Pexels

Llegar a conocer a alguien no es un proceso mecánico que se complete simplemente pasando tiempo junto a alguien. 

Es necesario comprender bien su manera de pensar y de actuar, y para eso en muchas ocasiones debemos llevar la iniciativa. Es por eso que conocer los tipos de preguntas que podemos plantearles a las personas cercanas es una ayuda para que no queden "puntos ciegos" en la relación.

Tipos de preguntas a formular a personas del entorno cercano

Estas son las principales categorías de preguntas que podemos usar para conocer mejor a quienes ya conocemos en gran medida y, de paso, a nosotros mismos.

1. Preguntas sobre la propia relación

El primer grupo de tipos de preguntas son aquellas que se refieren explícitamente al tipo de relación que la otra persona cree que tiene con uno mismo. Son interrogantes que es mejor si se plantean a gente muy conocida e íntima para no generar rechazo y reactividad. Sin embargo, pueden resultar muy beneficiosas para adaptar las propias expectativas al marco de la relación que sostiene la otra persona.

2. Preguntas acerca de la infancia

Las personas cercanas pueden darnos acceso a información más personal acerca de su pasado, algo que nos ayudarán a entenderlas y a empatizar aún más con ellas. Las que se refieren a la infancia son unos de esos tipos de preguntas que, al indagar sobre los primeros años de vida de la persona, nos dejan intuir qué hechos ayudaron a tallar su personalidad.

3. Preguntas acerca de uno mismo

Las personas con las que se tiene una relación cercana ofrecen la posibilidad de conocerse más a uno mismo desde otro punto de vista, ya que se caracterizan por ser más sinceras que el resto. Eso hace que podamos preguntarles cosas acerca de nosotros mismos. Puede llegar a sorprendernos ver hasta qué punto nos ven de un modo diferente a nosotros mismos, incluso en lo referente a aquellos aspectos de nuestra personalidad que creemos que nos definen.

4. Preguntas sobre las propias debilidades

Técnicamente, este tipo de preguntas forman parte del anterior, pero su importancia hace que tengan que ser destacadas. Nos dan la posibilidad de conocer la imagen pública que damos y los aspectos que otros consideran más mejorables acerca de nosotros mismos.

5. Preguntas acerca del propio aspecto

Esta también pertenecería a la categoría de preguntas sobre uno mismo, pero es más circunstancial. Sirve para pedir opiniones sinceras acerca del aspecto que se muestra, y son importantes en aquellos casos en los que nos importe de manera alta o moderada la imagen que damos. Sin embargo, este tipo de preguntas puede llegar a obsesionarnos si nos volvemos "adictos" a ellas, así que es mejor reservarlo para ocasiones especiales. A fin de cuenta, los cánones de belleza tienen mucho poder y pueden llegar a resultar demasiado normativos.

6. Preguntas acerca de los planes de futuro

En este tipo de preguntas no solo es posible interesarse por los aspectos más formales de los planes que tiene la otra persona (como por ejemplo la trayectoria profesional que quiere desarrollar), sino que también es posible hacer referencia a las expectativas y a las pasiones que impulsan a la otra persona a trazar planes para conseguir ciertos objetivos.

7. Preguntas sobre escenarios hipotéticos

Este tipo de pregunta es muy general y por eso pueden ser planteadas a personas que acabamos de conocer, pero cuando las utilizamos con gente cercana podemos plantear algunas preguntas hipotéticas que solo tienen sentido en estos casos. Por ejemplo: ¿crees que seríamos buenos compañeros de piso? De esta manera se ahonda en lo que piensa la otra persona sobre la relación y la manera de ser de cada uno.

8. Preguntas acerca de terceros

La personas cercanas son más capaces de ofrecernos opiniones sinceras sobre otras personas que no estén totalmente modeladas por la presión social y las ganas de pertenecer a un grupo. Esto hace que sus opiniones sobre el tema sean a menudo más matizadas y ricas en detalle, y por lo tanto útiles para tener más información sobre la manera de ser de los demás.

9. Preguntas sobre opiniones políticas

En muchas culturas está mal visto preguntar acerca de opiniones políticas a personas a las que no se conoce demasiado, y es por eso que están reservadas a gente del entorno más cercano e íntimo. Indagar sobre esto puede servir para entender la manera de ver el mundo de la otra persona, y para conocer su escala ética y las prioridades que tiene.

10. Preguntas sobre la situación familiar

Los problemas familiares son un gran tabú en nuestra sociedad, pero en algunos casos podemos llegar a ser lo suficientemente cercanos con alguien como para preguntarle acerca del tema. De este modo sabremos cómo podemos ayudar a esa persona, si es que existen problemas, y también entenderemos mejor su comportamiento y su manera de pensar.