Conflictos frecuentes en relaciones de pareja, y soluciones en terapia

Estos son los principales tipos de conflictos que aparecen en las relaciones de pareja.

Ester Fernández

Ester Fernández

Conflictos frecuentes en relaciones de pareja, y soluciones en terapia

Una relación de pareja es una experiencia que influye directa o indirectamente a prácticamente todos los aspectos de la vida. Claramente, esto es positivo, porque el apoyo emocional y físico se plasma en muchos aspectos del día a día. Sin embargo, eso también significa que los conflictos en las relaciones de pareja pueden llegar desde muchas direcciones.

En este artículo veremos cuáles son los principales tipos de conflictos en una relación de pareja, y varias formas de intervención utilizadas en terapia de pareja para darles solución.

Tipos de conflictos frecuentes en las relaciones de pareja

Los principales tipos de conflictos tratados en la terapia de pareja pueden ser agrupados en estas categorías.

1. Celos en la relación de pareja

Los celos están entre las fuentes de malestar más frecuentes en quienes experimentan problemas en sus relaciones de pareja, sobre todo entre la gente joven. Esta clase de problemas se alimentan de las inseguridades personales, de las ganas de controlar unilateralmente lo que ocurre en la relación, por los roles de género, y otros aspectos que a menudo actúan combinándose entre sí.

2. Falta de tiempo juntos

La mala organización y gestión del tiempo hace que muchas parejas apenas puedan pasar unas pocas horas a la semana en la compañía del otro. Esta falta de tiempo de calidad juntos suele ser un problema en sí mismo, y además actúa como un catalizador de todos los potenciales factores de incomodidad en esa relación.

3. Diferencias en cuanto a planes de futuro

Aunque en el día a día la experiencia de la vida en pareja está centrada en el presente, es inevitable que de vez en cuando se piense en las implicaciones de seguir en esa relación a largo plazo, y el modo en el que eso encaja con las expectativas que cada uno tiene sobre lo que quiere hacer con la propia vida. Y cuando se detectan desajustes en esto, aparecen la angustia y la inseguridad acerca de si la relación tiene futuro.

Por ejemplo, el grado en el que se quiere tener hijos o hijas puede llegar a sembrar la discordia si hay diferencias significativas en las preferencias de cada uno; lo mismo ocurre con todo lo relacionado con a dónde se quiere vivir, el nivel de ingresos del que se quiere disponer llegado cierto punto de la vida.

4. Problemas en la asignación de tareas del hogar

Este tipo de conflictos con frecuencia están basados en los roles de género: las mujeres tienden a sentir una mayor presión por encargarse “por defecto” de las tareas del hogar. Sin embargo, estas asimetrías pueden producirse en cualquiera de las dos direcciones en las parejas heterosexuales, y el malestar es especialmente intenso cuando a esto se le suma el estrés laboral y la falta de tiempo para descansar.

5. Falta de confianza por infidelidades

Las infidelidades casi siempre dan lugar a una profunda brecha en las dinámicas afectivas y de convivencia, generando una crisis de pareja. El aspecto fundamental de estas crisis suele ser la falta de confianza en el otro, la idea de que ya no merece la pena seguir implicándose en la relación.

6. Diferencias en el grado en el que se piensa en uno mismo o en la relación

Si una de las personas tiende claramente a pensar más en sí misma que la otra en todo lo relativo a la vida en pareja, es esperable que surjan conflictos. Esto ocurre a través de la cotidianidad; por ejemplo, al olvidar aspectos relevantes que la otra persona ha explicado durante la comida, al no recordar una anécdota juntos que en su momento fue especial, etc.

7. Problemas en la relación con los familiares de la otra persona

Este tipo de conflictos con terceros pueden generar otro conflicto dentro de la relación, debido a la tensión de tener que posicionarse ante discusiones, ante compromisos familiares, etc.

8. Temas tabú en el ámbito íntimo y sexual

Aunque lo esperable en una relación de pareja sea la confianza y la intimidad, esto no siempre llega a todos los aspectos de la vida; el miedo a hablar de tiempos temas relacionados con la sexualidad y la desnudez ante el otro puede alimentar las inseguridades y el hábito de evitar ciertos temas.

Estrategias utilizadas en terapia de pareja

A la hora de ayudar a las personas a solucionar esta clase de conflictos, la terapia de pareja cuenta con varios recursos y estrategias. Estos son los más utilizados.

1. Uso de técnicas de gestión de discusiones

Las discusiones no tienen por qué significar luchar; también pueden ser una manera de solucionar problemas existentes desde antes, alcanzando un terreno común en el que los intereses de ambos quedan respetados.

2. Entrenamiento en técnicas de asertividad

La asertividad nos ayuda a no dejarnos nada importante en el tintero y a expresar cómo nos sentimos siempre que eso sea importante, y a pesar de saber que eso puede molestar a quien escucha. La clave está en lograr un equilibrio entre la defensa del propio punto de vista y el respeto por el otro y la empatía con él.

3. Uso de autorregistros

Estos diarios personales de emociones sirven para potenciar el autoconocimiento y aprender a gestionar mejor los propios sentimientos (y la manera de canalizarlos).

4. Reorganización de valores y de prioridades

Lograr ordenar los propios pensamientos e intereses resulta clave para no hacer que nuestras dudas e inseguridades obstaculicen el desarrollo de la relación de pareja, teniendo en cuenta que en ella siempre deben existir una serie de compromisos.

5. Entrenamiento en la expresión de sentimientos positivos

Esto permite que todo aquello que hace de la relación de pareja un contexto agradable quede manifiesto; no solo es importante ver aspectos positivos en el otro, también hay que hacerlo saber sin miedo a exponerse de esta manera.

6. Detección de pensamientos y conductas problemáticas

Mediante le trabajo conjunto e individual, se logra que las personas detecten a tiempo aquellos patrones de comportamiento recurrente que indican una mala gestión de las expectativas y de la percepción del otro. Esto sirve mucho ante los casos de celos, por ejemplo.

¿Te interesa contar con ayuda psicológica profesional?

Ester Fernández

Ester Fernández

PSICOLOGA - COACH . Colegiada 16900

Profesional verificado

Barcelona

Terapia online

¿Buscas asistencia psicológica para solucionar problemas de pareja?

Si te interesa iniciar un proceso de terapia de pareja, ponte en contacto con nosotros. En Psicoconsulting trabajamos ofreciendo estrategias y técnicas que permiten aprender nuevas formas de relacionarse, de comunicarse y de gestionar las emociones y su impacto en el vínculo afectivo y la convivencia.

Además, trabajamos ofreciendo psicoterapia individualizada para superar problemas como los trastornos de ansiedad, la baja autoestima, la gestión del tiempo, la regulación de los impulsos, y más. Puedes encontrarnos en nuestra consulta situada en Barcelona, o aprovechar la modalidad de terapia online que ofrecemos.

Referencias bibliográficas:

  • Blow, A.J. & Hartnett, K. (2005). Infidelity in Committed Relationships II: A Substantive Review. Journal of Marital and Family Therapy, 31: pp. 217 - 233.
  • Dattilio, F.M. & Padesky, C.A. (2004). Terapia Cognitiva con parejas. Bilbao: Editorial Desclée De Brouwer.
  • Mathes, E. (1991). A Cognitive Theory of Jealousy. The Psychology of Jealousy and Envy. New York: Guilford Press.
  • Shackelford, T.K.; Voracek, M.; Schmitt, D.P.; Buss, D.M.; Weekes-Shackelford, V.A.; Michalski, R.L. (2004). Romantic jealousy in early adulthood and in later life. Human Nature. 15 (3): 283 - 300.
Ester Fernández

Ester Fernández

Centro de Psicología

Barcelona

Terapia online

Ester Fernández es psicóloga y Directora de PsicoConsulting Empresarial, centro de psicología ubicado en Barcelona. Ofrece servicios de asistencia psicológica a pacientes y asesoría y selección de personal para empresas, partiendo de más de una década de experiencia en estos ámbitos.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados