La psicoterapia puede ser aplicada a todo tipo de personas, pero sus métodos y objetivos varían, entre otras cosas, dependiendo de la franja de edad a la que pertenezca el o la paciente.

Esto resulta especialmente importante en el caso de los servicios de apoyo psicológico para niños y niñas, ya que en los primeros años de vida se producen cambios muy rápidamente tanto en lo físico como en lo mental y lo social, y la intervención psicológica debe ser sensible a esta realidad. Si a ello le sumamos el hecho de que la infancia es una etapa en la que se necesita de una especial atención y apoyo, no sorprende que la terapia para niños y niñas sea uno de los servicios más demandados en el ámbito de la psicología.

En este artículo encontrarás un resumen de los beneficios más importantes que aporta la psicoterapia infantil, una manera de conocer su potencial.

¿Cuáles son los principales beneficios de la psicoterapia infantil?

Tal y como su nombre indica, la psicoterapia infantil es el tipo de terapia psicológica utilizada para atender a quienes están pasando por la etapa de la infancia.

1. Es una guía para el desarrollo de su identidad

En la infancia, somos especialmente sensibles a las etiquetas y los adjetivos que nos ponen los demás: muchas veces, llegamos a creérnoslos tanto que nos limitan. Para permitir que los pequeños descubran su potencial en diferentes áreas de la vida, la terapia infantil les da herramientas para explorar su identidad y sus capacidades sin depender del punto de vista de los demás.

2. Ofrece apoyo y asesoramiento a los padres

La crianza y la educación no es fácil, sobre todo si no se tiene experiencia en ello. En este sentido la psicoterapia infantil resulta muy útil, porque en ella los padres y madres cuentan con el asesoramiento de un psicólogo que les da pautas adaptadas a su caso.

3. Es un lugar en el que aprender a expresar emociones

Los pequeños no nacen sabiendo canalizar sus sentimientos y emociones de una manera adecuada teniendo en cuenta el contexto en el que están en cada momento. En este sentido, la terapia infantil es útil para que puedan desarrollar su inteligencia emocional, de manera que se les dé mejor tanto identificar sus emociones, como expresarlas del modo más constructivo posible.

4. Les ofrece una estructura para organizarse

En comparación con los adultos, los niños y niñas tienen una mayor propensión a comportarse según los incentivos a corto plazo. En la psicoterapia infantil se les ayuda a estructurar patrones de comportamiento con objetivos puestos tanto en el corto plazo como en el medio y largo plazo, de modo que no se limiten a ceder a sus impulsos.

5. Les ayuda a convivir y a gestionar conflictos

Otra de las áreas importantes de intervención en terapia infantil tiene que ver con la gestión de los conflictos y la toma en consideración de los intereses del resto. Aunque el grado en el que lo puedan lograr depende mucho de su edad, en estas sesiones se trabaja para que partiendo de su grado de desarrollo, no se centren solo en sus deseos, lo cual además les protegerá de la frustración.

6. Les ayuda a desarrollar resiliencia y estrategias de afrontamiento

Sobre todo en los casos en los que los pequeños sufren enfermedades o presentan trastornos psicológicos, es importante que puedan desarrollar habilidades psicológicas vinculadas a la capacidad de resiliencia, incluso aunque su condición no sea crónica. Sin embargo, hay que tener claro que la terapia infantil no solo se aplica a los casos en los que hay patologías físicas o mentales.

¿Buscas apoyo psicoterapéutico para niños y niñas?

Si te interesa que tu hijo o hija asista a terapia infanto-juvenil, ponte en contacto con nosotros. En Avance Psicólogos contamos con más de dos décadas de experiencia en el ámbito de la asistencia psicoterapéutica, y en la actualidad atendemos a personas de todas las edades. Además de terapia psicológica individualizada, ofrecemos servicios en neuropsicología, psiquiatría, coaching, terapia familiar y terapia de pareja. Nos encontrarás en Madrid.

Referencias bibliográficas:

  • Berk, L. E. (2012). Infants and children: Prenatal through middle childhood (7 ed.). Allyn & Bacon.
  • Taylor, L.C., Clayton, Jennifer D., Rowley, S.J. (2004). Academic Socialization: Understanding Parental Influences on Children's School-Related Development in the Early Years. Review of General Psychology. 8 (3): 163 - 178.
  • Vidales, I. (2004). Psicología general. México: Limusa.
  • Yamagata-Lynch, L.C (2010). Activity Systems Analysis Methods: Understanding Complex Learning Environments. New York, NY: Springer Science.
  • West-Eberhard, Mary Jane (2003). Developmental plasticity and evolution. Oxford University Press.