Describimos las diferentes variantes de mapa que podemos encontrar. Unsplash.

Los diferentes tipos de mapas que existen dan cuenta de la complejidad de la organización territorial de los seres humanos y de las regiones que habitamos. Estos elementos relacionados con la cartografía pueden adoptar las formas más insospechadas, dependiendo de los criterios que hayan sido utilizados para diseñarlos.

En las próximas líneas veremos un resumen de las diferentes clases de mapas yendo más allá de la clasificación simple que distingue entre el mapa electrónico y el físico.

Los principales tipos de mapas

Aquí figura una clasificación de los tipos de mapas más conocidos.

1. Mapa político

Este es uno de los tipos de mapa en los que no se representan elementos físicos, sino que solo aparecen territorios políticos y sus límites: las fronteras. En ellos aparecen Estados o regiones con una cierta soberanía y autogobierno. Independientemente de la escala de lo que se quiere representar, ya sea una comarca o una organización supraestatal, se pone énfasis en las nociones de “dentro” y “fuera”.

En los casos en los que exista un conflicto territorial que cree discrepancias entre muchas partes involucradas, las fronteras pasan a ser representadas con líneas discontinuas, recurso de representación que muchas veces también se utiliza para marcar los bordes de las aguas territoriales de un país.

Por supuesto, como en un mapa político aparecen principalmente constructos teóricos, para realizar uno es necesario que existan ciertos consensos sobre los límites de cada entidad política representada.

2. Mapa geográfico

Siendo probablemente uno de los tipos de mapas más utilizados, intenta dar la información considerada más relevante en la mayoría de los casos en lo que respecta a los elementos físicos de un territorio, incluyendo representaciones a escala de superficies naturales o construidas por los seres humanos.

Normalmente, lo que se ve en uno de estos mapas es lo que se vería desde una perspectiva cenital si adoptásemos una perspectiva del espacio viéndolo desde un punto muy elevado. Se intenta alcanzar un buen nivel de realismo.

Por otro lado, el tamaño de aquello que se quiere representar puede variar mucho, yendo desde la superficie terrestre entera hasta la zona ocupada por un solo municipio.

3. Mapa topográfico

Este tipo de mapa se caracteriza por remarcar las diferencias de altura (expresadas en curvas de nivel) y en general el relieve de la superficie terrestre. También es frecuente utilizar patrones de coloración para marcar el espacio que ocupan las diferentes clases de accidentes geográficos.

4. Mapa geológico

Este tipo de mapa puede resultar similar al topológico, ya que en él se representan elementos naturales, pero en este caso no se pone tanto énfasis en el relieve y en la forma de la superficie terrestre, y se remarca más el tipo de minerales que componen el terreno. Esto último se expresa muchas veces utilizando iconos como simbología para los distintos minerales y formaciones naturales como manantiales, volcanes, vetas de minerales especiales, y similares.

Así, las variaciones del territorio que aparecen tienen que ver con las características de la distribución de minerales y la forma de las placas tectónicas. En general, se trata de dar una imagen tanto de lo que hay en la superficie como de lo que se encuentra bajo tierra.

5. Mapa climático

Es este caso, se trata de remarcar las diferencias climáticas entre regiones. Eso es hecho coloreando de una manera homogénea cada zona que comparte un mismo tipo de clima, en ocasiones creando zonas de solapamiento (en las que se mezclan varios colores utilizando patrones de franjas finas.

6. Mapa urbano

Los mapas urbanos ponen énfasis en los elementos propios de las zonas urbanizadas, es decir, las construcciones hechas por el ser humano y las vías de comunicación para peatones y vehículos, hasta el punto de que en muchos casos no aparece nada más que eso, exceptuando elementos naturales como costas y ríos.

Así pues, normalmente en ellos se representa solamente el espacio ocupado por una ciudad, distrito o barrio, todo a escala. El tipo de elementos gráficos utilizados para ello suelen ser sencillos y de estilo minimalista, en la mayoría de las ocasiones utilizando tan solo polígonos.

En ocasiones se utilizan cambios de color para señalar la presencia de diferentes tipos de espacios: centro antiguo, parques, playas, etc.

7. Mapa de tránsito

Esta es una variación del mapa urbano en la que se representa casi exclusivamente el trazado de las rutas de transporte público de una ciudad, de manera muy simplificada. Los recorridos de los autobuses, trenes, redes de metro, y tranvías son representados con líneas de colores, y las estaciones son marcadas para los principales medios de transporte.

8. Mapa meteorológico

Este es el soporte utilizado para mostrar cuáles son o van a ser los fenómenos meteorológicos en cada región, siendo representados con símbolos que representan lluvia, tormenta, nublado, etc. Como consecuencia, la representación del territorio suele ser simple, creada solo para que cada región pueda ser reconocida fácilmente sin necesidad de incluir más información no relacionada con la meteorología, algo que saturaría visualmente la imagen.

Referencias bibliográficas:

  • Cosgrove D. E. (ed.) (1999). Mappings. Londres: Reaktion Books.
  • O'Connor, J.J. y E.F. Robertson (2002).The History of Cartography. St. Andrews: St. Andrews University.