Un resumen de las etapas por las que pasa la formación de grupos. Unsplash.

Los grupos son agrupaciones de personas que comparten características y/o objetivos comunes. La psicología de los grupos, dentro de la psicología social, se ocupa de estudiar estas agrupaciones, así como las relaciones y procesos que se producen dentro de ellas.

En este artículo conoceremos el modelo cíclico de Worchel, un modelo psicológico que explica, a través de 6 estadios, cómo se forman los grupos. Explicaremos qué se entiende por grupo (características y tipos), así como las características propias de cada estadio que propone el modelo de Worchel.

¿Qué son los grupos?

Dentro de la psicología social encontramos la rama de la psicología de los grupos. Esta “subdisciplina” o variante de la psicología tiene como objeto de estudio los grupos: así, intenta indagar cómo éstos se forman, cómo se disuelven, qué características los definen, etc.

Antes de abordar el modelo cíclico de Worchel, debemos tener claro qué se entiende por grupo. Existen muchas definiciones para él, pero algunas de las más destacadas señalan que se trata de “un conjunto de personas que tienen una percepción colectiva de unidad, y que actúan conjuntamente”.

Características

En cuanto a las características de un grupo, encontramos que existe una satisfacción mutua de los miembros, además de interdependencia de los mismos y objetivos o metas comunes. Por otro lado, existe también una influencia mutua entre sus miembros.

Tipos

Además, existen diferentes tipos de grupos, en función de una serie de parámetros (aquí veremos sólo algunos de ellos).

En relación a su tamaño, los grupos pueden ser pequeños (se consideran pequeños si tienen menos de 20 miembros), o grandes (a partir de 20 miembros). En cuanto a su grado de formalidad, éstos pueden ser formales (por ejemplo un equipo de trabajo) o informales (un grupo de amigos de la infancia).

Los grupos también pueden ser de referencia (voluntarios), es decir, los miembros se unen a ellos por voluntad propia (por ejemplo formar parte de un partido político determinado) o de pertenencia (por ejemplo el sexo, ser hombre o mujer).

Modelo cíclico de Worchel: ¿qué es?

Stephen Worchel es el autor del denominado modelo cíclico de Worchel (1996), y lo encontramos dentro de la psicología social, concretamente dentro del ámbito de la psicología de grupos. Hace alusión al proceso de formación de grupos, es decir, explica cómo se forman y cómo se desarrollan los grupos, y divide este proceso en 6 estadios.

Características

En cuanto a las características del modelo cíclico de Worchel, encontramos que el proceso que representa dicho modelo incluye la formación y el desarrollo del grupo, no presenta una duración predeterminada, y el paso de un estadio a otro depende de alcanzar el nivel adecuado en el estadio previo.

Además, como su propio nombre indica, se trata de un modelo cíclico, donde los 6 estadios pueden finalizar y volver a empezar. Finalmente, el modelo cíclico de Worchel también contempla la posibilidad de que se produzcan retrocesos en estadios anteriores.

Estadios

Los 6 estadios en los que se divide el modelo cíclico de Worchel son los siguientes (junto a sus características):

1. Estadio 1: período de descontento

En este primer estadio que propone Worchel, los sujetos se sienten descontentos e indefensos en su grupo original; es decir, aparece un período de descontento e insatisfacción por diversos motivos.

En esta primera fase, la tasa de abandono de los miembros del grupo es alta. Además, los miembros del mismo casi no participan en las tareas grupales (aquellas con un objetivo común, que implican y requieren la participación de todos).

Otra característica destacable es que aparecen actos puntuales de vandalismo y de violencia incontrolada.

2. Estadio 2: suceso precipitante

El segundo estadio del modelo cíclico de Worchel aparece a partir de un suceso precipitante que lo desencadena. En este estadio, una señal precipita la formación de un nuevo grupo y el abandono del anterior. En cierta manera, este estadio representa una especie de “símbolo” de todos los aspectos negativos del grupo antiguo.

En definitiva, aquí se separan los miembros que apuestan por una ruptura del grupo (formando uno nuevo), de los que desean seguir perteneciendo al grupo inicial. En ocasiones los miembros del grupo anterior (especialmente aquellos que tienen poder) pueden ejecutar represalias o cierta represión hacia los miembros que abandonan el grupo.

3. Estadio 3: identificación con el grupo

El tercer estadio es el más importante del modelo cíclico de Worchel. Se trata de la fase en la que aparecen más conflictos.

Este estadio se caracteriza porque el nuevo grupo empieza a tomar forma, se empieza a consolidar. Se crean fuertes barreras frente a otros grupos (exogrupos), y se persigue o se censura toda divergencia dentro del grupo. Por otro lado, se refuerzan todas aquellas conductas de conformidad hacia las normas grupales, y se fomentan las demostraciones públicas de lealtad al grupo, que son esperadas.

Finalmente, aparece una competición por parte del grupo nuevo y los exogrupos (entendiéndose estos como “los otros grupos”, diferentes al propio grupo o al cual uno pertenece).

Además de aparecer esta competición, también se fomenta una vez que aparece. Por otro lado, el hecho de pertenecer al propio grupo (endogrupo) y de sentirse parte de él, influye mucho en la identidad individual.

4. Estadio 4: productividad grupal

En el cuarto estadio del modelo cíclico de Worchel, aparece la productividad grupal (obtención de resultados y beneficios). Es decir, los objetivos grupales adquieren relevancia. En esta etapa, todos los miembros del grupo luchan al unísono para conseguir estos objetivos.

Es característico de esta fase el énfasis de la igualdad; es por ello que se permiten relaciones de cooperación con otros grupos (los “exogrupos”) siempre y cuando ello permita obtener beneficios al propio grupo.

5. Estadio 5: individualización

El quinto estadio se caracteriza por la individualización; esto implica que el hecho de alcanzar los objetivos individuales adquiera importancia. Es decir, ya no importa tanto el “grupo”, sino también el “individuo”, que desea sentirse reconocido (sin desear romper o abandonar el grupo).

En este estadio aparecen subgrupos dentro del grupo, y se enfatiza la equidad; esto implica proporcionar a cada miembro lo que se merece, en función de sus condiciones, méritos o contribuciones.

Otra característica del quinto estadio es que en él se busca activamente la cooperación con los exogrupos (más que en el estadio anterior, que más que buscarse, se permitían dichas relaciones de cooperación). Además, aquí se valora el hecho de pertenecer a los exogrupos, cosa que nunca había ocurrido en estadios anteriores.

6. Estadio 6: declive grupal

El sexto y último estadio del modelo cíclico de Worchel corresponde a la fase del declive grupal. En esta fase aparecen dudas y desconfianza respecto al propio grupo (endogrupo) y a su valor. Además, se pierde el miedo al rechazo grupal, e incluso pueden aparecer luchas entre subgrupos.

Es entonces cuando algunos miembros del grupo empiezan a abandonar el mismo, especialmente aquellos con habilidades valoradas por otros grupos (exogrupos). Se produce así el declive grupal y la disolución del grupo (el grupo “muere), lo que permite volver a empezar el ciclo y volver al estadio 1, iniciando todo el proceso de formación de grupos.

Referencias bibliográficas:

  • Hogg, M.A. (2010). Psicología social. Vaughan Graham M. Panamericana. Editorial: Panamericana.
  • Marín, M. (2012). Psicología social de los procesos grupales. Pirámide.
  • Morales, J.F. (2007). Psicología social. Editorial: S.A. McGraw-Hill / Interamericana de España.