Veamos cómo es este test psicológico.

La evaluación psicológica incluye entre sus variantes la evaluación de la inteligencia, y esta ha sido especialmente importante en el ámbito de la infancia. Aquí hablaremos de la Batería de Evaluación para Niños de Kaufman.

Ésta evalúa no solo los conocimientos del niño, sino cómo procesa la información, es decir, su estilo de procesamiento, que puede ser secuencial o simultáneo. Vamos a conocer las características de la batería y qué componentes evalúa.

Batería de Evaluación para Niños de Kaufman: características

La Batería de Evaluación para Niños de Kaufman (Kaufman Assessment Battery for Children), también llamada K-ABC, fue diseñada por Kaufman y Kaufman en 1983.

Comprende una serie de tests que miden la inteligencia y el rendimiento académico. Se aplica a niños de entre 2,6 y 12,5 años, y su fundamento teórico se basa en modelos cognitivos y neuropsicológicos.

Esta batería se interesa por el estilo y tipo de procesamiento del sujeto más que por el resultado final. Es decir, se centra sobre todo en el procesamiento de la información.

Las subescalas que incluye la batería son cinco: procesamiento secuencial, procesamiento simultáneo, procesamiento mental, conocimiento y la escala no verbal. Vamos a conocerlas con detalle.

Escalas de la batería

La Batería de Evaluación para Niños de Kaufman incluye dos tipos de escalas globales. Veamos cuáles son.

1. Procesamiento mental

Mide el funcionamiento intelectual, es decir, el tipo de procesamiento de la información que utiliza el sujeto. Éste engloba dos tipos de procesamiento: el secuencial y simultáneo. La escala representa la integración de estos dos estilos de procesamiento.

Su medición proporciona una buena estimación global de la capacidad de procesamiento mental o inteligencia; según los propios autores, "la inteligencia es compleja y, probablemente, las conductas más inteligentes resultan de una integración de los procesos secuenciales y simultáneos".

1.1 Procesamiento secuencial

Mide la habilidad del niño para resolver problemas cuyos elementos le son presentados sucesivamente, uno tras otro. Los estímulos están relacionados temporalmente y de forma lineal con los precedentes. Este tipo de procesamiento se compone por tres subtest, y requiere habilidades analíticas, sucesivas o seriales.

1.2. Procesamiento simultáneo

Evalúa la habilidad del sujeto para sintetizar la información necesaria para resolver los problemas presentados. Los diferentes estímulos han de ser integrados y sintetizados, simultáneamente, para llegar a la solución adecuada.

Está formado por 7 subtest y requiere habilidades holísticas o gestálticas.

2. Conocimientos académicos

En esta escala se evalúan los conocimientos y habilidades adquiridas en la escuela o, de manera más informal, en el entorno. Es decir, está destinada a medir los conocimientos adquiridos y el nivel de aprendizajes escolares.

Escala no verbal

La batería también incluye una escala no-verbal para niños con dificultades auditivas o problemas de lenguaje. Esta escala está integrada por diferentes subtests de procesamiento secuencial y simultáneo. Los subtests se agrupan en tres bloques por edades:

  • Entre 2 y 4 años: incluye las tareas de reconocimiento de caras, movimientos de manos y triángulos.
  • A partir de 5 años: incluye las tareas de movimientos de manos, triángulos, matrices análogas y memoria espacial.
  • Entre 6 y 12 años: incluye las tareas de movimientos de manos, triángulos, matrices análogas, memoria espacial y series de foto.

La escala no verbal puede ser administrada a través de gestos, empleando un mínimo de consignas verbales; además, es respondida también mediante gestos.

Puntuaciones e interpretación

La batería usa puntuaciones CI (Coeficiente Intelectual). Para tener una idea orientativa en relación a sus puntuaciones, un CI menor de 85 es indicativo de alteración (sería 1 desviación típica por debajo de media).

Cada ítem de la Batería de Evaluación para Niños de Kaufman se puntúa con 0 ó 1. Por otro lado, no existe ninguna bonificación o “plus” por responder rápidamente, aunque sólo hay una única prueba con tiempo determinado de respuesta, la de triángulos. Tampoco se obtienen puntos si un ítem se responde o resuelve de forma parcial.

En la adaptación española del test, el manual ofrece tablas que permiten transformar la puntuación directa en puntuaciones escalares, centiles y edades equivalentes.

Por otro lado, los subtest de la escala de procesamiento mental tienen una media de 10 y una desviación típica de 3; en cambio, los de la escala de conocimientos académicos, tienen una media de 100 y una desviación típica de 15. Además, las escalas de procesamiento mental, secuencial y simultáneo también tienen una media de 100 y una desviación típica de 15.

K-BIT de Kaufman

Además de la Batería de Evaluación para Niños de Kaufman, existe otra batería orientada a realizar un primer screening, de rápida aplicación y fácil corrección. Mide dos tipos de inteligencia: la verbal y la no verbal.

Su edad de aplicación es a partir de los 4 años y hasta los 90. Este test es una excelente medida de la inteligencia general, que incluye dos subtest:

  • Vocabulario: vocabulario expresivo y definiciones.
  • Matrices: dibujos y figuras abstractas (eliminan la influencia cultural).

Referencias bibliográficas:

  • Kaufman, A. & Kaufman, N. (1997). Batería de Evaluación de Kaufman para Niños [Battery of evaluation of Kaufman for children]. Madrid: TEA.
  • Cohen, R.J., Swerdlik, M.E. (2002) Pruebas y evaluación psicológicas. McGraw-Hill. Madrid.
  • Matos, M.A. y Mustaca, A.E. (2005). Análisis comportamental aplicado (ACA) y trastornos generalizados del desarrollo (TGD): su evaluación en Argentina. INTERDISCIPLINARIA, 22,(1), 59 - 76.
  • Amador, J.A., Forns, M. y Kirchner, T. (2006). La batería de evaluación para niños de Kaufman: K-ABC. Documento de trabajo. Facultad de Psicología - Universidad de Barcelona