Un fármaco de tipo antipsicótico.

De entre los diferentes trastornos y alteraciones mentales, la esquizofrenia es probablemente uno de los que mayor alteración genera en la persona que la padece, ya que en ella se produce una ruptura o escisión entre la psique y la realidad.

A pesar de que no existe en la actualidad un tratamiento que elimine y cure esta condición, afortunadamente sí contamos con diferentes métodos y tratamientos que nos permiten prevenir y controlar los síntomas. Uno de los pilares de estos tratamientos son los psicofármacos neurolépticos o antipsicóticos, de los que existe una amplia variedad.

Entre estos fármacos elaborados con el fin de tratar esta problemática encontramos el sertindol, del cual hablaremos a lo largo de este artículo.

¿Qué es sertindol?

Recibe el nombre de sertindol un psicofármaco perteneciente el grupo de los antipsicóticos o neurolépticos, los cuales son sustancias que actúan sobre el organismo modificando la química cerebral de tal manera que reducen o eliminan la sintomatología psicótica mientras tienen efecto, especialmente a nivel de síntomas tales como alucinaciones, delirios y agitación.

Se trata de un fármaco eficaz derivado del fenilindol, que además en comparación con otros neurolépticos tiene la ventaja de que no genera, o al menos no con tanta frecuencia, ni el mismo nivel de sedación que otros fármacos del mismo tipo ni tantos síntomas extrapiramidales o motores. Está disponible en farmacia en forma de comprimidos recubiertos por película, para su administración por vía oral.

Dentro de los antipsicóticos sertindol se clasifica como atípico o de segunda generación. Este grupo de fármacos fueron diseñados con el propósito de resultar efectivos no solo contra la llamada sintomatología positiva de la esquizofrenia y otros trastornos psicóticos, es decir, los síntomas que añaden algún elemento a la actividad del paciente, como las citadas alucinaciones y delirios (algo para lo que los antipsicóticos de primera generación ya resultaban eficaces); también se quería que tuviesen un efecto terapéutico sobre la sintomatología negativa, que supone la pérdida o disminución de capacidades del sujeto.

Asimismo se busca además que lo hagan de forma segura y generando el menor número de efectos secundarios posibles (los de primera generación generaban un gran número de posibles efectos secundarios molestos y en algunos casos podrían resultar peligrosos).

El sertindol se retiró de la venta en España durante 1998 debido a la existencia de indicios de una posible relación entre el consumo del fármaco y algunos casos de problemas cardíacos y muertes en Reino Unido, pero tras ocho años de análisis y estudios clínicos se decidió levantar la prohibición al no observarse un incremento en el riesgo de mortalidad de la población general. Sin embargo, para ello se decidió incorporar a la población con dolencias cardíacas entre el conjunto de personas que tiene contraindicado el fármaco, y resulta necesario mantener una monitorización médica del estado y evolución del paciente.

Mecanismo de acción de esta sustancia

El mecanismo de acción de sertindol, es decir la manera a través de la cual afecta al organismo, se basa en la actuación sobre determinados neurotransmisores.

Concretamente, el sertindol actúa como un antagonista de la dopamina en sus receptores D2, es decir, que bloquea y dificulta la acción de esta y disminuye su concentración en el cerebro. Esta acción sería la que genera una disminución de la sintomatología positiva, ya que se ha observado un exceso de dopamina en la vía mesolímbica de las personas con este tipo de sintomatología.

Además de ello también es un antagonista de los receptores de serotonina 5-HT2 y el adrenérgico alfa1. En este sentido presenta un efecto de larga duración.

El ser antagonista de la serotonina, la cual inhibe por sí misma la síntesis de dopamina, hace que resulte efectiva en el tratamiento de la sintomatología negativa y que genere menos efectos secundarios que los neurolépticos clásicos. El motivo de ello es que mientras que los síntomas positivos son generados por un exceso de dopamina en la vía mesolímbica, la sintomatología negativa se ha asociado a un déficit de esta en la vía mesocortical.

