Las proteínas (y los aminoácidos) son uno de los macronutrientes que gozan de mayor popularidad en la actualidad, en gran parte porque los alimentos ricos en estas moléculas forman parte de muchas dietas pensadas para perder peso (dietas hipercalóricas).

Pero dejando de lado sus beneficios en la pérdida de peso y la mejora de la estética corporal, las proteínas son una de las bases de todo proceso vital, ya que son absolutamente necesarias para nuestro organismo y sus funciones son varias: permiten a las células defenderse de agentes externos, controlan y regulan funciones dentro de nuestro cuerpo, reparan daños...

Aminoácidos importantes para los humanos

Las unidades con las que se construyen las proteínas son los aminoácidos (AA), y a pesar de que existan cientos de aminoácidos que juegan un papel importante en la naturaleza, solamente hay 20 que forman parte de las proteínas (aminoácidos proteicos o canónicos).

Sin embargo, también existen otros AA, conocidos como no proteicos, que juegan un papel determinante para el ser humano y que tienen función propia, por ejemplo el GABA. 

Qué son los aminoácidos no esenciales

Los aminoácidos canónicos son la materia prima de las proteínas, pero éstos pueden clasificarse de dos maneras: los esenciales y los no esenciales. La principal diferencia entre estos tipos de aminoácidos es que algunos de ellos los sintetiza el cuerpo humano y los otros no, por lo que es necesario conseguirlos a través de la dieta.

Los primeros son los aminoácidos no esenciales, mientras los segundos son los aminoácidos esenciales. Los aminoácidos no esenciales son igual de importantes que los esenciales. pues participan en la construcción de músculos fuertes, así como en el mantenimiento de un cerebro sano y productivo.

Tabla de aminoácidos

En las siguientes líneas puedes encontrar los 20 aminoácidos (esenciales y no esenciales) que forman parte de los proteínas, y te explicamos cuáles son sus funciones y sus características.

aminoacidos.jpg

Tipos de aminoácidos esenciales

Los aminoácidos proteicos que no sintetiza el cuerpo y, por tanto, deben ser ingeridos a través de la dieta son los siguientes.

1. Fenilalanina

Estos aminoácidos se asocian a la sensación de bienestar, pues son reguladores de la endorfinas. Entre sus funciones más destacadas se encuentran la reducción del exceso de apetito y la minoración del dolor.

La fenilalanina también está implicada en la síntesis de las catecolaminas adrenalina, dopamina y noradrenalina, por lo que promueve el estado de alerta, mejora la memoria y el aprendizaje e incrementa la vitalidad. Los suplementos que contienen este aminoácido pueden utilizarse para mejorar los síntomas de Parkinson, vitiligo, dolor crónico o para el tratamiento integral de la depresión.

2. Isoleucina

El déficit de este aminoácido parece estar implicado en algunos trastornos mentales y físicosdepresión, alteraciones de la conducta, disminución de la masa muscular, etc. Este AA es esencial para la formación de hemoglobina y tejido muscular, y estabiliza y regula el azúcar en la sangre y los niveles de energía. Además, ayuda en la curación de las heridas, la piel y los huesos.

3. Leucina

Es uno de los 3 aminoácidos de cadena ramificada (BCAA) junto a la isoleucina y valina, que están implicados en la síntesis proteica. Es un potente estimulador de la insulina, es necesario para la cicatrización de las heridas y la curación de huesos. Modula la liberación de encefalinas, que son analgésicos naturales.

4. Lisina

Inhibe el desarrollo de los virus dentro del organismo y, como resultado, se utiliza en el tratamiento de los Herpes, así como los virus asociados con el síndrome de fatiga crónica. La lisina participa en la síntesis de L-carnitina junto a la vitamina C.

También ayuda a formar colágeno, el tejido conectivo presente en los huesos, ligamentos, tendones y articulaciones. Favorece la calcio y, por tanto, es esencial para los niños, ya que es fundamental para la formación ósea. También participa en la producción de hormonas y disminuye los niveles séricos de triglicéridos.

5. Treonina

La treonina es necesaria para la formación de colágeno y ayuda en la producción de anticuerpos. También es necesaria para el funcionamiento normal del tracto gastrointestinal y puede convertirse en glicina. un neurotransmisor del sistema nervioso central.

6. Triptófano

Uno de los aminoácidos más conocidos por los psicólogos, puesto que está implicado en la síntesis de serotonina y melanina. Por tanto, participa activamente en la mejora del estado de ánimo y ayuda a mejorar la calidad del sueño.

