Daniel Kahneman es un célebre psicólogo israelí nacido en la conocida ciudad de Tel Aviv durante el año 1934.

Durante su niñez Kahneman vivió en París, Francia. Este notable psicólogo sobrevivió junto con su familia a la segunda guerra mundial y a la persecución por parte de los nazis al pueblo judío, toda una proeza que, por desgracia, muchas otras personas no lograron realizar con éxito.

Durante el año 2002 junto con su amigo y compañero Vernon Smith, Kahneman fue galardonado con el conocido como Premio Nobel de Economía. Un premio que esta celebridad ganó en calidad de psicólogo y no de economista, algo que muchas personas no lograron entender en aquel momento.

Frases y citas célebres de Daniel Kahneman

¿Te gustaría poder conocer las frases más relevantes de esta gran figura de la economía moderna?

A continuación podrás descubrir las 55 mejores frases de Daniel Kahneman, una persona que nos enseñó la importancia de la psicología en el plano económico.

1. Tal es la esencia de la heurística intuitiva: cuando nos vemos ante una cuestión difícil, a menudo respondemos a otra más fácil, por lo general sin advertir la sustitución.

Nuestra mente cuenta con unos mecanismos realmente sorprendentes, siempre podemos aprender cosas nuevas sobre su funcionamiento.

2. La confianza que las personas experimentan viene determinada por la coherencia de la historia que tratan de construir a partir de la información de que disponen.

La información de la que disponemos nos puede llegar a transmitir una falsa sensación de seguridad.

3. La mayor parte de nuestras impresiones y pensamientos surgen en nuestra experiencia consciente sin que sepamos de qué modo.

Podemos controlar en cierta forma nuestras emociones y pensamientos, con nuestra predisposición inicial hacia una conclusión ya antes estudiada.

4. No puede confiarse en la intuición en ausencia de regularidades estables en el entorno.

Nuestra intuición puede no estar en lo cierto, confiar ciegamente en ella puede salirnos muy caro.

5. Nuestra disposición innata a separar la causalidad física de la intencionalidad explica la casi universalidad de las creencias religiosas.

Muchas casualidades que podemos encontrar en nuestro día a día, han sido fruto de la manipulación por parte de terceras personas.

6. Todas las variantes de esfuerzo voluntario cognitivo, emocional o físico hacen uso, al menos en parte, de un fondo compartido de energía mental.

Nuestra mente es el motor inicial de cualquier acto que en la vida realicemos, ya sea ésta una acción física, mental o emocional.

7. La única perspectiva que podemos adoptar cuando pensamos en nuestras vidas es la del recuerdo.

A través de nuestros recuerdos, todos creamos en nuestra mente la que, para nosotros, es la película de nuestra vida.

8. Los gustos y decisiones están modelados por los recuerdos, y los recuerdos pueden ser falsos.

Los recuerdos muchas veces nos muestran una visión sesgada y bajo nuestro particular punto de vista, de algo que sucedió de distinta forma en el pasado.

9. La gente tiende a evaluar la importancia relativa de ciertos asuntos según la facilidad con que son traídos a la memoria, y esto viene, en gran medida, determinado por el grado de cobertura que encuentran en los medios.

Cuando disponemos de fotos o videos de un momento concreto del pasado, ese momento será mucho más fácilmente recordado por nosotros que cualquier otro.

10. ¿Por qué nos resulta tan difícil pensar estadísticamente? Pensamos asociativamente, pensamos metafóricamente y pensamos causalmente con facilidad, pero hacerlo estadísticamente requiere pensar en muchas cosas a la vez.

El ser humano, sin duda, no suele pensar de forma estadística, utilizamos otros muchos procedimientos para explicar algo que nos suelen resultar más sencillos de entender.

11. Somos propensos a sobrestimar lo que entendemos del mundo y a subestimar el papel del azar en los acontecimientos.

Nuestra percepción nos brinda una visión del mundo en el que vivimos, en la cual creemos que podemos hasta llegar a percibir qué sucederá. Este hecho no deja de ser una simple ilusión no acorde con la realidad.

12. La búsqueda espontánea de una solución intuitiva a veces fracasa: no nos viene a la mente ni una solución experta, ni una respuesta heurística. En estos casos es frecuente que nos pasemos a una forma más lenta, meditada y esforzada de pensar.

Para poder encontrar la solución a un grave problema, en la mayoría de ocasiones, la necesitaremos meditar pausadamente. Las grandes soluciones no aparecen con facilidad.

13. Nada es tan grave como parece cuando lo piensas.

Tomando distancia y siendo objetivos, los problemas pueden no ser tan graves.

14. Podemos estar ciegos para lo evidente, y ciegos además para nuestra ceguera.

La ignorancia no nos permite ser conscientes de su posesión. Este es un hecho francamente curioso sobre cómo funciona la ignorancia.

15. Nos concentramos en lo que conocemos e ignoramos lo que no conocemos, lo cual nos hace confiar demasiado en nuestras creencias.

Ciertamente solemos pensar que lo sabemos todo; algo que, sin duda, nos perjudica gravemente en nuestras decisiones.

16. Si le preocupa que el mensaje parezca creíble e inteligente, no utilice un lenguaje complicado cuando bastaría un lenguaje sencillo.

Usar un lenguaje sencillo hará que nuestras palabras calen más fácilmente en la mente de una tercera persona.

17. Una limitación general de la mente humana es su insuficiente capacidad para reconocer estados pasados del conocimiento o creencias que han cambiado. Una vez que adoptamos una nueva visión del mundo (o de una parte de él), inmediatamente perdemos buena parte de nuestra capacidad para recordar lo que solíamos creer antes de que nuestro pensamiento cambiara.

El ser humano se adapta al momento en el que vive, cambiando sus formas de pensar y desterrando antiguas creencias de su mente.

18. Mis ideas sobre la definición de “bienestar” cambiaron. Las metas que los individuos se proponen alcanzar son tan importantes para lo que hacen y lo que sienten, que centrarse exclusivamente en el bienestar experimentado no es sostenible. No podemos mantener un concepto de bienestar que ignore lo que las personas desean.

Nuestros deseos influyen en nuestro particular concepto de bienestar, produciéndonos una gran insatisfacción cuando no los alcanzamos.

19. A menudo, nuestro cerebro racionaliza los pensamientos automáticos y los presenta como el fruto de un razonamiento elaborado. Pero son historias que nos inventamos para justificar decisiones que en realidad son fruto de nuestros prejuicios. Es una forma de engañarnos.

El cerebro, como bien nos dice esta frase, puede llegar a engañarnos a nosotros mismos. Muchas de nuestras creencias suelen estar basadas en meras suposiciones y prejuicios.

20. La gente es muy sensible a las presiones y a las consecuencias inmediatas que puedan tener. Los efectos a largo plazo son más abstractas y más difíciles de tener en cuenta. Por ejemplo, el calentamiento global: cuando la amenaza se concrete en el tiempo, será muy tarde para reaccionar.

Tendemos a pensar que aquellas cosas que supuestamente sucederán en el futuro nunca llegarán, nos equivocamos.

21. Es el efecto halo: si haces algo bien, parece que harás todo bien. Si le hablo de un líder y le digo: es un dirigente listo y luchador y... ¡Corrupto! El tercer adjetivo ya llega tarde, cuando usted ya tiene un juicio favorable sobre ese líder, emanado del efecto halo de los dos adjetivos positivos anteriores.

Nos forjamos opiniones falsas sobre ciertas personas o situaciones. Muchos de nosotros no creamos detenidamente nuestra propia opinión.

22. Nos concentramos en lo que queremos y podemos hacer, sin atender a los planes y las aptitudes de otros.

Las acciones de los demás influyen en las nuestras, pudiendo aumentar su efectividad o anulándolas por completo.

23. Nos cuesta admitir errores, porque eso significa renunciar a la seguridad que esos supuestos simplificadores nos proporcionan.

Debemos admitir nuestros propios errores, de esta forma lograremos corregirlos lo antes posible.

24. Para que sean útiles, nuestras creencias deben someterse a la lógica de la probabilidad.

La probabilidad puede desbaratar cualquier creencia que tengamos, no debemos dejar nuestro futuro en manos del azar.

25. Cuando estás formulando un compromiso que puede tener unas consecuencias en el futuro, es necesario saber si te van a gustar esos resultados, o si te gusta quedarte como estás ahora.

Aquello que hoy realizamos puede suponernos una serie de ventajas o inconvenientes en el futuro, ¿Estamos seguros de que es lo que queremos?

26. Al comprar mi casa, hice un presupuesto conjunto de casa y muebles. Así evité el efecto pobreza que hace que, tras pagar una fortuna por una casa, compres luego muebles demasiado baratos, porque te sientes pobre.

Esto es algo que muchas personas suelen hacer, comprar casa y muebles a la vez. Un truco psicológico que puede cambiar nuestra propia percepción de lo que hacemos.

27. Al explicar el pasado y predecir el futuro, nos concentramos en el papel causal de la aptitud e ignoramos el papel de la suerte. De ahí que fácilmente incurramos en la ilusión del control.

La ilusión de que poseemos un control sobre nuestro futuro es algo que todos poseemos, la suerte es un factor determinante en la vida de cualquier persona.

28. Somos incapaces de desentrañar la complejidad del mundo, así que nos contamos un cuento simplificador para poder decidir y reducir la ansiedad que nos crea que sea incomprensible e imprevisible.

De esta forma funciona nuestra percepción, se centra sencillamente en aquello que podemos entender, desechando aquello que no podemos entender.

29. Una manera segura de hacer que la gente se crea falsedades es la repetición frecuente, porque la familiaridad no es fácilmente distinguible de la verdad.

Como diría Goebbels una mentira dicha mil veces puede convertirse en una verdad.

30. La expectativa de felicidad ante el matrimonio crece hasta el día de la boda para descender dramáticamente en años sucesivos…

El matrimonio se convierte, para muchas personas, en una trampa. No todos nos sentimos cómodos en esta determinada situación.

31. La inteligencia no es solo la capacidad de razonar; es también la capacidad de encontrar material relevante en la memoria y enfocar la atención cuando se necesita.

Gracias a nuestra inteligencia aprendemos de nuestros errores y de aquellos datos que recibimos de los demás.

32. El que logra que la confianza colectiva en decisiones a largo plazo se imponga sobre la incertidumbre a corto plazo.

No debemos dejarnos llevar por el grupo o por la sociedad, debemos ser capaces de imponer nuestra propia opinión.

33. La alegría, la emoción o la satisfacción son más importantes en Occidente que en Oriente, donde se aprecia más la calma.

En los países de oriente, poder vivir una vida tranquila es el objetivo final de muchas personas.

34. Que los profesionales tengan oportunidad de desarrollar capacidades intuitivas desde la experiencia, depende esencialmente de la cualidad y la rapidez de esta retroalimentación, así como de la suficiencia de las oportunidades prácticas.

Los profesionales, muchas veces no se encuentran lo valorados que deberían, sus experiencias pueden ser muy edificantes para nosotros.

35. El pensamiento complejo requiere esfuerzo y a la hora de escoger entre dos caminos, nuestro cerebro suele elegir el más sencillo. El esfuerzo mental supone un coste y el cerebro tiende a economizarlo.

Optar por el camino fácil es algo que muchos solemos hacer, pues el esfuerzo de valorar el camino difícil como este se merece puede parecernos un ejercicio que no vale la pena.

36. A menudo no somos conscientes de la poca información que tenemos, y si no somos conscientes de esto, entonces tenemos el fenómeno del exceso de confianza. La confianza no es un juicio, es un sentimiento.

La falta de percepción del riesgo puede darnos una falsa sensación de seguridad, llevándonos incluso a cometer muchas locuras en la vida.

37. Nuestra consoladora convicción de que el mundo tiene sentido descansa sobre un fundamento seguro: nuestra capacidad casi ilimitada para ignorar nuestra ignorancia.

Ser conscientes de nuestra ignorancia es el primer paso para poder superarla, el conocimiento es algo esencial en nuestras vidas.

38. Tendemos a tener mucha confianza en juicios que hacemos basados en muy poca información. Es uno de los aspectos más importantes de la cognición. Somos capaces de generar interpretaciones muy rápidas; eso es maravilloso, porque nos permite actuar rápido, pero por otro lado no somos conscientes de lo que no conocemos.

Nuestra limitada percepción nos permite actuar con rapidez, pero no nos permite actuar con acierto.

39. Tomarse las cosas en serio implica un elemento emocional. Las emociones se evocan más rápidamente y con mayor intensidad por cosas inmediatas. Las democracias funcionan así, por ejemplo. La gente se ve obligada a pensar a corto plazo. Es uno de los grandes problemas de las democracias, pero los sistemas que no son democráticos...Tienen otros problemas.

Pensar detenidamente los problemas nos dará la oportunidad de poder encontrar la respuesta correcta.

40. Los políticos y los publicistas se dirigen al Sistema 1 (emotivo, no racional). Planean las cosas de forma eficaz para sus fines. El Sistema 1 genera la mejor historia entre las posibles con la información de la que dispone, una historia con coherencia interna. Lo malo es que nos resulta difícil aceptar nueva información que sea incompatible con la historia que uno se ha formado.

Apelar a las emociones siempre será el camino fácil para convencer a alguien, las emociones pueden transmitirnos una falsa sensación de veracidad.

41. Siempre he creído que la investigación científica es otro dominio en el que una forma de optimismo es esencial para el éxito: Todavía estoy buscando un científico que sea incapaz de exagerar la importancia de lo que está haciendo, y creo que alguien que no se hiciese ilusiones sobre su importancia languidecería en la repetición de la experiencia de sus abundantes pequeños fracasos y sus raros éxitos, que es el destino de la mayoría de los investigadores.

Autoconvencernos es un factor fundamental para poder comenzar cualquier gran tarea, debemos creernos capaces de conseguir nuestro objetivo.

