La soledad puede hacer mucho daño, pero no tiene por qué acompañarnos siempre. Unsplash.

Todos podemos llegar a sentir que nadie es capaz de entendernos, que por más que expresemos nuestros sentimientos permanecemos incomprendidos. Esto trae consigo, como efecto colateral, una constante sensación de soledad. Además,, en el caso de la mujer, la soledad adopta ciertas formas con más frecuencia; los roles tradicionales de género pueden llegar a llevar a ciertas formas de aislamiento.

Así, es frecuente escuchar la típica frase “me siento sola”, a pesar de que esta chica pueda estar rodeada de personas. La sensación de soledad es irracional y no responde a los hechos tal y como están pasando, sino que es más bien un sentimiento de carácter subjetivo. En este artículo veremos cómo gestionar estas situaciones.

¿Por qué aparece este sentimiento de soledad?

Es necesario saber cómo gestionar adecuadamente esta situación para poder librarnos de la sensación de soledad sin que esta nos traiga problemas mayores, lo cual puede no resultar sencillo en un principio. Una vez que hemos aprendido a identificar las causas, estamos equipados para hacer frente a dicha situación.

Algunas personas por ejemplo pueden sentirse solas después de que sus expectativas sociales no se cumplan adecuadamente, lo cual las lleva a pensar de manera irracional que siempre sucederá lo mismo y que no vale de nada expresar sus emociones. Es entonces cuando surge la sensación de soledad y con ella el clásico pensamiento de “me siento sola”.

Después de haberse esforzado en cumplir satisfactoriamente con las demandas de los demás, por lo general siempre esperamos algo a cambio. Esperamos que la otra persona se esfuerce en igual medida por cumplir nuestras exigencias o demandas. Cuando esto no ocurre nos sentimos frustrados y solos, sentimos que hemos dado más de la cuenta y no hemos recibido una retribución por ello.

En el caso de las mujeres esta situación puede ser capaz de hacer más daño. Esto se debe a que el género femenino tiende a ser más empático que su contraparte masculina, por ello es que la frase “me siento sola” es tan común, las mujeres dan empatía pero también la demandan.

Más causas habituales de esta sensación

Otras de las posibles razones por las que la soledad puede aparecer son las siguientes.

1. Presión social por dedicarse a la familia

Muchas veces cuando las mujeres alcanzan una edad que oscila entre los 30 y los 40 años entran en un periodo de reflexión que las hace cuestionarse si las decisiones que han tomado durante su vida han sido las mejores. La idea de que ya no conocerán a más gente interesante a causa de la presión social por centrarse en el objetivo de formar una familia puede ser muy dañina.

2. Estancamiento personal

El preocuparse de que no haber alcanzado los proyectos personales también es un factor que lleva a las mujeres a sentirse solas. Por lo general el no tener hijos luego de los 30 años o una pareja estable son estigmas sociales que afectan a la tranquilidad de muchas mujeres y en muchos casos existe el deseo de conocer desesperadamente a alguien especial solo por este motivo.

3. Relaciones superficiales

Cuando nuestras relaciones de amistad no son significativas, y por el contrario se basan más en lo superficial, la sensación de soledad no tardará en llegar. Siempre necesitamos expresar nuestros sentimientos y escuchar lo que nuestros verdaderos amigos tienen que decir.

4. Proceso de duelo

La pérdida de un ser querido puede ser detonante de los sentimientos de soledad, independientemente de si es por fallecimiento o porque se ha mudado a otro país. El sentir la ausencia de esa persona importante traerá de manera inminente la sensación de que hemos quedado solos.

5. Demasiado trabajo

Si la mayor parte de tu vida gira en torno al trabajo (remunerado o no), no queda tiempo libre y difícilmente sea posible entablar relaciones de calidad con otras personas. Teniendo en cuenta que muchas mujeres deben dedicar sus esfuerzos tanto a desarrollar una carrera profesional como a dedicarse a la mayor parte del trabajo doméstico, esto es un problema.

Me siento sola: ¿qué hacer para solucionarlo?

Lo primero es reconocer la emoción, aceptar el hecho de que te sientes sola y evitar caer en la negación. Luego, identifica las posibles causas de tu sentimiento de soledad. Pregúntate: ¿por qué me siento sola?

Ahora debes actuar; una vez reconocida la emoción e identificados los motivos lo ideal es ponernos en acción para cambiar nuestra situación actual. Algunas cosas que puedes hacer para que el sentimieto de soledad siga estando presente de esa manera son las siguientes actividades.

1. Escribe un diario

Puede que te parezca un recurso infantil, pero tiene mucha efectividad a nivel terapéutico. Cuando plasmas tus sentimientos y emociones en el papel lo haces de una manera más íntima, entras en contacto contigo misma y se te hace sencillo reconocer cosas que tal vez te están afectando a nivel inconsciente.

2. Evita la autocompasión

No alimentes tu sentimiento de soledad con quejas hacia ti misma o hacia los demás, afronta tu situación de manera frontal, plantéate que tu felicidad y tu paz emocional dependen únicamente de lo que pienses y hagas. Nunca estarás sola si nunca te abandonas a ti misma, tú eres tu fuente de inspiración para alcanzar las metas que te propongas.

3. Haz meditación

Meditar 15 minutos al día durante 8 semanas puede reducir los pensamientos negativos asociados a la soledad. Aprender a meditar no es difícil, no hace falta que leas ningún libro complicado o te inscribas a cursos. Solamente ponte cómoda, cierra los ojos y céntrate en tu respiración. No pienses si lo estás haciendo bien o mal, solo relájate en el proceso.

4. Practica ejercicio

El ejercicio tiene una gran cantidad de beneficios para nuestra salud en general, y contribuye en gran medida a mantenernos felices gracias a que cuando entrenamos nuestro cerebro segrega dopamina (la hormona de la felicidad), y nos mantiene en contacto con otras personas. El hecho de adoptar una actitud más alegre también hace que sea más fácil socializar.

5. Conoce gente nueva por Internet

Internet es una muy buena herramienta para conocer gente con intereses comunes. Existen foros y páginas de grupo dedicadas a aficiones, ámbitos de estudio que despiertan interés personal, etc.

Referencias bibliográficas:

  • Larson, R.; Csikszentmihalyi, M.; Graef, R. (1982). "Time alone in daily experience: Loneliness or renewal?". In Peplau, Letitia Anne; Perlman, Daniel. Loneliness: A sourcebook of current theory, research and therapy. New York: John Wiley and Sons. pp. 41–53.
  • McPherson, M.; Smith-Lovin, L.; Brashears, M. E. (2006). "Social Isolation in America: Changes in Core Discussion Networks over Two Decades". American Sociological Review. 71 (3): 353–75.