7. Valina

Este aminoácido compite con la tirosina y el triptófano al cruzar la barrera hematoencefálica. Cuanto más alto es el nivel de valina, más bajos son los niveles de los otros dos AA en el cerebro. La valina es absorbida de forma activa y es utilizada directamente por el músculo como fuente de energía, por tanto no es procesado por el hígado antes de entrar en el torrente sanguíneo.

El déficit de valina provoca que los demás aminoácidos (y proteínas) sean absorbidos en menor cantidad por el tracto gastrointestinal.

8. Arginina

La arginina es esencial para la actividad normal del sistema inmune y para la cicatrización de heridas. También participa en la liberación de la hormona del crecimiento e incrementa la liberación de de insulina y glucagón. Es precursor de GABA, disminuye el tamaño de los tumores y es necesaria para la espermatogénesis.

9. Histidina

Útil en el tratamiento de la anemia debido a su relación con la hemoglobina. Es precursor de la histamina y por tanto se ha empleado para tratar la alergia. Ayuda a mantener el pH adecuado de la sangre y también se ha utilizado para tratar la artritis reumatoide.

10. Metionina

Participa activamente en la descomposición de grasas y permite reducir el colesterol en la sangre. Ayuda a prevenir trastornos del cabello, piel y uñas. Es antioxidante y participa en la síntesis de ARN y ADN.

Aminoácidos no esenciales

Los aminoácidos esenciales, es decir, los sintetizados por el organismo humanos, son los siguientes.

11. Ácido aspártico

El ácido aspártico aumenta la resistencia y el rendimiento físico y es bueno para la fatiga crónica. Es uno de los los dos principales aminoácidos excitatorios, el otro es el ácido glutámico). Ayuda a proteger el hígado, participa en el metabolismo del ADN y del ARN y mejora el sistema inmunológico.

12. Ácido glutámico

Otro de los aminoácidos excitatorios, junto con el anterior, por lo que comparten muchas de las funciones. Mejora el rendimiento físico y la reduce la fatiga. Es esencial para la síntesis de ADN y del ARN y ayuda a proteger el organismo y mejora el sistema inmunológico.

13. Alanina

La alanina es importante para el crecimiento muscular y es una gran fuente de energía para el músculo. Interviene en el metabolismo del azúcar, aumenta el sistema inmunológico mediante la producción de anticuerpos y es esencial para el tejido conectivo.

14. Asparagina

La asparagina es la unión de ácido aspártico con ATP (trifosfato de adenosina). Está implicada en el proceso de memoria a corto plazo, ayuda a eliminar el amoniaco del cuerpo, disminuye la fatiga y participa en la síntesis de ADN.

15. Cisteína

La cisteína es un antioxidante y protege contra la radiación, la contaminación, la luz ultravioleta y otros fenómenos que causan la producción de radicales libres. Actúa como “detox” natural, y es esencial para el crecimiento, mantenimiento y reparación de la piel y el cabello. Es precursor del aminoácido taurina y del sulfato de condroitina. Este último es el principal componente del cartílago.

16. Glicina

Forma parte de la estructura de la hemoglobina, y es uno de los dos principales neurotransmisores inhibitorios del sistema nervioso (el otro es GABA). También forma parte de los citocromos, que son enzimas involucradas en la producción de energía. Participa en la producción de glucagón, que ayuda al metabolismo del glucógeno.

17. Glutamina

La glutamina es precursor de dos de los neurotransmisores más importantes del SNC: el glutamato y el GABA. Permite mantener los niveles normales y constantes de azúcar en la sangre y está involucrado en la fuerza muscular y la resistencia. Esencial para la función gastrointestinal.

18. Prolina

Componente esencial del cartílago, y por tanto es clave para la salud de las articulaciones, tendones y ligamentos. Ayuda a mantener el corazón fuerte. El principal precursor de la prolina es el glutamato. Una de sus funciones más destacadas es que mantiene la piel y las articulaciones saludables.

19. Serina

Participa en la mejora del sistema inmunológico ayudando en la producción de anticuerpos e inmunoglobulinas y participa en el desarrollo de vaina de mielina. La serina es necesaria para el crecimiento y mantenimiento del músculo.

20. Tirosina

La tirosina es un aminoácido precursor de la hormona tiroxina, que está implicada en los procesos metabólicos. También es precursor de la hormona del crecimiento y de los neurotransmisores dopamina, norepinefrina, epinefrina (adrenalina) y serotonina, por lo que mejora el estado de ánimo, el sueño, la claridad del pensamiento, la concentración y la memoria.