Consejos para hacerse entender mejor. Unsplash.

La comunicación es buena parte de lo que somos. Ninguna persona existe como una isla solitaria, siempre evolucionamos como seres humanos en contacto con los demás, independientemente de si disfrutamos de la mayoría de relaciones sociales o no.

Por eso, muchas personas se sienten preocupadas por una cuestión: “¿cómo comunicarme mejor con el resto de personas?”.

Aprender a hacerse entender y a interactuar correctamente con los demás es tan importante. En este artículo veremos varios consejos acerca de cómo comunicarse mejor con los demás a partir de ideas sencillas a aplicar en tus hábitos del día a día.

¿Cómo comunicarme mejor con los demás?

Antes de ver las técnicas específicas a aplicar en tus relaciones sociales para conectar mejor con quienes te rodean, es importante comprender algunos principios básicos de la comunicación, ya sea en el ámbito de la amistad, de la pareja o en el trabajo. Son los siguientes.

1. Eres responsable de hacerte entender

¿Te suena ese viejo dicho de “soy responsable de lo que digo, no de lo que entiendas”? Pues bien, te interesará que eso es falso, o al menos parcialmente falso. La comunicación no funciona como un sistema de transmisión de paquetes de datos que uno emite hacia el exterior y ya está; es algo mucho más dinámico, hay que participar en el proceso por el cual la otra persona interpreta aquello que decimos.

Esto es así porque el simple hecho de ser una persona diferente al receptor ya hace que nuestro punto de vista y experiencias vividas en el pasado y en el presente sea distinta, lo cual hace que por muy bien que lo hagamos siempre pueden aparecer malentendidos.

2. Hay que ponerse en la piel de los demás

Este consejo se deriva del anterior, dado que el proceso de la comunicación es algo dinámico y hay que ir asegurándose de que no hay errores.

3. Hay que tener en cuenta el contexto

Más allá de los individuos involucrados en un acto de comunicación está el contexto, y este condiciona tanto lo que se dice y cómo se interpreta lo que se dice que siempre debe ser considerado un factor muy importante.

Por ejemplo, no es lo mismo decir algo en un encuentro en un restaurante que en la oficina en la que se trabaja y siendo uno de los dos el jefe de la empresa.

Técnicas para expresarse mejor y conectar con otras personas

Visto lo anterior, ya podemos pasar a ver varios consejos sobre cómo comunicarte mejor con los demás y hacer que esto mejore tus relaciones sociales.

1. Adapta tu lenguaje

Es muy importante adaptar el lenguaje a la conversación que se está teniendo, considerando especialmente dos factores: la formación y nivel educativo de quienes escuchan, y el contexto en el que se produce la conversación.

Por ejemplo, si te dedicas a la investigación en biología y quieres explicar cómo es una raza de perro que tienes en casa, definitivamente deberías evitar utilizar para ello jerga muy técnica, a no ser que la otra persona te pida que le expliques esos detalles.

Por otro lado, si estás en un contexto profesional es probable que no se vea con buenos ojos que te expreses tal y como lo harías con tus amigos de toda la vida; por mucho que esto sea una imposición arbitraria, incumplir con estas normas no escritas puede eclipsar el contenido de tu mensaje, además de desgastar tu imagen en muchos casos.

2. Mira a los ojos

Este es posiblemente uno de los consejos más simples y a la vez básicos acerca de cómo comunicarse mejor. Si no lo haces, se generará una situación extraña en la que será difícil interpretar lo que dices, dado que tus intenciones no estarán claras (dado que estarás hablando pero a la vez muestras que te gustaría estar en cualquier otro sitio menos teniendo esa conversación).

Eso sí, para que no te obsesiones con algo tan básico, es mejor que te preocupes por no dejar de mirar a los ojos durante muchos segundos seguidos, más que centrarte en mirar todo el rato a los ojos. Lo ideal es hacerlo con una espontaneidad que te permita olvidarte del asunto a no ser que detectes que no lo estás cumpliendo.

3. Evita prejuzgar

A veces podemos caer en la tentación de expresar en voz alta prejuicios sobre los demás, sean positivos o negativos, aunque solo sea para generar conversación. Evita esto. En todo caso, formula preguntas para dar margen a que otros se dejen conocer más.

4. Fíjate en si la otra persona se siente nerviosa

En ocasiones, te encontrarás con personas propensas a sentirse nerviosas durante las conversaciones, sobre todo si te conocen muy poco.

Al detectar estas señales de estrés, muéstrales tu complicidad y usa estrategias para descargar la tensión y generar un ambiente más distendido: haz una broma, adopta un lenguaje no verbal relajado, muestra que te tomas en serio a la otra persona y te importa lo que piense de ti, etc.

5. Practica la escucha activa

Cuando te hablen, no adoptes una actitud pasiva. Aunque te toque permanecer en silencio, da señales de que estás prestando atención: mira a los ojos, asiente, reacciona con algunas exclamaciones dependiendo de las emociones que te provoquen lo que escuchas, y ocasionalmente, añade pequeños comentarios o pregunta dudas relacionadas con el tema (siempre que no impliquen contar una historia demasiado larga que no tiene demasiada importancia en esa situación). Esto es lo que se conoce como escucha activa.

Referencias bibliográficas:

  • Ferguson, S. D.; Lennox-Terrion, J.; Ahmed, R.; Jaya, P. (2014). Communication in Everyday Life: Personal and Professional Contexts. Canada: Oxford University Press.
  • Mehrabian, A. (1972). Nonverbal communication. Transaction Publishers.
  • Turner, L.H., y West, R.L. (2013). Perspectives on family communication. Boston: McGraw-Hill.