¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Los 4 tipos de arrepentimiento (y cómo nos afectan)

Estos son los principales tipos de arrepentimiento que podemos llegar a experimentar en la vida.

Tipos de arrepentimiento

El arrepentimiento es un sentimiento que provoca malestar en el sujeto, y se da cuando este es consciente que hizo algo malo y que le impulsa a actuar para conseguir enmendar la situación y disminuir las malas sensaciones.

Asimismo, existen diferentes tipos de arrepentimiento según la causa que los genere. Hablaremos del arrepentimiento. Comprender sus características es clave para gestionar adecuadamente este sentimiento y las emociones asociadas a ella. Por ello, en este artículo veremos qué tipos de arrepentimiento existen y cómo hacer frente a este sentimiento.

¿En qué consiste el arrepentimiento?

El arrepentimiento consiste en la sensación de malestar que aparece cuando un sujeto es consciente que hizo algo malo. El reconocimiento puede vincularse a la realización u omisión de acción, así como a un pensamiento indebido. Es importante recalcar que el sujeto se siente responsable de los hechos, sintiéndose mal por ello.

De este modo, el malestar se debe a un comportamiento reprobable hecho en el pasado por el cual el individuo ahora se siente culpable. Por otro lado, se cree que la palabra arrepentimiento significa "cambio de mente" en el sentido de poder modificar la perspectiva con la que percibimos las cosas o la situación y así poder darnos cuenta de que no actuamos bien. Este cambio de perspectiva se vincula al mismo tiempo con un cambio de conducta, si el sujeto es consciente y no le gusta como actúa, intentará enmendar su daño y no volverá a repetirlo.

Como hemos visto, el arrepentimiento vivido es algo que nos genera malestar y que surge de algo que preferiríamos no haber hecho o haber hecho distinto. Aún así, este es el modo más directo de aprender a no repetir esas acciones para evitar las emociones negativas ante estos errores.

Clases de arrepentimiento

El concepto de arrepentimiento aparece en distintas religiones vinculado con el pecado, es decir, se relaciona con el actuar en contra de una ley divina. De esta forma, las diferentes religiones afirman que debemos arrepentirnos de los pecados y cambiar el rumbo de nuestra vida, es decir, acoger un camino completamente distinto y guiado por Dios. Por otro lado, la corriente existencialista concibe el arrepentimiento como una necesidad o deseo de volver atrás para poder remediar, cambiar, una acción donde actuamos en contra de nuestros principios o creencias.

Otro ámbito donde aparece el término de arrepentimiento es en el derecho penal; cuando el culpable acepta el delito, confiesa y se muestra colaborador, se le concede un trato especial, siendo más benévolo con él y sentenciándole a la pena mínima. La intención final que muestra el arrepentimiento en el ámbito penal es conseguir la confesión del sujeto y recibir nueva información que pueda ayudar en el caso.

Por último, en el ámbito de la neurología, que se encarga del estudio del cerebro, mediante la técnica de resonancia magnética funcional (que sirve para estudiar el funcionamiento cerebral) se ha observado que las regiones más implicadas y que muestran más actividad cuando el sujeto se siente arrepentido son la corteza orbitofrontal, que se relaciona con la toma de decisiones, el giro cingular anterior, que forma parte del sistema límbico vinculado con las emociones, y el hipocampo, que es la principal región relacionada con la memoria.

Diferencias entre remordimiento y arrepentimiento

Aunque a veces, si no se conoce las diferencias, estos términos se pueden usar indistintamente, realmente no son sinónimos y debemos aprender a distinguirlos para saber cuando es propio utilizar cada uno.

En el caso del remordimiento el individuo se siente mal por lo que hizo, pero no hace nada para remediarlo; en cambio, en el caso del arrepentimiento no basta solo con sentirnos mal por lo que hemos hecho o dejado de hacer sino que intentaremos poner solución a la situación, dicho de otro modo, será necesario efectuar un cambio para considerar que el sujeto está realmente arrepentido.

Los principales tipos de arrepentimiento

Ahora que sabemos que se entiende por arrepentimiento, es más fácil comprender que todo el mundo sentirá en algún momento esta sensación o malestar puesto que no siempre actuamos como deberíamos o como sería más adecuado. Eso sí, es probable que haya gente que no reconozca arrepentirse porque no es consciente de haber hecho nada malo, que como dijimos es punto importante mostrar este sentimiento. Veamos pues qué tipos de arrepentimiento existen.

1. El arrepentimiento por indecisión

El arrepentimiento por indecisión hace referencia a las sensaciones negativas que aparecen cuando dejamos pasar una buena oportunidad. En este caso concreto, hablaremos de falta de acción, es decir, el sujeto pierde una buena oportunidad por no haber actuado, por miedo o por otra causa. Así el individuo sentirá arrepentimiento por no haber realizado la conducta pertinente y haber dejado pasar la ocasión.

