Un repaso a las características de este medicamento.

La ansiedad es junto a la depresión uno de los problemas a nivel psicológico más frecuentes a nivel mundial. Nuestro estilo de vida puede llegar a provocar una profunda activación y reacción tanto de la mente como del cuerpo. Esta ansiedad puede ser una mera molestia temporal para algunos, pero otros pueden hallarse ante un obstáculo invalidante contra el que no se ven capaces de luchar.

Afortunadamente existen diversas terapias para ayudar a gestionarla y disminuir su afectación, tanto a nivel de psicoterapia como a nivel farmacológico. Entre estas últimos podemos encontrar uno de los fármacos ansiolíticos más conocidos a nivel general por la población: el Orfidal.

A lo largo de este artículo vamos a ver qué es este fármaco, como funciona y para que se prescribe, además de sus posibles efectos secundarios y contraindicaciones.

¿Qué es Orfidal?

Recibe el nombre de Orfidal uno de los psicofármacos más populares y utilizados el cual forma parte del grupo de medicamentos con efecto psicoactivo conocidos como ansiolíticos, y dentro de estos de las benzodiacepinas. El principal principio activo de este fármaco es el Lorazepam: en realidad Orfidal es uno de los nombres comerciales que tiene dicha sustancia.

Como benzodiacepina que es, el Orfidal es un fármaco principalmente prescrito como ansiolítico y se considera también un hipnótico-sedante, además de presentar efectos a nivel de relajación muscular y como anticonvulsivo. Se trata de un fármaco de gran eficacia, si bien también tiene cierto potencial adictivo y puede generar algunos efectos secundarios.

Este medicamento forma parte de las benzodiacepinas de vida intermedia, lo que implica que permanece en el organismo durante un periodo de tiempo de entre doce y veinticuatro horas y sus efectos permanecen vigentes de manera relativamente prolongada a lo largo del día.

Mecanismo de acción

El funcionamiento del Orfidal, cuyo principio activo es como hemos dicho el Lorazepam, se basa principalmente en un mecanismo de acción en el que el fármaco ejerce un papel de agonista indirecto de los receptores de ácido gamma-aminobutírico tipo A.

Dicho de otra manera, Orfidal actúa a nivel neuronal favoreciendo e incrementando la actividad de uno de los neurotransmisores cerebrales que mayor papel tienen a la hora de inhibir o disminuir la activación neuronal, el GABA. Es el incremento de este último lo que hace que disminuya la clínica ansiosa y genera efectos de relajación y sedación. El efecto es especialmente relevante en el sistema límbico, la principal área del cerebro que rige la esfera emocional, así como también diferentes regiones de la corteza las cuales permite el procesamiento de la información y el razonamiento.

La utilidad de este fármaco es enorme y presenta gran efectividad, con la ventaja de que por lo general no suele generar efectos secundarios excesivamente invalidantes y permiten seguir con nuestro día a día con normalidad.

Indicaciones terapéuticas: ¿en qué trastornos se usa?

La principal indicación de Orfidal o cualquier fármaco con el mismo principio activo es fundamentalmente el tratamiento de la ansiedad a corto plazo, independientemente de si existe o no un trastorno de la ansiedad o si estamos ante una reacción a un estímulo o situación concreta. Eso sí, este fármaco solo debe usarse ante situaciones de gran estrés y angustia (con indicación médica), dado que también tiene sus desventajas y riesgos.

Además de ello, como hipnótico-sedante que es también resulta especialmente útil a la hora de realizar un tratamiento farmacológico para el insomnio o para otras alteraciones del sueño en que este aparezca por defecto.

A menudo se emplea también durante cuadros depresivos, dado que en ellos es frecuente los problemas de sueño y la aparición comórbida de clínica ansiosa, y también en otras alteraciones en que aparece un nivel de emotividad intensa. También se usa en personas con problemas derivadas de la abstinencia de sustancias como el alcohol.

No es extraño asimismo que se emplee en el tratamiento de algunas enfermedades orgánicas vinculadas a problemas ansiosos, como el colon irritable o la presencia de úlceras, o incluso para tratar problemas como las náuseas en el tratamiento con quimioterapia para el cáncer. Asimismo y aunque no es es una indicación como tal, a veces se emplea para el tratamiento de la epilepsia debido a sus propiedades anticonvulsivas.

Efectos secundarios

Aunque altamente recetado y de gran utilidad, lo cierto es que el consumo de Orfidal no está exentos de riesgos o del surgimiento de posibles efectos secundarios indeseables. Asimismo existen sectores concretos de población que no deberían tomarlo, teniéndolo contraindicado.

Como principales y más notorios efectos secundarios podemos encontrar en primer lugar la existencia de sedación. Si bien dependiendo del caso y la situación puede ser de utilidad, es posible que la acción sedante del fármaco dificulte el mantenimiento de la vigilia durante el día y disminuya el rendimiento y productividad en diversas áreas, además de sensación de fatiga y desgana. Otro posible efecto secundario es el surgimiento de un estado de embotamiento afectivo, y una ligera sensación de ahogo.

Es posible que aparezca pérdida del tono muscular, confusión o enlentecimiento. Además de ello no es infrecuente que aparezcan mareos o dificultades en la coordinación de los movimientos y el habla. Aunque en ocasiones se utiliza en depresiones con características ansiosas, lo cierto es que también puede llevar a la aparición de sintomatología depresiva.

No es infrecuente tampoco que aparezcan problemas de memoria puntuales, a menudo a nivel de dificultades para aprender cosas nuevas o recordar algún suceso concreto, ya que también tiene propiedades amnésicas.También puede generar una alteración a nivel sexual, provocando un descenso de la líbido en ambos sexos o problemas de erección en el hombre. El vértigo y los problemas digestivos y náuseas también son posibles.

Menos frecuentes pero también posibles son reacciones de hipersensibilidad y alergias, disminución de la temperatura corporal, hipotensión, hiponatremia (falta de sodio) y estreñimiento. En ocasiones pueden producirse reacciones paradójicas, es decir contrarias a lo que el fármaco generalmente haría: generar ansiedad, nerviosismo, pánico, agitación, tensión muscular, labilidad emocional e irritabilidad.

Además también es posible que aparezcan aparezcan condiciones que pueden llegar a ser peligrosas para la vida como la trombocitopenia y la agranulocitosis, en las cuales se produce una disminución de plaquetas y glóbulos blancos y/o rojos en sangre (trombocitopenia y agranulocitosis).

Contraindicaciones

Orfidal está contraindicado en personas con problemas cardíacos, bradicardias y depresiones o insuficiencias cardiorrespiratorias, dado que su actuación favorece la aparición de este tipo de problemas. También personas con insuficiencia hepática.

De igual modo personas con hipoxia o falta de oxígeno también deberían evitar su uso. También deben evitarlo mujeres embarazadas, al menos durante el primer trimestre. Tampoco debe ser consumido por niños ni por madres lactantes, dado que se facilita la adquisición de dependencia y síndromes de abstinencia por parte de los menores a este fármaco. No se debe conducir ni emplear maquinaria pesada tras su consumo debido a la sedación.

Asimismo, debe evitarse la combinación con alcohol y otras drogas, además de que en caso de emplear otro tipo de medicación será necesario ponerlo en conocimiento del médico debido a la posible interacción entre fármacos y sus posibles efectos.

Por último, cabe tener en cuenta que el Lorazepam es una sustancia que al igual que el resto de las benzodiacepinas tiene potencial adictivo, con lo que su consumo debe estar extremadamente pautado por un profesional y no prolongarse más allá de las doce semanas. Asimismo, el cese de su consumo debe ser pautado y realizado de manera gradual, nunca de golpe, debido al riesgo de aparición de síndromes de abstinencia.

Referencias bibliográficas:

  • Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (2018). PROSPECTO: INFORMACIÓN PARA EL USUARIO. ORFIDAL 1 MG COMPRIMIDOS. LORAZEPAM. [Online]. Disponible en: https://cima.aemps.es/cima/dochtml/p/49796/P_49796.html.
  • Gómez, M. (2012). Psicobiología. Manual CEDE de Preparación PIR.12. CEDE: Madrid.
  • Salazar, M.; Peralta, C.; Pastor, J. (2011). Manual de Psicofarmacología. Madrid, Editorial Médica Panamericana.
  • Vidal Vademecum Spain (2015). Orfidal Comp. 1 mg. Vademecum [Online]. Disponible en: https://www.vademecum.es/medicamento-orfidal_prospecto_49796.