¿Has oído a hablar alguna vez de las leyes lingüísticas? A grandes rasgos, podemos decir que se trata de leyes que establecen cómo funciona el lenguaje, y cómo se estructura. Dos de las más importantes, en el lenguaje humano, son: la Ley de Menzerath (o Ley de Menzerath-Altmann) y la Ley de brevedad de Zipf.

Por otro lado, se ha visto cómo estas leyes se pueden aplicar también a la comunicación entre primates, por ejemplo a través de sus gestos y gritos. En este artículo nos centraremos en la Ley de Menzerath, y te contaremos qué dice la ciencia al respecto, a partir de tres estudios que relacionan la comunicación entre primates con estas dos leyes.

Ley de Menzerath: ¿qué es y qué establece?

La Ley de Menzerath, también denominada Ley de Menzerath-Altmann (por sus descubridores, Paul Menzerath y Gabriel Altmann) es una ley lingüística, que sostiene que, cuanto más larga es una frase (o constructo lingüístico), más cortos son sus constituyentes (y viceversa).

Esta ley también se extiende a las palabras; así, cuanto más larga es una palabra, más cortas son sus sílabas o morfemas (y al revés; cuanto más corta es la palabra, más largas son sus sílabas). En otras palabras, según esta ley, las unidades de lenguaje más largas están formadas por componentes más cortos.

Esta ley fue descrita por primera vez por Paul Menzerath, en el año 1954. Las aportaciones de Paul Menzerath, lingüísta eslovaco, impulsaron la investigación de la lingüística cuantitativa. De esta forma, sus hallazgos se generalizaron a esta rama de la lingüística.

Más tarde, la Ley de Menzerath fue reformulada por Gabriel Altmann (1980 y 1984), también lingüista eslovaco, por lo que ésta acabó recibiendo el nombre de Ley de Menzerath-Altmann.

Las leyes lingüísticas: Menzerath y Zipf

La lingüística es aquella disciplina científica, encargada de estudiar el origen, evolución y estructura del lenguaje. A partir de ella nacen las leyes lingüísticas, que son las que rigen el lenguaje.

Pero... ¿cómo surgen las leyes lingüísticas? Son los estudiosos del lenguaje (concretamente, los lingüistas cuantitativos) quien hacen este trabajo, y producen estas leyes, basándose en diferentes modelos formales.

Los modelos formales, a su vez, se basan en los parámetros y componentes del lenguaje (concretamente en cuatro: fonética, semántica, morfología y sintaxis). Finalmente, dichas leyes son observadas en todas las lenguas (es decir, son “universales”, independientemente del idioma).

Las dos leyes que predominan en todos los lenguajes humanos son: la ya mencionada Ley de Menzerath, y la Ley de brevedad de Zipf. Además, estas dos leyes se han encontrado que rigen también la comunicación de un pequeño número de especies de primates. En este artículo mencionaremos (y explicaremos) dos estudios recientes que hablan de ello.

Sin embargo, no queda tan claro si, además, estas dos leyes también afectan, en el caso de los primates, a su comunicación vocal a larga distancia.

Estudio: los gestos de los chimpancés

Según un estudio del 2019 llevado a cabo por un equipo de científicos británicos y publicado en la revista Proceedings of the Royal Society B, donde analizaron los gestos de los chimpancés, éstos están sujetos a la Ley de Menzerath, es decir, la misma ley que rige el habla humana.

Así, según este estudio, los gestos utilizados por los chimpancés, a fin de comunicarse entre ellos, siguen las mismas leyes que rigen el habla humana. Este estudio, concretamente, se centró en dos leyes: la Ley de contracción de Zipf, y la Ley de Menzerath.

La primera, la de Zipf, establece que la longitud de una palabra es inversamente proporcional a la frecuencia con la que se usa dicha palabra (es decir, cuanto más larga la palabra, menos se usa, y viceversa). La segunda, la de Menzerath, ya la hemos explicado.

De esta forma, a grandes rasgos, lo que revela este estudio es que el lenguaje de los monos y de los humanos, sigue las mismas reglas.

Metodología: los gestos de los chimpancés

Siguiendo su propósito, descubrir si los gestos de los chimpancés obedecen a las mismas leyes que las que rigen nuestro lenguaje, los científicos del estudio analizaron un total de 359 clips de comunicación, de hasta 48 chimpancés diferentes.

A través de estos 359 clips, identificaron un total de 2.137 gestos diferentes, que a su vez, se dividieron en 58 tipos de gestos.

Después de analizar todos estos gestos, observaron cómo 873 de ellos constituían unidades separadas, mientras que el resto, constituía agrupaciones de gestos (de entre 2 y 45 por grupo).

Resultados

En cuanto a las dos leyes estudiadas, la Ley de contracción de Zipf, y la Ley de Menzerath, se observó cómo la primera no se confirmaba; sin embargo, sí observaron cómo se producía una relación inversa entre la duración del gesto, y su frecuencia de uso, en el caso de un subgrupo de gestos más cortos.

En cuanto a la segunda ley, la Ley de Menzerath, los investigadores observaron cómo los gestos comunicativos de los chimpancés sí obedecían a dicha ley, es decir, la ley se cumplía.

Así, la conclusión a la que llegaron los investigadores de este estudio, fue la siguiente: la comunicación gestual de los chimpancés está sujeta (de forma parcial) a las leyes que rigen las lenguas humanas naturales, como es en este caso la Ley de Menzerath.

Los autores, además, añadieron en sus conclusiones la importancia de seguir estudiando estas pautas de comunicación evolutivas.

Más estudios: otras especies de primates

Otro estudio, también del año 2019, y que hace alusión también a la Ley de Menzerath, establece que los gritos matutinos de una familia de primates, los gibones (Hylobatidae), siguen esta ley, así como otra: la ley de brevedad de Zipf (ya mencionada en el anterior estudio).

Así, tal y como observaron los investigadores en este estudio, las secuencias más largas de sus gritos, se componen de llamadas más cortas, en promedio.

Finalmente, haciendo alusión a otro estudio, esta vez desarrollado por la Universidad Politécnica de Cataluña, un equipo de científicos verificó que la Ley de Menzerath también se cumple en una especie de primates etíopes, denominados geladas (Theropithecus gelada).

En esta especie, los machos emiten secuencias bastante largas de llamadas (concretamente, 25 llamadas formadas por 6 tipos diferentes de secuencias).

Referencias bibliográficas:

  • Gabriel, A. (1980). Prolegomena to Menzerath's law. Glottometrika 2: pp. 1-10.
  • Heesen, R., Hobaiter, C., Ferrer-i-Cancho, R. & Semple, S. (2019). Linguistic laws in chimpanzee gestural communication. The Royal Society Collection. Biological Sciences.
  • Hernández-Fernández, A. (2014). Las leyes de la lingüística en los sistemas de comunicación. Tesis Doctoral, Universitat de Barcelona.
  • Huanga, M., Ma, H., Ma, Ch., Garber, P.A. & Fan, P. (2019). Male gibbon loud morning calls conform to Zipf's law of brevity and Menzerath's law: insights into the origin of human language. Animal Behaviour, ScienceDirect.
  • Wentian, L. (2012). Menzerath's law at the gene-exon level in the human genome. Complexity 17 (4): 49-53.