¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Las 5 ventajas de ser una persona honesta

Estos son los principales beneficios y ventajas de ser una persona honesta en las relaciones.

Las 5 ventajas de ser una persona honesta

La honestidad es una cualidad que ayuda a promover la autenticidad, siendo un reflejo de los pensamientos y sentimientos. Además, fomenta el coraje y ayuda a demostrar a otras personas que somos una persona confiable, cuando así una conexión segura con ellas. Por otro lado, la honestidad atrae a otras personas honestas, de manera que estaremos rodeados de gente auténtica que puede ayudar a enriquecer nuestras experiencias.

Entre las ventajas de ser una persona honesta también cabe destacar las siguientes: favorece el buen entendimiento y la comunicación con los demás, puede ayudar en el ámbito laboral y también a la hora de alcanzar determinadas metas, cabiendo destacar que la honestidad puede llegar a ser beneficiosa para la salud mental.

Si quieres saber más acerca de las ventajas de ser una persona honesta, en el presente artículo vamos a explicar las principales con más detalle pero antes hablaremos acerca del significado de la honestidad y expondremos las principales características de las personas honestas.

Las características de una persona honesta

La honestidad, del latín honestĭtas, -ātis, es la cualidad de las personas honestas (un adjetivo con significados como «recto, probo, justo, razonable o decoroso», entre otros) que consiste en comunicarse y comportarse con franqueza, de forma razonable y tratando de ser correctas. Así mismo, la honestidad es una manera de actuar que suele ir de la mano de esos valores intrínsecos de las personas honestas.

Por otro lado, cabe destacar que para considerar que una persona es honesta íntegramente sus pensamientos y sentimientos deberían ir en concordancia con sus acciones y también sería normal que sus valores se encuentren acorde con las normas de su comunidad.

Las personas honestas suelen evitar expresarse y comportarse de forma reprobable hacia los demás ya que su comportamiento y su manera de comunicarse suelen ser desarrollarse desde la lealtad y la sinceridad en bases a unos principios morales universales; por ello, diríamos que la honestidad se encuentra relacionada estrechamente con los principios de la justicia y de la verdad.

Además, la honestidad es considerada como un valor moral fundamental para poder entablar relaciones interpersonales que estén basadas en la sinceridad, la confianza y, por supuesto, en el respeto mutuo, algo que es muy positivo para la salud mental. Y es que la honestidad suele influir en diversos aspectos de la vida ya que se manifiesta socialmente y también en la vida interior, sin descartar el entorno íntimo de las personas honestas. Es más, en una persona honesta, suelen estar regidos por la honestidad hasta los actos más insignificantes (p. ej., decirle al vendedor que le ha devuelto una cantidad mayor de dinero por su compra).

Antes de proceder a explicar las ventajas de ser una persona honesta vamos a enumerar las principales características de las personas honestas, siendo estas las siguientes:

  • Las personas honestas normalmente muestran confianza en los demás, siendo además personas confiables.
  • Utilizan un lenguaje directo normalmente al expresarse de forma clara y sin rodeos.
  • Las personas honestas suelen comportarse de manera coherente con lo que expresan y sobre todo con sus valores.
  • Las personas honestas suelen gozar de una buena autoestima y normalmente tienen bastante autoconfianza.
Beneficios de ser una persona honesta

¿Cuáles son las ventajas de ser una persona honesta?

La honestidad podría considerarse como una virtud o una cualidad muy positiva y la realidad es que en muchas ocasiones no se cultiva lo suficiente, por no decir que a veces cuesta encontrar personas honestas íntegramente. Esta cualidad se trata de que las palabras y los comportamientos se desarrollen dentro de la verdad e incluso de la justicia. Es más, cuando una persona es honesta, normalmente sus actos suelen tener una intención que hace que esa persona sea transparente, clara o sin innecesarios adornos que pudieran llegar a generar cualquier tipo de confusión o duda.

Por todo ello y otras aspectos positivos relacionados con la honestidad, al demostrar esta virtud a las personas que rodean a las personas honestas, es bastante probable que se les pueda confiar responsabilidades de gran importancia, por no mencionar que facilita que se fortalezcan las relaciones ya que quienes conocen de verdad a una persona honesta confían en ella de manera incondicional normalmente. A continuación, vamos a explicar con mayor detenimiento cuáles son esas ventajas de ser una persona honesta.

1. Permite atraer a otras personas honestas

Una de las principales ventajas de ser una persona honesta es el hecho de que cuando una persona se comporta y se comunica con los demás de manera honesta suele terminar atrayendo a otras persona que sean también honestas. Esto es muy positivo a la hora de desarrollar unas relaciones interpersonales sanas, robustas y duraderas, de manera que es más probable que se puedan encontrar con amigos buenos y honestos en los que poder confiar.

Además, la honestidad permite establecer una relaciones sentimentales basadas en la confianza de manera que existen más probabilidades de que sea duradera.

2. Ayuda a nivel laboral

La honestidad también beneficia en lo profesional, ya que las personas honestas suelen tener buena relación con sus compañeros de trabajo y además tienen más probabilidades de terminar siendo recompensadas a nivel económico y también a través posibles recomendaciones a otras empresas.

Además, la honestidad, puede ser un rasgo muy distintivo, de forma que los empleadores lleguen a valorar la fidelidad y la lealtad, lo que puede ayudar a la hora de obtener cargos de confianza y con gran responsabilidad dentro de la empresa, por no mencionar las ventajas que podría tener para mejorar el clima dentro de la empresa y también favorecer el buen rendimiento de los trabajadores cuando tienen una persona encargado o al mando que sea honesta.

Por otro lado, la honestidad puede llegar a favorecer que se ejecuten las tareas en el trabajo con fluidez ya que cuando una persona se comunica honestamente fomenta la resolución de problemas y esto podría ayudar a aumentar la productividad. Por el contrario, si se ocultan ciertas cosas a la hora de comunicarse, se puede perder un tiempo muy valioso esclareciendo posturas cuando chocan unas con otras, de manera que los niveles de productividad podrían llegar a descender.

3. Puede ayudar a la hora de alcanzar metas

Otra de las ventajas de ser una persona honesta es la ayuda que puede brindar esta virtud a la hora de alcanzar metas ya que cuando una persona se muestra honesta y también sincera, sin necesidad de preocuparse por aparentar lo que no es, su mente se encuentra más centrada en la consecución de las metas que esa persona se ha llegado a proponer. De esta manera, también empleará su tiempo y toda su energía en el cumplimiento de los objetivos que vayan poco a poco encaminados hacia esas metas finales.

Además, actuando de esta manera hay menos riesgo de defraudar a aquellas personas que hayan puesto su confianza en esa persona honesta, por lo que también podrían salir beneficiadas de la consecución de las metas propuestas.

4. Favorece el buen entendimiento y la comunicación con los demás

La comunicación con otras personas es muy importante para el correcto desenvolvimiento de las personas en el día a día, siendo fundamental en diversos ámbitos: el social, laboral o académico y muchos más. En ese sentido, una de las ventajas de ser una persona honesta es que esta cualidad puede favorecer que haya un buen entendimiento con los demás y, por ende, se mejoraría la calidad de la comunicación con otras personas.

Además, la honestidad ayuda a que una persona con el tiempo llegue a ser capaz de expresar juicios con la capacidad de no dañar a otras personas. Y es que cuando una persona es honesta y consecuente con ello, al aplicarlo en todos los contextos, llegará a ser apreciada y escuchada por los demás, lo cual es muy beneficiosa a la hora de establecer contacto con otras personas.

5. La honestidad puede ser beneficiosa para la propia salud mental

Por último, cabe mencionar que una de las principales ventajas de ser una persona honesta es que cuando una persona es honesta, su conciencia estará tranquila y es más probable que sus actos vayan en consonancia con sus valores, de manera que se minimizan las posibilidades de desarrollar ansiedad. Así mismo, estas personas suelen padecer menos cefaleas o dolores de cabeza, así como también es menos probable que lleguen a tener cualquier síntoma relacionado con la angustia por haber obrado con malas formas.

En una investigación publicada en el año 2017 por un grupo de investigadores encabezados por la neurocientífica estadounidense Molly J. Crockett, se mostró que el cerebro responde de manera satisfactoria antes los pensamientos y los comportamientos adecuados, siendo así menos probable que se produzca una disonancia cognitiva. Para ello, escanearon el cerebro de un grupo de voluntarios que fueron sometidos a unas preguntas acerca de si estarían dispuestos a causarle daño a otras personas de manera anónima a cambio de un beneficio económico.

Lo que se pudo observar fue que la mayoría de las personas que participaron en el estudio no se mostraron satisfechas, tal y como quedó reflejado en el escáner cerebral que se les aplicó.

  • Bonilla, A. (2012). Una aproximación hacia el concepto de honestidad en el ámbito Laboral colombiano. Revista iberoamericana de psicología: ciencia y tecnología, 4(2), pp. 101-106.
  • Crockett, M. J., Siegel, J. Z., Kurth-Nelson, Z., Dayan, P. & Dolan, R. J. (2017). Moral transgressions corrupt neural representations of value. Nature Neuroscience, 20(6), pp. 879–885.
  • Guenin, L. M. (2005). Intellectual Honesty. Synthese 145, pp. 177–232.
  • Hilbig, B. E., Zettler, I., Leist, F. & Heydasch, T. (2013). It takes two: Honesty–Humility and Agreeableness differentially predict active versus reactive cooperation. Personality and Individual Differences, 54(5), pp. 598-603.
  • Real Academia Española (2014). Diccionario de la lengua española: 23ª edición (Edición del Tricentenario). Barcelona: Espasa Libros.
  • Segura, S. (2013). Nuevo diccionario etimológico Latín-Español y de las voces derivadas: 5ª edición. Bilbao: Universidad de Deusto.
  • Trilling, L. (1972). Sincerity And Authenticity. Cambridge: Harvard University Press.
  • Wells, D. y DeForest, A. (2017) The truth about honesty. Journal of public and nonprofit affairs.

Psicólogo

Mario Arrimada es Graduado en Psicología en la Universidad Pontificia de Salamanca y dispone de un Máster de Actualización en Intervención Psicológica y Salud Mental en la Universidad a Distancia de Madrid. Varios cursos de formación, entre ellos el de Experto en Trastornos de la Personalidad con la Asociación Española para el Fomento y Desarrollo de la Psicoterapia, de Experto en Mindfulness y de Experto en DSM5 y CIE11, ambos en la UDIMA.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados