¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Los 5 niveles de conflicto (y sus características)

Estos son los principales niveles de conflicto que pueden producirse entre personas y entre grupos.

Niveles de conflicto

Cada día muchas personas deben lidiar con algunos conflictos de diversa índole y con algunas personas con diferentes personalidades y puntos de vista. Por otro lado, la resolución de esos conflictos, si se gestiona de la manera correcta, podría ofrecer la posibilidad de mejorar las relaciones y avanzar hacia el progreso.

Podemos encontrar 4 niveles de conflicto diferentes en las principales clasificaciones: conflicto intrapersonal, interpersonal, intragrupal e intergrupal. No obstante, algunas clasificaciones han incluido un quinto nivel de conflicto, el conflicto interorganizacional.

En este artículo explicaremos en qué consiste cada uno de los niveles de conflicto que acabamos de mencionar y también expondremos algunas formas de gestionarlos.

¿Cuáles son las características del conflicto?

La palabra conflicto proviene del latín “conflictus” que está formado por el prefijo “con-” (unión, convergencia) y del participio “fligĕre” (flictus=golpe), por lo que estaríamos hablando de “golpe entre varios” o de “el golpe junto”, de manera que vendría a ser el conflicto un tipo de pleito, o la colisión a partir de la oposición de diferentes posturas. Cabe mencionar además que la palabra conflicto, según el diccionario de la RAE, posee las siguientes definiciones:

  • Pelea, combate, lucha.
  • Enfrentamiento armado.
  • Situación desgraciada y cuya salida resulta complicada, apuro.
  • Materia de discusión, cuestión, problema.
  • La coexistencia de una serie de tendencias que son contradictorias entre sí en un mismo individuo.
  • El momento más duro y violento durante una batalla.
  • En las relaciones laborales, se refiere a la disputa entre los trabajadores (conflicto colectivo).
Características de los niveles de conflictos

Como podemos ver, existen diversas definiciones para explicar la palabra conflicto. En el presente artículo nos centraremos principalmente en la cuarta definición (materia de discusión), en la quinta (contradicciones en un mismo individuo) y en la séptima (conflicto en las relaciones laborales).

Los niveles de conflicto

Ahora que hemos visto en qué consiste un conflicto, vamos a exponer los diferentes niveles de conflicto que podemos encontrarnos (intrapersonal, interpersonal, intragrupal e intergrupal), de acuerdo con las principales clasificaciones; aunque en algunas también podemos encontrar un quinto nivel, el interorganizacional (este último se encuentra normalmente ubicado dentro de la categoría del conflicto a nivel intergrupo en aquellas clasificaciones en las que solamente se tienen en cuenta 4 niveles de conflicto). A continuación vamos a explicar en qué consiste cada uno de ellos.

1. El conflicto a nivel intrapersonal

El primero de los niveles de conflicto que nos podemos encontrar es el intrapersonal que se utiliza para referirse a los conflictos que solamente implican a una persona; siendo una disputa interna. Dicho conflicto podría surgir a partir de las propias emociones, pensamientos, ideas, predisposiciones y/o valores de una personas, de forma que el conflicto podría comenzar en el momento en que esa persona se encuentra con el dilema en el que debería elegir entre lo que “debería hacer” y lo que “quisiera hacer realmente”.

Cuando pretendemos arreglar un conflicto intrapersonal, se deben tener presentes una serie de premisas: seguir y tener siempre presentes los propios valores y analizar si van acorde con los de la empresa, revisar minuciosamente la política de la empresa, anotar el concilio junto a una lista de pros y contras asociados al mismo al mismo tiempo que se trata de buscar diferentes opciones que estés disponibles para resolver el conflicto y, en base a todo ello, tratar de elegir la mejor opción.

Si es necesario, lo mejor sería buscar ayuda profesional que pueda guiarnos en este proceso y para ello muchas personas cuentan con empleados que se encargan de ello dentro de la sección de recursos humanos con el fin de mejorar el clima laboral, aumentar el bienestar de los empleados, ayudar a los empleados a estar en condiciones óptimas para desempeñar satisfactoriamente sus funciones dentro de la empresa, etc.

