Un test psicológico para evaluar a niños y adolescentes según su grado de impulsividad o reflexividad. Unsplash.

La impulsividad es una característica presente en diversos trastornos, como el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH). En este artículo hablaremos del Test de Emparejamiento de Figuras Familiares, un test para evaluar el estilo cognitivo reflexividad-impulsividad en niños y adolescentes.

Kagan fue quien empezó a hablar del estilo reflexividad-impulsividad en 1965. La prueba se basa en los errores cometidos por el sujeto y en la latencia de respuesta (tiempo que tarda en responder). Vamos a conocer todos sus detalles y para qué se utiliza.

Test de Emparejamiento de Figuras Familiares: características

El Test de Emparejamiento de Figuras Familiares o MFFT (Matching Familiar Figures Test) fue elaborado por E.D. Cairns y J. Cammock, aunque fue Kagan el primero en hablar en 1965 del estilo cognitivo de reflexividad-impulsividad. El MFFT evalúa este estilo en niños y adolescentes.

El estilo reflexivo-impulsivo es un continuo con dos polos opuestos en sus extremos: la reflexión y la impulsividad. Entre los dos polos, oscilarán el número de errores cometidos por el sujeto (que irán desde la imprecisión a la exactitud) así como las latencias de respuesta (de la rapidez a la lentitud).

¿En qué consiste la prueba?

El Test de Emparejamiento de Figuras Familiares se trata de una prueba de emparejamiento perceptivo. Se compone de 12 ítems o ensayos. Cada uno se caracteriza por la presencia simultánea de un dibujo modelo familiar para el niño (por ejemplo gafas, oso,...) y seis opciones diferentes de éste.

Los estímulos de comparación son diferentes entre sí y con respecto al modelo tan sólo en pequeños detalles. Sólo una opción es igual al modelo. El sujeto debe elegir la que sea idéntica a la del dibujo (tiene seis oportunidades para cada ítem). En caso de error, se le indica la respuesta correcta al sujeto y se pasa al siguiente ítem.

¿Qué se registra?

Durante la administración del test, se registran: el tiempo de latencia de respuesta medio y la precisión de las respuestas (número de errores cometidos). Así, un patrón de latencia de respuesta breve, junto a una elevada tasa de errores, es indicativo de impulsividad.

Así, las variables que sirven para operativizar el estilo reflexividad-impulsividad son las mencionadas: el número de errores y la latencia de respuesta en tareas con incertidumbre.

Características técnicas

El ámbito de aplicación de la prueba son niños de 6 a 12 años. Es de aplicación individual, con una duración de entre 15 y 20 minutos. Está baremado en muestras diferenciadas por sexo y edad. El material a utilizar es un cuaderno con los elementos, una hoja de anotación, lápiz y cronómetro.

Hay autores que cuestionan la fiabilidad y la carencia de normas adecuadas para los adolescentes. Además de la forma original, hay otra más larga, con 20 ítems (MFFT 20), desarrollada también por Cairns y Cammock.

Estilo reflexividad-impulsividad

Como hemos visto, el Test de Emparejamiento de Figuras Familiares está destinado a evaluar este estilo cognitivo, definido por Kagan en la década de los sesenta.

Según Kagan, dicho estilo hace referencia a la manera característica con la que un niño se enfrenta a tareas definidas por la incertidumbre, es decir, por la presencia de varias alternativas de respuesta de entre las cuales una es la correcta. Vamos a ver en qué consiste cada polo de este estilo:

1. Estilo reflexivo

La persona con un estilo reflexivo, destinará mayor tiempo para contestar y cometerá un menor número de errores.

2. Estilo impulsivo

El estilo impulsivo se caracteriza por una latencia baja de respuesta (tardan poco en responder), y un elevado número de errores.

Tipos de sujetos

Por otro lado, según Servera (1992), un tercio de los sujetos que conforma la muestra empleada en investigaciones de reflexividad-impulsividad, se compone por dos tipos de sujetos (que también forman polos opuestos):

1. Sujetos eficientes

Son sujetos que invierten poco tiempo en la tarea y que cometen pocos errores.

2. Ineficientes

Emplean mucho tiempo en contestar y aún así cometen muchos errores.

Áreas que explora

Además de los estilos cognitivos comentados a nivel general, a nivel más concreto el Test de Emparejamiento de Figuras Familiares explora análisis de patrones visuales y la atención que presta el sujeto los detalles, además de la inhibición de respuestas impulsivas.

Referencias bibliográficas:

  • Soprano, A. (2003). Evaluación de las funciones ejecutivas en el niño. Revista de Neurología, 37(1), 44-50.
  • Cairns, E. y Cammock, J. (2005). Manual de Test de Emparejamiento de Figuras Conocidas-20. Publicaciones de Psicología Aplicada. TEA Ediciones: Madrid