Personas famosas de la historia que presentaron problemas psicológicos.

La presencia de problemas de salud mental ha sido muy estigmatizada a lo largo de la historia, a menudo sufriendo aquellos que padecían alteraciones mentales no sólo los efectos de estas sino también un gran rechazo por parte de la sociedad.

Problemas como la depresión, el trastorno bipolar, las adicciones o la esquizofrenia no son un fenómeno nuevo, sino que han estado presentes a lo largo de la historia. Y aunque en ocasiones estos problemas son invisibilizados y ocultados, lo cierto es que incluso grandes figuras de la historia las han experimentado en sus carnes.

De cara a mejorar la concienciación y normalización de los problemas de salud mental, a lo largo de este artículo vamos a repasar varios personajes históricos que presentaron trastornos mentales, o bien cuyo comportamiento se ha atribuido a estos.

Personajes históricos que presentaron trastornos mentales

En las siguientes líneas veremos una veintena de personajes históricos que padecieron trastornos mentales, entre los que podemos encontrar nombres altamente conocidos tanto de la literatura, el arte o la ciencia.

Muchos de ellos fueron diagnosticados con métodos modernos, mientras que en otros casos se considera que los padecieron a través del análisis de su comportamiento o los testimonios o registros escritos de la época en que vivieron.

Sin embargo, es necesario tener en cuenta que a algunas de las figuras se les ha atribuido algún trastorno del que no existe una total certeza que tuvieran: no es posible diagnosticar a alguien a quien no puede ser evaluado y del que no se tiene suficiente información.

Aún en algunos casos en que hubo un diagnóstico médico, cabe tener en cuenta las limitaciones propias de la época en la que vivieron pueden alterar las conclusiones que pueden extraerse, así como lo que en determinada época era o no considerado trastorno mental.

Finalmente, hay que destacar que muchas etiquetas diagnósticas han cambiado a lo largo del tiempo o incluso han desaparecido o se han dividido en distintas alteraciones, con lo que se les diagnosticó entonces puede ser muy distinto de lo que se consideraría hoy en día.

1. Martin Luther King

Figuras tan influyentes como Martin Luther King sufrieron también graves problemas. En el caso de este pastor y político activista, que luchó contra la segregación racial y por la igualdad entre blancos y negros, a lo largo de su vida sufrió diversos episodios de depresión.

En su juventud, algunos de ellos le llevaron a tener varios intentos de suicidio tras el fallecimiento de su abuela, pero logró superarlos. También los sufrió durante su etapa de activismo político, algo que no le detuvo a la hora de luchar por los derechos civiles.

Por supuesto, el contexto de alguien que vive constantemente asediado por grupos de presión e incluso bandas de violencia organizada favorece mucho la aparición de trastornos como la depresión; no debemos entender este fenómeno como algo que surge espontáneamente en el individuo.

2. Charles Dickens

Charles Dickens es otro de los grandes autores que han sufrido algún tipo de problema psicológico a lo largo de su vida.

Este autor, según proponen diversos investigadores, sufrió trastorno obsesivo compulsivo y fobia a la suciedad.

3. Abraham Lincoln

Uno de los presidentes más admirados de los Estados Unidos es Abraham Lincoln, famoso entre otros logros por la abolición de la esclavitud y por lograr terminar con la Guerra de Secesión americana. Pero aunque sus logros fueron muchos, el presidente número 16 de los Estados Unidos tuvo una vida difícil y marcada por la muerte de muchos de sus seres queridos.

Era conocido por su pensamiento melancólico, y según diversos investigadores sufrió una depresión recurrente durante gran parte de su vida, manifestando en diversas ocasiones la presencia de pensamientos de muerte y suicidio (si bien con los años lograría una cierta mejoría).

4. Salvador Dalí

Este gran artista y uno de los grandes representantes del surrealismo sufrió hacia el final de su vida la enfermedad de Parkinson, así como una depresión derivada no sólo de esta afectación sino también de la muerte de la que fuera su musa, Gala Éluard Dalí.

5. Robert Schumann

Uno de los compositores alemanes más importantes del romanticismo, Robert Schumann sufrió lo que en aquel entonces se denominaba demencia precoz, posteriormente conocida como esquizofrenia. Veía visiones relacionadas con figuras religiosas, tanto angelicales como demoníacas. Fue internado durante un tiempo.

En la actualidad, sin embargo, se considera más probable que sufriera un trastorno bipolar con síntomas psicóticos: tenía períodos en que sufría episodios depresivos, si bien en otros momentos se dedicaba de manera exhaustiva y apasionada a realizar composiciones de gran valor (probablemente en episodios maníacos o hipomaníacos)..

6. Iósif Stalin

Este dictador ruso, si bien tuvo un importante papel en la derrota de los nazis en la Segunda Guerra Mundial, es también responsable de la muerte de millones de rusos, disidentes políticos e incluso aliados, durante sus conocidas purgas.

Y si bien en la actualidad no podemos realizar un diagnóstico firme al ser pocos los datos que tenemos respecto a su salud física y mental, los datos existentes parecen reflejar la existencia de un elevado nivel de paranoia, que posiblemente contribuyó a que se llevaran a cabo muchas de esas purgas: el dictador ordenó la muerte o el encarcelamiento de una gran cantidad de personas, incluyendo a uno de sus guardias personales o de diferentes médicos que lo trataron y diagnosticaron de distintas dolencias (incluyendo aterosclerosis).

De hecho, el neurofisiólogo y psiquiatra Vladímir Béjterev llegó a diagnosticarle e intentar tratarle paranoia severa. Dos días después dicho neurólogo y psiquiatra apareció muerto.

7. Marilyn Monroe

Considerada una de las mujeres más atractivas del mundo, y a menudo minusvalorada a pesar de ser una de las celebridades más inteligentes de la época, esta conocida actriz sufrió diferentes dificultades a lo largo de su vida, las cuales la llevaron a padecer problemas tales como depresión severa y ansiedad, las cuales la llevaron a estar internada temporalmente en un psiquiátrico.

Asimismo, desarrolló una relación problemática con al alcohol y otras sustancias.

8. Ronald Reagan

Este conocido presidente de los Estados Unidos sufrió hacia el final de su vida una de las enfermedades neurodegenerativas más crueles y frecuentes en la tercera edad: la enfermedad de Alzheimer.

Poco a poco el otrora presidente fue perdiendo facultades e incluso fue incapaz de reconocer a sus seres queridos.

9. Franz Kafka

A pesar de tener pocas obras publicadas, Kafka es uno de los autores clásicos de la literatura universal. El autor entre otras grandes obras de La Metamorfosis también sufrió diferentes problemas de salud mental.

A lo largo de su vida fue frecuente la existencia de alteraciones del sueño, concretamente un insomnio muy recurrente.

También se considera que sufrió depresión, así como fobia social y ansiedad. Si bien no existe un acuerdo absoluto, en base a sus obras, los registros que existen respecto a su comportamiento y algunas anotaciones del propio autor han hecho que algunos autores consideran que el autor podría haber padecido trastorno esquizoide de la personalidad.

10. Isabel de Baviera

Isabel de Baviera, también conocida como Sissí, fue una de las últimas grandes emperatrices de Europa, concretamente de Austria y Hungría.

Esta poderosa mujer, de gran inteligencia y cultura y conocida por su rebeldía, sufrió también graves desórdenes a lo largo de su vida.

La emperatriz, la cual tendría severas dificultades y conflictos con su familia política y con la excesiva pomposidad, conservadurismo y rigidez de la vida en la corte, sufrió frecuentes depresiones, especialmente tras la muerte de su hijo. Utilizaba cocaína como antidepresivo, algo habitual en la época.

Entre sus diversas alteraciones, una de las que resulta más destacada era la de sus problemas alimentarios. La emperatriz manifestaba una gran preocupación por mantener su peso bajo control, alimentándose de manera paupérrima y realizando extenuantes sesiones de ejercicio.

Se considera que sufría bulimia y anorexia nerviosa, algo que deterioró en gran medida su estado de salud y perjudicó su estado depresivo.

11. Edgar Allan Poe

Si pensamos en un autor especialmente conocido por sus cuentos de terror y novelas de estilo gótico, probablemente uno de los primeros nombres que nos vendrá a la mente será el de Edgar Allan Poe.

Este autor tuvo una vida difícil y tortuosa, marcada por las pérdidas, y sufrió profundas depresiones (especialmente tras la muerte de su esposa por tuberculosis), además de dependencia al alcohol y otras sustancias como el opio.

No se descarta la presencia de trastorno bipolar al haberse notificado cambios bruscos de estado de ánimo, si bien el viraje a manía era producido principalmente por el consumo de alcohol.

También se especuló durante su vida con la posible existencia de epilepsia. Su sufrimiento y malestar puede observarse en su obra, a menudo pesimista con la vida.

12. Howard Hughes

Howard Hughes es una figura histórica especialmente relevante en el ámbito de la aviación, siendo un pionero que diseñó e implementó una gran cantidad de mejoras que permitieron la creación y sirvieron de inspiración para la creación de de diversos tipos y modelos de aviones (de hecho, diseñó el mayor hidroavión de su época, si bien este no llegaría a ser empleado).

También fue un habilidoso aviador y posiblemente el hombre más rico de su generación (se le considera el primer billonario).

Tal y como queda expresado en la película que se basa en su vida, El aviador, este hombre sufrió un trastorno obsesivo compulsivo severo, con obsesiones y compulsiones vinculadas al miedo a los gérmenes.

13. Elvis Presley

El rey del rock también tuvo problemas de salud mental. Concretamente, este gran músico sufrió una importante adicción a diversas sustancias psicoactivas, como la cocaína, las anfetaminas y los barbitúricos, utilizados para tratar la depresión que padecía.

14. Nikola Tesla

Este importantísimo científico, especialmente conocido por su trabajo en el ámbito del electromagnetismo (gracias a los cuales podemos tener luz eléctrica mediante corriente alterna, al haber desarrollado el primer de inducción de este tipo de corriente) e inventor del generador que lleva su apellido, es también otro de los grandes personajes históricos que sufrió alteraciones psíquicas.

Concretamente, los datos existentes parecen indicar que hoy en día podría haber sido diagnosticado de trastorno obsesivo compulsivo o TOC, al parecer de tipo numerológico. Llevaba a cabo gran cantidad de conductas y rituales compulsivos, generalmente vinculados con el número tres y sus múltiplos.

También sufrió alucinaciones visuales, así como fobia a los gérmenes y a las joyas.

15. Winston Churchill

El archiconocido primer ministro británico, primer lord del almirantazgo y figura clave de las Fuerzas Aliadas durante la época de la Segunda Guerra Mundial (así como también premio Nobel de Literatura), también padeció uno de los trastornos mentales más frecuentes incluso en la actualidad: depresión mayor (en aquel entonces, melancolía).

A lo largo de toda su vida, este político sufrió diferentes episodios depresivos severos a los que él mismo denominó su “perro negro”, con el que tuvo que combatir a menudo. Asimismo, se refugiaba en el alcohol. Pese a ello, logró dirigir un país con un liderazgo firme en una época convulsa.

16. Edvard Munch

El pintor del famoso cuadro “El grito” es otra importante figura del mundo del arte que sufrió problemas mentales. Concretamente, fue hospitalizado en numerosas ocasiones por problemas como alcoholismo, problemas afectivos de tipo depresivo y alucinaciones.

El mismo Munch admitía que sus problemáticas formaban parte de él de su arte, e incluso realizó descripciones de las alucinaciones que padecía (el cuadro de “El grito” está inspirado en una).

El padecimiento exacto de este pintor es objeto de debate, pero principalmente se discute de la posible presencia de esquizofrenia (una enfermedad que se le diagnosticó a una de sus hermanas), de una depresión con síntomas psicóticos o bien de trastorno bipolar.

17. Ernst Hemingway

Uno de los grandes autores del siglo XX y ganador del Nobel de Literatura, Ernst Hemingway sufrió también un severo problema de salud mental. Concretamente, el autor de El viejo y el mar sufrió depresión mayor, desencadenada por diversos problemáticas a lo largo de su vida.

El autor intentó tratarse y se sometió a terapia electroconvulsiva, pero sin embargo en su caso no fue efectiva y además le provocó alteraciones de memoria. Finalmente se suicidó disparándose en la cabeza.

18. Vincent Van Gogh

Uno de los pintores más conocidos del postimpresionismo y de los que más se conoce la presencia de alteraciones psíquicas es Vincent Van Gogh. Este artista, autor de grandes cuadros como La noche estrellada o Los estibadores de Arlés, sufrió graves problemas mentales que le llevaron a arrancarse parte del lóbulo de una oreja tras una pelea con un conocido.

El pintor llegó a recluirse voluntariamente en varios hospitales psiquiátricos (por aquel entonces, manicomios).

Son muchos los diagnósticos que se le han asignado, algunos de ellos vinculando sus alteraciones a enfermedades médicas y otras achacándolas a trastornos como la epilepsia (la cual le fue diagnosticada), el alcoholismo o la esquizofrenia (se habla también de una psicosis intermitente).

Sin embargo, una de las explicaciones y diagnósticos que con más frecuencia se le relaciona es con la presencia de un trastorno bipolar.

19. Virginia Woolf

Esta gran escritora y crítica literaria de origen británico es conocida por romper con el realismo de su época para encontrar una forma de expresión centrada en el monólogo interior en el que lograr un equilibrio entre lo racional y lo irracional, por ser una de las figuras más relevantes del modernismo británico y por explorar y defender los derechos de la mujer (siendo una figura relevante del feminismo).

La autora de La señora Dalloway, Las olas o Orlando, entre otras obras, sufrió a lo largo de su vida numerosos episodios depresivos junto a otros episodios en que su ánimo viraba radicalmente: diferentes expertos consideran que esta importante figura sufría un trastorno bipolar.

20. John Nash

Uno de los personajes históricos más recientes (cuyo fallecimiento se produjo durante 2015) de esta lista es el premio Nobel de Economía de 1994, John Forbes Nash.

Este gran matemático de origen estadounidense, el cual fue galardonado por sus contribuciones en economía (entre ellos contribuyó en gran medida en la elaboración de la teoría de los juegos) y cuya historia inspiró la conocida novela y película Una mente maravillosa, fue diagnosticado inicialmente de paranoia y posteriormente con esquizofrenia paranoide en el Hospital McLean.

Este autor sentía que era víctima de una conspiración perpetrada por la Unión Soviética y los comunistas, y sufría alucinaciones auditivas. Durante un tiempo se consideró a sí mismo un mensajero, una figura religiosa a la que perseguían comunistas procedentes de la Unión Soviética y el Vaticano.

Tuvo también ideaciones en las que creía que los hombres con lazos rojos eran comunistas en su contra, así como de que el New York Times reflejaba mensajes alienígenas codificados, y tuvo diversos problemas por conductas consideradas erráticas y regresivas.

Tras varios tratamientos al parecer poco exitosos y según iba envejeciendo y luchando contra sus alucinaciones, delirios y otros síntomas, poco a poco fue logrando una recuperación parcial que permitió que volviera a trabajar en la investigación y la docencia e incluso abandonó el tratamiento (si bien a pesar de lo que la literatura parece mostrar, el mismo indicaba que no se sentía plenamente recuperado).

Las contribuciones científicas de este hombre fueron muchas, no solo en matemáticas sino también y es un símbolo de esperanza para muchas personas que ven en él un reflejo de que la enfermedad mental no tiene porqué imposibilitar el éxito.