42. Ninguna cosa de la vida es tan importante como pensamos cuando pensamos en ella.

Debemos pensar los problemas con detenimiento, quizás no sean tan graves como nos parecían en un inicio.

43. Por absurdo que pueda parecer, yo soy el “yo” que recuerda, siendo el “yo” que experimenta, el “yo” que da contenido a mi vida, un extraño para mí.

La mente es maravillosa y posee unos complejos mecanismos que muchas veces nos son desconocidos.

44. El pensamiento rápido incluye las dos variantes del pensamiento intuitivo -el experto y el heurístico-, así como las actividades mentales puramente automáticas de la percepción y la memoria.

Movernos por nuestra memoria puede resultarnos algo sumamente fácil. Nuestros recuerdos y pensamientos están a tan solo una décima de segundo. La mente puede ser muy eficiente en su trabajo.

45. Una ley general del mínimo esfuerzo rige en la actividad tanto cognitiva como física. La ley establece que si hay varias formas de lograr el mismo objetivo, el individuo gravitará finalmente hacia la pauta de acción menos exigente. En la economía de la acción, el esfuerzo es un coste, y la adquisición de habilidad viene determinada por el balance de costes y beneficios. La pereza está profundamente arraigada en nuestra naturaleza.

Sin duda el hombre tiende a pensar lo menos posible, pues incluso el esfuerzo mental nos supone un ejercicio que muchas veces no deseamos hacer.

46. Las personas pobres piensan como comerciantes, pero la dinámica es aquí bien distinta. A diferencia de los comerciantes, los pobres no son indiferentes a las diferencias entre ganar y perder. Su problema es que todas sus elecciones lo son entre pérdidas. El dinero gastado en un bien significa la pérdida de otro bien que podrían haber adquirido en lugar del primero. Para el pobre, los costes son pérdidas.

Una forma muy particular de entender la pobreza, es cierto que el dinero llama al dinero y la ausencia de él también puede traernos la situación inversa.

47. La adquisición de habilidades requiere un entorno regular, una oportunidad adecuada para practicarla y una retroalimentación rápida e inequívoca para que los pensamientos y las acciones sean los correctos. Cuando se dan estas condiciones, la habilidad se desarrolla, y los juicios y elecciones de carácter intuitivo que enseguida produce la mente son casi siempre los acertados.

Es cierto que para poder adquirir habilidades, el entorno y la situación deben ser los correctos para que esto suceda.

48. La idea de que el futuro es impredecible es debilitada cada día por la facilidad con que explicamos el pasado.

Tendemos a pensar que el futuro seguirá ciertas ideas que parecen sernos claras, esto no tiene por qué tener nada de cierto ni ser fiel a la realidad.

49. Aprender de las sorpresas es algo, sin duda, razonable; pero puede tener algunas consecuencias peligrosas.

Podemos aprender de aquellas situaciones que nos han sorprendido, pero esta no debe ser nuestra principal opción de aprendizaje. A la larga nos será sin duda contraproducente.

50. Las situaciones son constantemente evaluadas como buenas o malas, que aconsejan la huida o permiten la aproximación.

Todas las situaciones con las que nos encontramos son evaluadas rápidamente por nuestro cerebro, catalogándolas de forma instantánea como positivas o negativas para nosotros.

51. La ilusión de que entendemos el pasado, fomenta el exceso de confianza en nuestra capacidad para predecir el futuro.

Nuestra limitada percepción nos entrega una visión distorsionada de la realidad que nosotros creemos ser cierta.

52. La premisa de este libro es que es más fácil reconocer los errores de otros que los nuestros.

Ya sea de nuestros propios errores o los de los demás, lo importante es no dejar nunca de aprender.

53. El test de aprendizaje psicológico busca saber si nuestra comprensión de situaciones que encontramos ha cambiado, no si hemos conocido un nuevo hecho.

La información que recibimos cambia nuestra forma de pensar, y además también suele cambiar nuestra propia opinión sobre ello.

54. Una mejor comprensión de estas heurísticas, y de los sesgos a que conducen, podría mejorar juicios y decisiones en situaciones de incertidumbre.

Comprender en mejor medida cómo actuamos sobre una determinada situación, puede ayudarnos a poder encontrar la solución correcta para ella. El conocimiento siempre será positivo para nosotros.

55. Las personas pueden mantener una fe inquebrantable en una afirmación, por absurda que sea, cuando se sienten respaldadas por una comunidad de creyentes con su misma mentalidad.

Las opiniones de quienes nos rodean, influyen a nuestra propia opinión, estas opiniones pueden generar en nosotros dudas que no sepamos responder. Solemos pensar que la opinión del grupo será, posiblemente, la correcta.