Recomendaciones para mejorar en sociabilidad. Unsplash.

Al iniciar una nueva relación de amistad con alguien, las cosas no siempre salen como las imaginamos. A veces las relaciones interpersonales duran menos de lo esperado, y parte de las causas que conducen a este desenlace puede ser el escaso manejo de las habilidades sociales.

En el siguiente artículo veremos cómo mantener buenas relaciones con los demás, de una manera natural y bastante práctica. La idea no es dejar de ser quienes somos para encajar en las relaciones de amistad, pero es importante saber cómo expresar adecuadamente nuestra actitud positiva hacia el resto de personas.

¿Por qué son importantes las habilidades sociales?

Está comprobado que gran parte del éxito de una persona se basa en la capacidad de relacionarse con sus semejantes. Los conocimientos técnicos, el estudio y el talento son importantes para desenvolverse en la vida, pero es gracias a las relaciones interpersonales que conseguimos alcanzar los objetivos. El individuo no existe sin el colectivo.

Existen muchas personas que tienen grandes talentos y capacidades impresionantes, pero que a pesar de eso no consiguen prosperar ni establecer relaciones amistosas o afectivas de manera estable. Por otro lado, para saber cómo mantener buenas relaciones con los demás es necesario conocer también la importancia de las habilidades sociales; y es que gracias a ellas es que somos capaces de establecer y mantener adecuadamente nuestros vínculos de amistad o de compañerismo con los demás.

Con esto no quiero decir que lo único que cuenta para triunfar en la vida sea conocer a las personas correctas y aprovechar su amistad, porque si no se tiene la preparación y las ganas necesarias para triunfar, es irrelevante la capacidad de relacionarse con la gente.

Se trata de una dialéctica entre capacidad y sociabilidad; si conseguimos tener un equilibro adecuada entre estas dos variables, estaremos mejor encaminados hacia un futuro prometedor.

Consejos para mantener buenas relaciones con los demás

En el siguiente listado aparecen una serie de consejos efectivos y prácticos para mantener buenas relaciones interpersonales con los demás.

1. Sé fiel a tus principios

Una cosa que debemos tener siempre en cuenta al relacionarnos con los demás es que nuestros principios no pueden ser negociables. Es decir, que no vale de nada mantener una amistad en la que no somos valorados por quienes somos en realidad.

Cuando somos capaces de mostrar a las otras personas que estamos dispuestos a respetar sus puntos de vista siempre y cuando ellos hagan lo mismo con los nuestros, estamos en vías de desarrollar una relación de amistad más transparente y sincera.

2. Practica la honestidad

Siempre que nos involucramos en una relación de amistad es importante ser honestos con los demás, teniendo en cuenta que la honestidad no se trata de decir siempre todo lo que sabemos, sino simplemente de no engañar a las demás personas.

Otro aspecto importante sobre la honestidad es decir las cosas directamente, y evitar usar intermediarios para comunicar nuestras opiniones. Es común que la información se distorsione cuando no es contada de primera mano.

3. Demuestra confianza

Un aspecto esencial para fortalecer y mantener las relaciones con los demás es ser confiable, para conseguirlo debemos mantener la integridad en cuanto a nuestras opiniones y acciones, evitando cambiar constantemente de ideas respecto a lo que decimos o hacemos.

Otra cosa que funciona bien para crear vínculos de confianza con las personas es mostrar cierto nivel de vulnerabilidad, contar algunas anécdotas referentes a nosotros donde nos hayamos visto en situaciones difíciles hace que los demás puedan empatizar con nosotros.

4. Practica la espontaneidad

Difícilmente alguien podría planificar con exactitud la manera en la que se comporta cuando está con sus amigos, lo ideal es ser nosotros mismos, sin temor a ser juzgados. La espontaneidad se refiere comportarse libremente sin la necesidad de usar protocolos sociales rígidos para encajar en el grupo.

5. Potencia tu empatía

Tener la capacidad de ponernos en la piel de otros es indispensable para mantener buenas relaciones interpersonales. No basta únicamente con hablar de nosotros mismos y escuchar las anécdotas de los demás. Es necesario comprender también las situaciones ajenas.

6. Aprende a escuchar

Para mantener buenas relaciones con los demás es necesario practicar una escucha activa, la cual consiste en atender al discurso de las otras personas sin interrumpir y dando señales de atender a lo que se dice.

Recordemos que no es lo mismo oír que escuchar. Cuando escuchamos estamos poniendo atención e interpretando lo que el otro quiere hacernos llegar con sus palabras, mientras que cuando oímos no estamos haciendo uso de nuestra capacidad de análisis.

7. Mantente humilde

No importa cuánto éxito tengas, o cuántos recursos materiales estén a tu alcance, si consigues mantener la humildad será más probable que logres sostener relaciones de amistad reales. Las buenas amistades no se acercan a ti por las cosas que tienes, sino por tus virtudes como ser humano.

Sé amable, muestra educación, y evita los comportamientos ostentosos para que las personas a tu alrededor se sientan mejor estando contigo. Y no lo hagas únicamente por agradar, hazlo porque sabes que es lo correcto, practica la humildad como algo natural.

8. Mantén el contacto

Algo importante para llevarse bien con el resto de personas consiste en tomarnos el tiempo necesario para ver cómo están los demás. Aunque parezca una cuestión bastante obvia, en ocasiones los días se pasan y no tenemos noticias de alguno de nuestros colegas, vecinos, amigos... Puedes hacerles una llamada, escribirles algunos mensajes, o ir a visitarlos para comprobar que se encuentran bien, si el trato es cercano.

Referencias bibliográficas:

  • Aronson, Elliot (2008). The Social Animal. Worth.
  • Tajfel, H. & Turner, J. C. (1986). The social identity theory of intergroup behavior. In S. Worchel & W. G. Austin (Eds.), Psychology of intergroup relations. Chicago, IL: Nelson-Hall Janis, I. L. (1972). Victims of groupthink. Boston, MA: Houghton Mifflin Company.