Durante esta crisis desencadenada por la pandemia del coronavirus, no todos los problemas que surgen son de tipo médico o económico. También se ha generado el contexto propicio para que surjan trastornos psicológicos, dado que hay una combinación de factores negativos: ansiedad y estrés por la incertidumbre acerca de lo que pasará, miedo al contagio, riesgo de pérdida de seres queridos, limitación de las libertades, etc.

Uno de esos problemas de tipo psicológico a los que estos días se pueden ver expuestas muchas personas es el estrés postraumático, una alteración muy dañina que hace necesario acudir a terapia cuanto antes. En este artículo veremos en qué consiste el tratamiento del estrés postraumático, y cuáles son las características de este fenómeno psicopatológico relacionado con el trauma.

¿Qué es el TEPT?

El Trastorno por Estrés Postraumático, a veces conocido simplemente como "estrés postraumático" es una alteración psicológica que aparece en algunas personas que pasan por situaciones traumáticas, tal y como su nombre indica.

Aquí cabe señalar que no hay eventos que sean traumáticos en sí mismos, dado que un mismo evento puede serlo para una persona y no serlo para otra. Así, el trauma queda definido por si deja o no deja secuelas en la persona, y es siempre relativo: forma parte del individuo, no de la experiencia que genera este fenómeno psicológico.

¿Y cuáles son las situaciones que tienen más probabilidades de producir estrés postraumático en las personas? Normalmente se trata de eventos catastróficos o en los que hay violencia y que ocurren de manera más o menos rápida: accidentes de coche, abusos sexuales, una paliza, caer de un lugar alto, etc. También puede aparecer a raíz de la muerte repentina de un ser querido, algo que por desgracia es más frecuente durante las semanas de la crisis del coronavirus.

En todas estas situaciones, se produce una subida rápida de las cantidades de hormonas y neurotransmisores vinculados al estrés, dejando una "marca" en el sistema nervioso. La expresión de esa marca emocional es la base del trauma, y puede manifestarse de manera frecuente a lo largo de años, o incluso décadas, si no se le da tratamiento.

Síntomas

Entre los síntomas que resultan más representativos para entender el estrés postraumático, figuran los siguientes.

  • Tendencia a "revivir" el momento del trauma a través de flashbacks
  • Problemas para conciliar el sueño
  • Pesadillas
  • Irritabilidad
  • Sentimiento de culpa (por lo ocurrido en el pasado)
  • Miedo a sufrir los flashbacks", evitación de los lugares que los podrían desencadenar

El tratamiento del estrés postraumático al finalizar el confinamiento

El estrés postraumático puede llegar a producir síntomas muy intimidantes y emocionalmente dolorosos, especialmente en el caso de los flashbacks, que son experimentados de una manera muy vívida, como si aquello que produjo el trauma estuviese ocurriendo en el aquí y ahora. Sin embargo, por fortuna, es posible tratar esta psicopatología a partir de la psicoterapia.

Además, al contrario de lo que mucha gente piensa, es un proceso relativamente breve, de unos pocos meses de duración. Eso sí, se requiere compromiso con la asistencia a las citas con el psicólogo o psicóloga, y consistencia en la manera de aplicar al día a día los ejercicios planteados en estas sesiones.

Las principales herramientas y métodos que se utilizan en el tratamiento para superar el estrés postraumático son los siguientes.

1. Desensibilización sistemática

Esta es una de las estrategias más útiles para hacer que la persona deje de experimentar esos flashbacks tan estresantes. Consiste en ir "entrenando" al paciente en su capacidad para experimentar esos fogonazos de la memoria sin intentar bloquearlos o evitarlos, y realizando acciones que favorecen un estado de relajación. De esta manera, se rompe la asociación entre esos recuerdos y su carga emocional ansiógena.

2. Reestructuración cognitiva

Aunque la persona con estrés postraumático no lo note, probablemente su problema se ve reforzado, en parte, por creencias que ha interiorizado y que le impiden superar el trastorno. La reestructuración cognitiva sirve para desprenderse de esas creencias desadaptativas.

3. Entrenamiento en detección de pensamientos problemáticos

De manera complementaria a la reestructuración cognitiva, los psicólogos favorecemos que la persona se acostumbre a detectar pensamientos problemáticos vinculados al trastorno y sea capaz de neutralizar su influencia. Por ejemplo, los "cualquier cosa me hace llorar", "nadie puede quererme", etc.

¿Buscas psicoterapia?

En Psicólogos Majadahonda ponemos a disposición de cualquier persona con estrés postraumático nuestros servicios de psicoterapia presencial u online. Contamos con un equipo de psicólogas con muchos años de experiencia tratando problemas como el TEPT y las alteraciones vinculadas a la ansiedad en general, basando nuestro trabajo en los métodos de eficacia demostrada. Para saber más acerca de nuestro centro de psicología o ver sus datos de contacto, accede a esta página.

Referencias bibliográficas:

  • American Psychiatric Association (APA). (2013). Diagnostic and statistical manual of mental disorders (5th ed.). Arlington, VA: American Psychiatric Publishing.
  • Atwoli L., et. el. (April 2017). Posttraumatic stress disorder associated with unexpected death of a loved one: Cross-national findings from the world mental health surveys. Depression and Anxiety. 34 (4): pp. 315 - 326.
  • Kapfhammer, H.P. (2008). Therapeutic possibilities after traumatic experiences. Psychiatria Danubina. 20 (4): 532 - 545.
  • Markowitz, J.C.; Milrod, B.; Bleiberg, K., Marshall, R.D. (2009). Interpersonal factors in understanding and treating posttraumatic stress disorder. Journal of Psychiatric Practice. 15(2): pp. 133 - 40.
  • Organización Mundial de la Salud (1992). International Classification of Diseases and Health Related Problems, Tenth Revision (ICD-10). Ginebra, Suiza.