Este tipo de arrepentimiento se vinculó con decir “No” cuando realmente lo que queríamos era decir “Sí”. En esta ocasión, asumir riesgos, siempre y cuando sean controlados, conllevan menor malestar.

2. El arrepentimiento por poder hacerlo mejor

En este tipo de arrepentimiento el sujeto se siente mal por no haber dado el 100% o por poder haberlo hecho mejor. En este caso son típicos los pensamientos: “Podría haber sido mejor amiga”, “podría haber sido mejor esposa/esposo” o “podría haber sido mejor madre/padre”. Por la definición de este lamento, es habitual que aparezca cuando el sujeto tiene mayor edad y ve próxima su muerte.

Este arrepentimiento es común, ya que las personas tendemos a compararnos y querer ser los mejores en las distintas funciones que realizamos. Además, también hay tendencia a autovalorarse de manera negativa y compararse con una perfección que no existe. De este modo, siempre habrá algo que podríamos haber hecho mejor y por lo que nos podríamos sentir arrepentidos.

3. El arrepentimiento moral

El arrepentimiento moral, como bien su nombre nos indica, el malestar se vincula con un acto o no acto que va en contra de lo que está moralmente bien visto o es moralmente correcto. Este tipo de arrepentimiento nos hace sentir mal por haber dañado a otra persona, ya sea porque la hemos mentido, nos hemos aprovechado de ella, la hemos estafado, entre otros. Conductas que van en contra de nuestra bondad como persona, relacionándose con la malicia.

4. El arrepentimiento de relación

El arrepentimiento de relación o de conexión aparece cuando el sujeto se siente mal por haber perdido o dañado la relación con un ser querido, con alguien que era importante para él; es decir, normalmente se debe a distanciamiento con familiares próximos o amigos.

Como es obvio a lo largo de nuestra vida iremos distanciándonos o perdiendo relación con algunos sujetos, hecho que a la larga nos puede comportar malos sentimientos por no haber hecho lo debido o no haber cuidado la relación lo suficiente.

Cómo hacer frente al arrepentimiento?

Así pues, como ya hemos mencionado el arrepentimiento es un sentimiento que todos tenemos en algún momento, por esta razón es útil saber cómo le podemos hacer frente e intentar disminuir el malestar. Ante el arrepentimiento la respuesta adecuada, y que realmente es funcional, consiste en hacer un cambio e intentar arreglar la situación, aunque sí que es verdad que no en todas las ocasiones será posible efectuar el cambio.

De esta forma, primero debemos valorar si se puede realizar una acción para modificar la situación o no, es decir, si la puerta está mínimamente abierta o está completamente cerrada. No siempre está todo perdido y en ocasiones podemos enmendar nuestra decisión o conducta.

Por ejemplo, podemos ofrecernos como candidatos para un empleo que anteriormente habíamos dejado pasar, podemos intentar recuperar la relación con la persona con quien perdimos el contacto y podemos intentar enmendar nuestra mala actuación que daño a otro individuo.

Arrepentirse es un sentimiento normal que puede actuar como activador para mejorar nuestro estado o situación. El sentir arrepentimiento en la edad adulta, cuando este sentimiento ya debe estar desarrollado, es señal de estar mentalmente sano. Por el contrario, la ausencia podría relacionarse con algún tipo de patología psicológica.

Asimismo, podemos utilizar este malestar como un modo de solventar la situación, de no equivocarnos o no dejar pasar una oportunidad en el futuro. Que el recuerdo de este sentimiento nos ayude a reflexionar y a saber cómo actuar en nuevas situaciones que se nos puedan presentar. A veces hace falta ser un poco valiente para conseguir nuestros propósitos y alcanzar el bienestar.

  • Gilovich, T., Husted, V. y Kahneman, D. (1998) Varieties of Regret: A Debate and Partial Resolution. Psychological Review.
  • Zeelenberg, M., van Dijk, E., vanden Bos, K. y Pieters, R. (2002) The Inaction Effect in the Psychology of Regret. Journal of Personality and Social Psychology.
  • Nicolle, L. (2010) The role of regret and responsibility in decision-making. University College of London.

Psicóloga

Erin Sánchez es graduada en Psicología con mención en Psicología Clínica infantil y de adultos por la Universidad Autónoma de Barcelona. Actualmente estudia para las oposiciones de Psicólogo Interno Residente (PIR) y es voluntaria en AVAN, asociación que acoge a personas con afectaciones neurológicas, con sede en Sabadell (Barcelona).

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados