Las capacidades mentales que nos definen. Greg Williams.

Los seres humanos somos entes cuyo sistema nervioso nos permite llevar a cabo una gran cantidad de procesos mentales, los cuales a su vez permiten que dispongamos de una gran cantidad de habilidades cognitivas que utilizamos de manera adaptativa por tal de adaptarnos y sobrevivir.

De esta enorme cantidad de capacidades algunas nos son más fundamentales que otras. A lo largo de este artículo vamos a hacer referencia a alguna de las habilidades cognitivas más importantes.

Las habilidades cognitivas más importantes

Son muchas las hábil cognitivas de las que disponemos y que usamos constantemente para sobrevivir, en su mayoría incluso inconscientemente. Algunas de las quince más importantes son las siguientes.

1. Atención

Una de las habilidades cognitivas más básicas, la atención nos permite focalizar nuestros recursos cognitivos de tal manera que podemos operar y trabajar con ellos.

Dentro de ella atención podemos incluir capacidades tales como sostenerla, dividirla, alejarla de estimulación ya percibida anteriormente para ahorrar recursos cognitivos. También se incluyen las respuestas de orientación hacia estímulos salientes, permitiendo activarnos y reaccionar a posibles amenazas.

2. Memoria

Ser capaz de codificar, amanecar y recuperar la información es fundamental de cara a generar experiencias de aprendizaje que nos permitan desde adquirir una capacidad o habilidad concreta hasta operar mentalmente con la información o incluso generar recuerdos que formarán parte de nuestra historia.

Se incluyen la memoria de trabajo (fundamental para cualquier procesamiento de la información), la declarativa (incluyendo episódica) y la no declarativa, tanto a corto como a largo plazo.

3. Autoconciencia

Curiosamente poco considerada cuando pensamos en habilidades cognitivas, es una capacidad fundamental sin la cual no podríamos tener una identidad.

Se trata del hecho de ser capaces de reconocerse a sí mismos, de considerarse un ser propio independiente del resto del entorno. También permite que seamos capaces de tener y autogestionarse una historia personal y asentar y hacer significativo el aprendizaje.

4. Razonamiento

Esta habilidad ha sido siempre considerada sumamente importante, hasta el punto de que antiguamente se consideraba que era lo que nos separaba del resto de animales.

La capacidad de razonar nos permite sacar conclusiones de la observación de la realidad y actuar en consecuencia. Podemos incluir el razonamiento inductivo (pasar de los casos particulares a los axiomas generales), el razonamiento deductivo (deducir a partir de lo general como será el comportamiento de los casos particulares) y el hipotético-deductivo.

5. Motivación y fijación de metas

La motivación permite al ser humano adquirir y sentir la energía y el impulso necesarios para iniciar y mantener un curso de acción determinado, permitiéndonos fijar y perseguir activamente nuestras metas y objetivos. La ausencia total de motivación podría incluso hacer que no buscáramos alimentos o agua para sobrevivir.

6. Capacidad de asociación

Ser capaces de establecer relaciones entre diferentes acontecimientos es una capacidad fundamental no solo para el ser humano sino para cualquier tipo de ser vivo con capacidad para aprender. De hecho, es la base de cualquier tipo de aprendizaje.

7. Flexibilidad cognitiva

Si mantuviéramos siempre nuestra perspectiva y visión de las cosas no seríamos capaces de aprender no afrontar algo contrario a nuestra manera de entender la realidad. Ser flexibles nos permite ser capaces de adaptarnos a las nuevas condiciones y modificar nuestros esquemas en función a lo que la experiencia dicte.

También nos permite ser capaces de asumir diferentes perspectivas y entender las motivaciones y pensamientos ajenos, siendo de gran ayuda para la socialización.

8. Resolución de problemas

Profundamente vinculada a la anterior, la capacidad de utilizar los conocimientos adquiridos, organizarlos y vincularlas a la búsqueda de una solución a las problemáticas que nos encontramos.

9. Creatividad y pensamiento lateral

Generar nuevas estrategias más allá de la información y métodos de los que hasta ahora hemos dispuesto ha permitido evolucionar al ser humano, por ejemplo, contribuyendo a generar nuevas tecnologías, técnicas y procedimientos que nos permiten alcanzar nuestros objetivos o solucionar un problema de la manera más eficiente.

10. Percepción

La capacidad de percepción es algo que solemos dar por sentado, pero lo cierto es que podemos considerarla una de las habilidades cognitivas imprescindibles. Se trata de la capacidad de transformar las señales procedentes de los sentidos en información con la cual nuestro cerebro es capaz de trabajar para percibir de manera coordinada, por ejemplo, las distintas informaciones que constituyen una imagen o lo que nos está diciendo una persona

11. Inhibición y gestión de la conducta

Tan importante es hacer algo como el hecho de ser capaces de no hacerlo, o de inhibir nuestros patrones conductuales ya iniciados para hacer frente a nuevas informaciones o al cambio de estrategias en caso de que no estén siendo efectivas. Nos permite ahorrar tiempo y esfuerzo, cuando no directamente evitar peligros y poder adecuarnos al medio

12. Anticipación y planificación

El pasado es importante, pero es la capacidad de planificar y anticipar resultados lo que permite empezar a establecer planes y las acciones adecuadas para conseguir nuestros objetivos. Asimismo nos permite valorar riesgos y beneficios, así como las posibles consecuencias de nuestros actos.

13. Simbolización e interpretación

Algo fundamental para el ser humano es la capacidad para generar elementos que permiten representar una idea, así como la capacidad de valorar lo que implica una acción o símbolo determinado. Ello nos permite por ejemplo comunicarnos con nuestros semejantes y socializar, algo perentorio para una especie gregaria como la nuestra.

14. Lenguaje

Aunque más que una habilidad cognitiva podría considerarse una actividad o producto de esta, lo cierto es que el lenguaje es una capacidad fundamental a la hora de relacionarnos y transmitir información. No hablamos solo del habla sino también de la lectoescritura, los gestos o las expresiones.

15. Metacognición

Una habilidad cognitiva de gran relevancia es el hecho de ser capaz de valorar y pensar sobre la propia cognición. La metacognición permite tener en cuenta nuestras capacidades y conocimientos, analizar por ejemplo el tipo de información que nos falta para entender una situación o optimizar y mejorar nuestras capacidades.

Referencias bibliográficas:

  • Lycan, W.G., (ed.). (1999). Mind and Cognition: An Anthology, 2nd Edition. Malden, Mass: Blackwell Publishers.
  • Stanovich, Keith (2009). What Intelligence Tests Miss: The Psychology of Rational Thought. New Haven (CT): Yale University Press.
  • Von Eckardt, Barbara (1996). What is cognitive science?. Massachusetts: MIT Press.