La serotonina es un inhibidor de la dopamina y sus receptores se encuentran en una alta proporción en la corteza, de manera inhibiendo el inhibidor los niveles de dopamina de esta zona no disminuyen e incluso aumentan (mientras que sí bajan donde tienen que hacerlo, en la vía mesolímbica).

¿Para qué trastornos está indicado?

El sertindol es un fármaco útil, y como antipsicótico o neuroléptico su principal indicación terapéutica se encuentra en el tratamiento de la esquizofrenia.

Sin embargo, debido a la existencia de riesgo cardiovascular, no es un tratamiento de elección, y en la actualidad únicamente se utiliza cuando no hay respuesta o se es intolerante a otros fármacos antipsicóticos y siempre que no se esté ante sintomatología aguda y de urgencia. En caso de uso es necesario monitorizar y hacer controles periódicos al paciente.

Posibles efectos secundarios

A pesar de que el sertindol es un fármaco útil en el tratamiento de la esquizofrenia, la administración de esta sustancia puede generar efectos secundarios molestos e incluso peligrosos.

Entre los más frecuentes podemos encontrar mareos, congestión nasal, hipotensión, hormigueos o parestesias, aumento de peso o boca seca.

Además de ello aunque de manera menos habitual puede aparecer hiperglucemia, pérdida de conciencia, crisis convulsivas, discinesia tardía, dificultades en la eyaculación (se reduce el volumen de líquido eyaculado) y/o disfunción eréctil, edema periférico

De entre los frecuentes uno de los más peligrosos, y el motivo por el que fue retirado, se encuentra en el aumento del riesgo de eventos cardíacos: el intervalo QT se prolonga, algo que facilita la posible aparición de arritmias en población de riesgo.

También pueden aparecer arritmias de Torsade de Pointes, en la que hay taquicardia ventricular y caída de la tensión arterial (puede causar desmayos y, en casos complejos, incluso muerte). Otra posibilidad es la aparición de trombosis y embolismos venosas o pulmonares, si bien no es habitual. Por último destaca el riesgo de síndrome neuroléptico maligno, también con potencial mortal.

Contraindicaciones

Aunque este fármaco puede ser beneficioso para el tratamiento de determinadas patologías, lo cierto es que también hay que tener en cuenta que el efecto del sertindol sobre el organismo puede ser peligroso para algunos sectores de la población. En este sentido, podemos encontrar que algunas personas tienen contraindicado este fármaco.

No deben tomar sertindol aquellas personas que sean alérgicas a este medicamento. Debido al riesgo cardiovascular, tienen contraindicado este fármaco quienes hayan sufrido algún tipo de evento coronario o cerebrovascular. También está contraindicado en personas con insuficiencia hepática severa.

Mujeres embarazadas y lactantes deberían evitar su consumo, y en el caso de las segundas si no existe otra opción deberá cortarse la lactancia. Tampoco se encuentra indicado en la etapa infantil.

Deben evitarlo o al menos maximizar el control médico aquellas personas que tengan diabetes o hayan tenido convulsiones, así como aquellas que se estén medicando con otros fármacos entre los que podemos encontrar ejemplos de algunos antidepresivos, antiarrítmicos, otros antipsicóticos o incluso antibióticos y antihistamínicos (deberá evaluarse médicamente la adecuación y posible interacción entre fármacos).

Referencias bibliográficas:

  • Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (2015). Ficha Técnica. Serdolect. Sertindol 4 mg-20 mg comprimidos recubiertos con película. Disponible en: https://cima.aemps.es/cima/pdfs/es/ft/61582/61582_ft.pdf.
  • Lewis, R., Bagnall, A.-M., Leitner,M. (2005). Sertindol para la esquizofrenia. Cochrane Database of Systematic Reviews. Disponible en: https://www.cochranelibrary.com/cdsr/doi/10.1002/14651858.CD001715.pub2/full/es.
  • Vidal Vademecum (2016) Sertindol. [Online]. Disponible en: https://www.vademecum.es/principios-activos-sertindol-n05ae03.