Una explicación sobre la estructura de la inteligencia. Unsplash.

En psicología diferencial, los modelos de la inteligencia se pueden dividir en dos: factoriales (jerárquicos) o multifactoriales (consideran la inteligencia como un conjunto de aptitudes independientes entre sí).

En este artículo analizaremos con detalles un modelo jerárquico, el Modelo de Inteligencia de Burt. Cyrill Burt se basó en la teoría de Charles Spearman y agregó algunos cambios. Para explicar la inteligencia, Burt establece cuatro factores primarios y una inteligencia general que los engloba (factor G).

Modelo de inteligencia de Burt: características

Las teorías jerárquicas de la inteligencia dividen sus componentes en (de más específico a más general): factores específicos (tests concretos), factores de grupo menor, factores de grupo mayor y finalmente, en la cúspide de la “pirámide”, encontramos el conocido factor G.

Cyrill Burt (1883–1971) fue un psicólogo inglés que hizo contribuciones a la psicología educativa y a la estadística. Fue uno de los discípulos o sucesores más aventajados de Charles Spearman (1863 – 1945). Su modelo de inteligencia es una síntesis de los trabajos realizados por sus antecesores, e influyó en los trabajos de Cattell y Vernon.

Desarrolló el llamado Modelo de inteligencia de Burt, un modelo jerárquico de la inteligencia, donde estableció diferentes niveles, “eslabones” o factores organizados jerárquicamente. Se centró en la existencia de una estructura formada por cuatro factores primarios y una inteligencia general que los subsume.

El Modelo de Inteligencia de Burt es un modelo estructural que parte de un ordenamiento jerárquico de los factores de inteligencia. Defiende la supremacía de las variables genéticas para explicar las diferencias en inteligencia.

Teoría de Burt

Burt desarrolla su teoría a través de una hipótesis que establece en 1945, donde postula unas diferencias en el desarrollo intelectual. Según él, a nivel intelectual, de forma gradual se alcanza la estructura jerárquica de la inteligencia, donde todas las aptitudes ocupan un lugar concreto. Estas aptitudes se distribuyen desde un nivel de indiferenciación (g) hasta un nivel detallado de especialización (s).

Así, en 1949 aparece el Modelo de Inteligencia de Burt desarrollado. En él reconoce la existencia de 18 factores de grupo situados por debajo del factor de inteligencia general “g”, en diferentes niveles jerárquicos.

Burt establece que existe un factor “g” indudable, ya que las correlaciones entre los tests cognitivos son positivas, pero no son jerárquicas porque hay factores que son comunes a ciertos tipos de tests pero no a todos.

Estructura de la inteligencia

En el Modelo de Inteligencia de Burt, el autor organiza la estructura de la inteligencia en 5 niveles cada vez más complejos, que van desde la captación de estímulos hasta su procesamiento y vinculación con otros elementos cognitivos (como veremos en el siguiente punto).

Según C. Burt, la inteligencia es la capacidad general cuya estructura es un sistema jerárquico de niveles mentales. Como hemos visto, Burt fue sucesor de Spearman, y completa el modelo de este último con otros dos factores: factores de grupo y factores accidentales.

Diferencias y similitudes con Charles Spearman

Como hemos visto, Burt acepta de Spearman la idea de la existencia de una capacidad universal (a la que llama Inteligencia General). Su factor G o Inteligencia General, en cambio, es de índole práctica y no intelectual.

Además, el Modelo de Inteligencia de Burt se diferencia del de Spearman en que da importancia a una serie de factores de grupo que se encontrarían entre el factor “g” y los factores “s” de Spearman.

La existencia de estos factores de grupo coincide con los datos aportados por los estudios evolutivos que mostraban que de una inteligencia informe se generaban un conjunto de aptitudes más específicas hasta el desarrollo de habilidades o destrezas muy específicas de ciertas tareas.

Niveles jerárquicos

Los niveles jerárquicos que se establecen en el Modelo de Inteligencia de Burt, son niveles propios de los procesos mentales.

Estos niveles se diferencian por su grado de especificidad, su contenido y las operaciones que incluyen. Son los siguientes (ordenados de más complejos, generales o jerárquicos a menos):

1. Factor general

Empezamos por el nivel más general (el quinto nivel). Se trata del factor G de Spearman, es decir, la inteligencia general. Este factor permite, incluye y engloba los otros cuatro niveles. Además, influye y repercute en ellos.

2. Relación

Son los procesos relacionales que ponemos en práctica en nuestros razonamientos. Incluyen los diferentes procesos que nos permiten coordinar y gestionar los diferentes procesos mentales.

3. Asociación

Son los procesos asociativos relacionados con la memoria y la formación de hábitos. Es decir, incluyen las capacidades de asociación, y nos permiten además de relacionar elementos, reconocerlos, memorizarlos y formar hábitos con ellos.

4. Percepción

Se trata de procesos cognitivos complejos relacionados con la percepción y la coordinación de movimientos. Estos procesos permiten el paso a la cognición de la información captada.

5. Sensación

Es el nivel más básico y simple. Incluye las diferentes capacidades o aptitudes sensoriales y motrices básicas de las que disponemos.

Referencias bibliográficas:

  • Andrés Pueyo, A. (1997). Manual de Psicología Diferencial. Madrid: McGraw-Hill.
  • Carbajo, M.C. (2011). History of intelligence in relation to the older people. Revista pedagógica, 24, 225–242.
  • Sánchez Elvira Paniagua, A. (2005). Introducción al estudio de las diferencias individuales. Madrid: Ed. Sanz y Torres. 2ª Edición.