2. El conflicto a nivel interpersonal

Otro de los niveles de conflicto que nos podemos encontrar sería el interpersonal que ocurre cuando dos o incluso más personas de una organización tiene una pugna o desacuerdo acerca de un determinado asunto relacionado con el ámbito laboral en el que trabajan o sobre cómo lograr determinados objetivos asociados. Además, este tipo de conflictos podrían llegar a darse incluso en aquellos casos en los que una de las partes no se hubiera dado cuenta de que realmente existe un conflicto.

A la hora de intentar resolver un conflicto interpersonal se debe empezar por definir y analizar el conflicto real, poniéndolo siempre en contexto para ver cómo ha impactado en cada una de las partes del conflicto y también cómo puede influir todo esto en el proyecto de la organización. Una vez hecho todo lo anterior habría que buscar distintas opciones para resolver el conflicto, ofreciendo la posibilidad a todos los implicados de dar su punto de vista y así poder buscar una solución que sea favorable para todas las partes y para la organización.

3. El conflicto a nivel intragrupal

El conflicto intragrupal es otro de los niveles de conflicto y se desarrolla cuando hay una disputa o existe una disidencia o una oposición entre dos o más personas que trabajan en el mismo grupo dentro de una organización o una empresa por un objetivo común, habiendo por tanto una amplia variedad de opiniones y perspectivas al respecto.

La raíz del problema en este tipo de casos no está en que exista una amplia variedad de opiniones y perspectivas, sino que unas partes del grupo no tengan en cuenta las de los demás y viceversa, de manera que será más complicado ponerse de acuerdo para alcanzar los objetivos comunes.

Otro factor que muchas veces influye en el desarrollo de conflictos intragrupo es el hecho de que haya una amplia disparidad entre las personalidades de varios miembros del grupo, lo cual no quiere decir que no se puedan resolver las disputas y llegar a un acuerdo que sea beneficioso para todos los miembros del grupo y, por ende, para la empresa y organización para la que trabajes.

Los conflictos intragrupo se deberán resolver comenzando por un debate dentro del equipo o grupo de trabajo con el fin de analizar cuál es la causa del conflicto real y cómo se sienten al respecto las diferentes partes involucradas. Una vez analizado se podría proceder al desarrollo de una lluvia de ideas acerca de los pros y los contras de los diferentes puntos de vista con sus respectivas soluciones para avanzar en el proyecto común. Por último, habría que tomar una decisión que pueda beneficiar al grupo en su conjunto y que no dé pie a nuevos conflictos.

Es muy importante que haya un consenso grupal o, al menos, que se tengan en cuenta todos los puntos de vista y que no se tomen decisiones sin tener en cuenta alguna de las partes del grupo.

4. El conflicto a nivel intergrupal

El conflicto a nivel intergrupal es uno de los niveles de conflicto y consiste en una disputa o desacuerdo importante entre distintos grupos dentro de una organización más grande o incluso entre los que no tienen los mismos objetivos o metas a nivel general.

A la hora de resolver conflictos intergrupales se podría comenzar por un debate donde cada una de las partes implicadas en el conflicto expongan sus puntos de vista y se vayan analizando los problemas que hayan surgido y pudieran ir apareciendo. Otro ejercicio que podría servir es el traslado de alguno de los miembros de cada uno de los grupos a otro grupo que tenga un punto de vista diferente con el fin de que pudieran ver una perspectiva distinta a la suya para resolver el problema.

Por último, habría que hacer una lluvia de ideas con el fin de buscar soluciones que pudieran tener el mayor impacto positivo que fuera posible para todas las partes implicadas en el conflicto y, por supuesto, para la organización para la que trabajan con el fin de seguir evolucionando hacia el progreso. Para encontrar una solución se podría optar por llevar a cabo una votación para analizar el interés que tiene cada una de las partes en las diferentes soluciones que habían sido propuestas.

5. El conflicto a nivel interorganizacional

En algunas clasificaciones acerca de los niveles de conflicto podemos encontrar un quinto nivel, el que se da a nivel interorganizacional que consiste en una disputa o conflicto entre dos o más organizaciones, perteneciendo normalmente éstas al mismo sector. Dichos conflictos entre organizaciones pueden ser de diversos tipos, tal y como podemos ver a continuación.

5.1 Conflicto interorganizacional sustantivo

Este tipo de conflicto surge cuando existe un desacuerdo fundamental entre dos o más organizaciones que se encuentran implicadas en una disputa. Por poner un ejemplo, podríamos estar hablando de un conflicto por motivos éticos como podría ser ante un tema como el trato hacia los animales, de manera que una empresa u organización podría entrar en conflicto contra otra que esté realizando una serie de experimentos con animales.

5.2 Conflicto interorganizacional cultural

En este caso, estaríamos hablando de un conflicto surgido a raíz de una serie de disputas entre dos o más empresas sobre la base de los deseos culturales y de las necesidades, aunque este tipo de conflictos con bastante frecuencia son el resultado de una mala interpretación básica.

Por otro lado, podrían surgir conflictos interorganizacionales por una amplia variedad de motivos como pueden ser conflictos de intereses, pagos dudosos por parte de otra empresa, relaciones con los proveedores, distribuidores y clientes, competencia desleal o incluso a causa de ciertas relaciones con los gobiernos, entre otras causas.

A la hora de tratar de resolver los conflictos interorganizacionales, una buena mediación entre las diferentes organizaciones a través de alguien cualificado que sea capaz de promover un diálogo abierto para un entendimiento entre las diferentes partes involucradas en el conflicto puede resultar crucial. No obstante, en ocasiones resulta muy complicado que algunas organizaciones lleguen a un acuerdo por diversos motivos (p. ej., intereses económicos, ideología, razones éticas, etc.), por lo que solamente pueden resolver o zanjar el conflicto a través de la vía judicial. Incluso se dan casos en los que algunas organizaciones están en conflicto constantemente.

Por otra parte, el liderazgo de cada una de las organizaciones implicadas en los conflictos interorganizacionales o incluso ante cualquiera de los diferentes niveles de conflicto puede resultar útil a la hora de promover el bienestar y la salud organizacional y laboral con el fin de manejar adecuadamente los posibles conflictos a nivel interorganizacional, prestando una atención especial a los diversos factores psicosociales que podrían estar detrás.

  • Cárdenas, L., Arciniegas, Y.C., & Barrera, M. (2009). Modelo de intervención en clima organizacional. International Journal of Psychological Research, 2(2), 121- 127.
  • Chiavenato, I. (2009). Comportamiento organizacional: La dinámica del éxito en las organizaciones (2ª edición). México: McGraw-Hill.
  • Díaz-Fúñez, P. A., Mañas-Rodríguez, M. A., Pecino-Medina, V., Salvador-Ferrer, C. M. & Llopis-Marín, J. M. (2016). El efecto modulador del clima organizacional en la influencia de la comunicación de funciones directivas sobre el conflicto de rol. Univ. Psychol., 15(1), pp. 383-394.
  • Gaviria, E., López, M. &Cuadrado, I. (2013). Introducción a la Psicología Social (2ª edición). Madrid: Editorial Sanz y Torres.
  • Peiró, J. M. & Rodríguez, I. (2008). Estrés laboral, liderazgo y salud organizacional. Papeles del Psicólogo, 29(1), pp. 68-82.
  • Real Academia Española (2014). Diccionario de la lengua española: 23ª edición (Edición del Tricentenario). Barcelona: Espasa Libros.
  • Robbins, S. P. (2004). Comportamiento organizacional (10ª edición). México: Prentice Hall México.
  • Segura, S. (2013). Nuevo diccionario etimológico Latín-Español y de las voces derivadas: 5ª edición. Bilbao: Universidad de Deusto.

Psicólogo

Mario Arrimada es Graduado en Psicología en la Universidad Pontificia de Salamanca y dispone de un Máster de Actualización en Intervención Psicológica y Salud Mental en la Universidad a Distancia de Madrid. Varios cursos de formación, entre ellos el de Experto en Trastornos de la Personalidad con la Asociación Española para el Fomento y Desarrollo de la Psicoterapia, de Experto en Mindfulness y de Experto en DSM5 y CIE11, ambos en la UDIMA.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados