movimientos son más lentos: por ejemplo caminar, movernos en general…). Puede incluso aparecer una inmovilidad total.

2.6. Agitación

O por contra, puede aparecer la agitación (estado de excitación o nerviosismo exagerado).

2.7. Estupor

Caracterizado por el mutismo (no hablar) y/o por la parálisis. Disminuye aquí nuestra capacidad de responder a los estímulos.

3. Síntomas cognitivos

En la depresión no suelen darse alteraciones en la producción o la comprensión verbal, pero sí aparecen alteraciones en otras funciones.

3.1. Rendimiento alterado y déficits formales

El rendimiento se ve afectado en lo siguiente:

  • Atención, memoria y velocidad mental
  • Esfuerzo y control ejecutivo y automático (bajo ciertas condiciones estresantes)

3.2. Pensamiento circular y rumiativo

Aparecen también pensamientos circulares, rumiativos y hasta obsesivos.

3.3. Alteración en el contenido

Las alteraciones en el contenido del pensamiento también son notorias, y se traducen en:

  • Triada negativa (Aaron Beck): que afectan a la visión de uno mismo, del mundo y del futuro
  • Autodespreciación, culpa, desesperanza, ideas de suicidio
  • Delirios de ruina, de culpa, nihilistas

Aclarar en este punto que generalmente los delirios que aparecen en la depresión son congruentes con el estado de ánimo (si no lo son, la depresión es aún más grave).

4. Síntomas físicos

Las personas con más sintomatología somática/física son las que más buscan ayuda profesional.

4.1. Problemas de sueño

Es muy difícil dormir bien cuando padecemos depresión. Aparecen alteraciones como por ejemplo insomnio (muy frecuente), pesadillas, sueño no reparador, etc.

4.2. Fatiga

Nos sentimos cansados (aunque no hagamos nada) y fatigados.

4.3. Aumento o disminución del apetito y del peso

El hambre también se ve alterado casi siempre, apareciendo muchas ganas de comer o pocas ganas de comer (e incluso cero ganas). Como consecuencia, el peso también se altera.

4.4. Disminución del deseo sexual

La libido (deseo sexual) también disminuye.

4.5. Molestias corporales difusas

Sensaciones desagradables y molestas en el cuerpo.

4.6. Náuseas, inestabilidad, mareos

Síntomas que hemos mencionado en la ansiedad, que pueden aparecer también de forma aislada.

5. Síntomas interpersonales

Finalmente, el último de los 5 tipos de síntomas en la depresión son los síntomas interpersonales. Éstos predicen un peor curso de la misma, así como una mayor cronificación del trastorno.

5.1. Deterioro de las relaciones sociales

Se produce un deterioro en las relaciones sociales; las amistades se “pierden” o se deterioran.

5.2. Disminución del interés por la gente

Esta disminución del interés por la gente, en muchas ocasiones, acaba siendo bidireccional (los demás dejan de interesarse por nosotros porque estamos deprimidos).

5.3. Rechazo

Finalmente, puede aparecer también un rechazo hacia los demás, o por parte de los demás (hacia nosotros).

Referencias bibliográficas:

  • American Psychiatric Association (2014). DSM-5. Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. Madrid: Panamericana.
  • American Psychiatric Association (2002). Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM-IV-TR. Barcelona: Masson.
  • Ayuso, J.L. y Carulla, L.S. (1994). Manual de psiquiatría. Vol. I. McGraw-Hill. Madrid.
  • Belloch, A., Sandín, B. y Ramos, F. (2010). Manual de Psicopatología. Volumen I y II. Madrid: McGraw-Hill.