Función expresiva del lenguaje: qué es, características y ejemplos

Veamos qué es la función expresiva del lenguaje y cómo influye en la comunicación humana.

Función emotia del lenguaje

Las funciones del lenguaje son las diversas formas que tenemos los seres humanos de comunicarnos de forma verbal, transmitiendo mensajes en función de diferente intencionalidad del emisor.

Entre ellas, encontramos la función expresiva del lenguaje, en donde las emociones y sentimientos del emisor toman especial relevancia, pues son oraciones con un importante componente subjetivo.

A continuación vamos a profundizar sobre esta función expresiva, además de ver sus rasgos lingüísticos y pondremos algunos ejemplos para acabar de entenderla un poco mejor.

La función expresiva del lenguaje

La función expresiva del lenguaje, también denominada función emotiva o sintomática, es una función lingüística que se emplea con el propósito de comunicar a un receptor los estados de ánimo, sentimiento, emociones, creencias o demás aspectos subjetivos del emisor.

Se trata de una de las 6 funciones del lenguaje descritas por el filólogo y lingüista ruso Roman Jakobson junto con la apelativa, la referencial, la fática, la poética y la metalingüística.

Este tipo de función es una de las más utilizadas y tiene como objetivo mostrar la intención del hablante cuando transmite una determinada información. Esta función está basada en la subjetividad del emisor, por lo que quien transmite el mensaje desempeña el papel más importante en la comunicación, puesto que es esa persona quien expresa sus sentimientos a su receptor.

Además de transmitir una información, el hablante expresa a la vez su actitud ante lo que dice y también nos puede descubrir sus rasgos de personalidad.

Aspectos lingüísticos

La función expresiva o emotiva del lenguaje suele hacer uso de unas formas verbales específicas. Puesto que esta casi siempre hace referencia al emisor del mensaje, lo habitual es que estén formuladas conjugando los verbos en primera persona.

Me pareces la persona más guapa del mundo.

No obstante, también se pueden emitir mensajes con función expresiva mediante fórmulas impersonales, como sería el siguiente ejemplo:

¡Qué bonito es el mar!

En este caso se usa la función expresiva, pues el emisor nos está transmitiendo un mensaje cargado de componente emocional aunque lo hace a través de una forma impersonal. En otras palabras, se están mostrando los sentimientos del emisor pero en la frase que emite no usa formas verbales en primera persona.

Otra de las características de la función expresiva del lenguaje es que suele usar el modo subjuntivo, de oraciones exclamativas, de interjecciones o de onomatopeyas con el objetivo de resaltar los sentimientos del emisor. Se expresan también de modo subjetivo los deseos, las preferencias y las sensaciones.

¡Ojalá me quisiera Susana!

¡Ay, qué dolor!

También cabe decir que la función expresiva del lenguaje se puede resaltar por medio de aspectos propios del lenguaje no verbal, como los gestos, los tics o la intensidad de la voz. Una oración puede adquirir un tono verdaderamente emotivo no solo con las palabras que se usan, sino también con la forma en que el emisor la emite, valiéndose de lenguaje no verbal que refuerza las expresiones verbales propiamente dichas.

Funciones expresivas del lenguaje

La función expresiva y los medios de comunicación

Durante las primeras etapas de la vida, los seres humanos disponen solamente del lenguaje no verbal para expresar sus estados de ánimo. Los bebés, aunque no sepan hablar, consiguen de una u otra forma transmitir lo que quieren transmitir (hambre, dolor, alegría) por medio de sus gestos, su llanto, inflexiones de la voz y contactos corporales. De hecho, se podría decir que los pequeños solo disponen de lenguaje afectivo para transmitir sus estados de ánimo.

Sin embargo, a medida que vamos creciendo y dominando el lenguaje verbal, adquirimos la capacidad de usar las demás funciones del lenguaje. Los gestos del humano adulto pueden ser intencionales y tener más de una interpretación, pero el mensaje directo se expresa valiéndose de las palabras aunque reforzándolo con lenguaje no verbal, como hemos comentado antes.

Esto es algo que podemos ver con relativa facilidad con los medios de comunicación. Estas plataformas transmiten mensajes de opinión sobre alguna cuestión interesante para una comunidad, pretendiendo que la opinión pública tome una determinada postura ante la realidad y, en la medida de lo posible, modifique su conducta en la dirección que el medio desea. Así pues, su mensaje tiene un componente subjetivo en el que se vale de expresiones sentimentales para despertar en la audiencia emociones. Así pues, no solo hablamos de función expresiva del lenguaje, sino también apelativa.

Los mensajes de opinión puede adoptar diferentes formas, todas ellas recurriendo a la función expresiva o emotiva del lenguaje en mayor o menor medida.

1. Entrevista

La entrevista consiste en que uno o varios periodistas hacen preguntas al personaje entrevistado. Estas cuestiones suelen girar en torno a un tema monográfico o en relación con la propia historia y vida del entrevistado.

2. Colaboraciones

En las colaboraciones un personaje de prestigio expone su opinión, por lo general de forma periódica, sobre los temas de actualidad del día o de la semana. En ocasiones su opinión versa sobre áreas muy específicas y especializadas, caso el cual recibe el nombre de crítica especializada.

3. Debates y coloquios

En los debates y los coloquios diferentes personas hablan sobre un tema que levanta pasiones y por lo que no suelen estar de acuerdo. Debido a esto, es prácticamente inevitable que recurran a la función expresiva del lenguaje, exponiendo las emociones que les despierta el tema a debatir y qué opinan de las opiniones de los demás.

4. Editorial

La sección de la editorial son textos que expresan la opinión de un medio, generalmente un periódico, sobre un asunto determinado. Si bien el objetivo de los periódicos es transmitir la información de la forma más objetiva posible, es inevitable que su director y redactores tengan ciertas opiniones al respecto de lo que sucede en el mundo, siendo el espacio de la editorial el lugar reservado para hacer públicas tales opiniones.

Ejemplos de oraciones con función expresiva

Ahora que hemos visto qué es la función expresiva del lenguaje y cuáles son sus características lingüísticas, vamos a ver unas cuantas oraciones a modo de ejemplo para acabar de entenderlo:

  • ¡Me duele mucho la espalda!
  • ¡Estoy cansado de tanta tontería!
  • Me encanta estar contigo en clase.
  • Estoy frustrado de esperar su llamada. ¡Ha pasado ya una semana!
  • ¡Me alegro tanto de que te hayan dado ese trabajo!
  • De todas las islas, Menorca es mi preferida.
  • ¡Cómo has crecido!
  • Estoy muy enfadado contigo. No solo me has faltado al respeto sino que, además, no me has pedido disculpas.
  • Lo siento mucho. Me he equivocado. No volverá a ocurrir.
  • ¡Eres el modelo más guapo de todos!
  • ¡Qué alegría verte de nuevo!
  • ¡Por fin es viernes!
  • ¡Ya estoy harta!
  • Tengo miedo de lo que pueda pasar.
  • ¡Qué mal huele!
  • Te amo.
  • ¡Me duele!
  • Admiro tanto a Albert Einstein…
  • Te odio tanto que no soy capaz de expresarlo con palabras.
  • ¿Qué he hecho yo para merecer esto?
  • ¡Feliz navidad y prospero año nuevo!
  • Ávila, R. (1977). La lengua y los hablantes. México, Trillas: pp. 116 - 127.
  • Mounin, G. (1976). La lingüística del siglo XX, Madrid, Gredos: pp. 143 - 148.
  • Jakobson, R. (1963). Essais de linguistique générale. París: Minuit.
  • Bühler, K. (1934). Teoría del lenguaje. Madrid: Alianza Editorial.

Artículos relacionados