Isaac Guzmán Valdivia es un personaje del México del siglo XX. Aunque se formó en derecho ha aportado mucho al campo de la filosofía, sociología y el mundo empresarial mexicano, en especial al ámbito de la administración.

Teniendo unas ideas un canto contrarias a lo que opinaban los empresarios de su época, supo cambiar el rumbo del sector empresarial de su país haciéndolo desde dentro, es decir, formando parte de la patronal.

A continuación vamos a ver con más detalle quién fue a través de una biografía de Isaac Guzmán Valdivia, en la que conoceremos su vida y las ideas de sus obras principales.

Breve biografía de Isaac Guzmán Valdivia

Isaac Guzmán Valdivia fue un filósofo, sociólogo y empresario mexicano que destacó por haber aportado un nuevo enfoque social a la administración empresarial. Por medio de sus trabajos dio importancia a la influencia del pensamiento administrativo extranjero en el desarrollo de la administración como ciencia práctica en México.

Sus obras abarcaron conceptos relacionados tanto con la sociedad mexicana en lo económico como en lo político, además de destacar qué libertades debían poseer las personas en tanto que son ciudadanos de su país y trabajadores de organizaciones.

Primeros años

Isaac Guzmán Valdivia nació el 22 de octubre de 1905 en el estado de Guanajuato, México, y sus padres fueron Gilberto Guzmán Venegas y Josefina Valdivia de Guzmán, ambos también oriundos guanajuatenses. Todos sus estudios de educación primaria los cursó en instituciones públicas.

Siguió estudiando en su región natal, completando sus estudios universitarios en el Colegio del Estado, actualmente la Universidad de Guanajuato, donde recibiría su título de Licenciado en Derecho y Notario Público el 20 de octubre 1928. Tras su graduación en 1930 comenzó a dictar clases de ciencias sociales en esa misma institución.

Años de docencia

Inició dando clases impartiendo la cátedra de Teoría General del Estado en su Alma Mater y, posteriormente, daría Historia de las Doctrinas Económicas y Filosofía del Derecho hasta el año 1936, año en el que dejaría de ser docente del Colegio del Estado.

Aunque estaba a gusto en Guanajuato Isaac Guzmán Valdivia vio oportunidades en la ciudad de Torreón en el estado de Coahuila. De esta manera decidió emprender un nuevo rumbo en su vida, dejando a su esposa Adela Bustamante Dueñas en Guanajuato y visitando tanto el estado de Coahuila como los estados colindantes.

Por esta época Guzmán Valdivia empezaría a desenvolverse con la Confederación Patronal de la República Mexicana y, en 1938, fundaría en Torreón de Coahuila la Preparatoria Carlos Pereyra. Más tarde, en 1944 pasaría al Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey.

En 1946 se va a vivir a la ciudad de México, donde enseña en sociología en el Centro Cultural Universitario, e Introducción a la Filosofía en el Centro Universitario de México desde 1948 hasta 1955. Luego pasaría a dar clase de Sociología en la Escuela Libre de Derecho de 1950 a 1986.

En 1947 escribe su libro “Para una metafísica social”, un texto en el cual analiza el fenómeno social mexicano pero abordándolo desde una perspectiva metafísica. En esta obra trata de explicar y determinar las causas de su existencia de los procesos sociales que el México de la primera mitad del siglo XX estaba viviendo, una obra con una importante influencia cristiana, fe que Isaac Guzmán Valdivia mantuvo viva a lo largo de todas sus obras y su vida.

En el año 1949 participó en la firma del Contrato Colectivo Mexicano, que es considerado por muchos la primera gran participación de Guzmán Valdivia en el ámbito económico de su país, actuando en calidad de miembro de la Comisión Técnica. Este acontecimiento lo llevaría a tomar preocupación acerca de la causa social, algo que lo motivaría a escribir más tarde su obra “El destino de México”, con ciertos toques nacionalistas y patrióticos.

Representante de México

Como hemos comentado, Isaac Guzmán Valdivia formó parte de la Confederación Patronal de la República Mexicana o COPARMEX, originalmente en Torreón de Coahuila aunque después sería trasladada a México D.F. en 1945.

En 1947 publicaría su primera obra realmente relacionada con el mundo de la administración, “La Organización Patronal en México”. Este texto expone varios trabajos presentados en las Convenciones Nacionales organizadas por la Confederación Patronal de la República Mexicana entre 1945 y 1946.

Él mismo comentaba en relación a esta publicación que él se encontraba dentro del sector empresarial, un lugar muy fértil para su trabajo aunque no era nada fácil realizarlo. Los hombres de negocios de aquella época tenían una mentalidad muy cerrada y su conducta era muy individualista, radical e intransigente, haciendo del mundo de los negocios algo muy recalcitrante.

En ese momento, como líder de la patronal mexicana, Guzmán Valdivia disponía de los medios y la autoridad para iniciar cambios en el sector. Contribuyó en la formación de los funcionarios, los jefes de persona y directores de relaciones industriales, quienes tenían en su poder poder resolver los problemas de las relaciones entre los sindicatos y la patronal.

Estando todavía en el COPARMEX Guzmán Valdivia alcanzaría el puesto de presidente nacional de la institución y, gracias a ello, representó a México en Ginebra, Suiza, ante la Oficina Internacional del Trabajo (OIT). También representaría a su país en el Congreso Internacional de Administración de París y de White Sulphur Springs en Virginia Occidental en 1957 y 1958.

Desde 1957 dirigió la Asociación Mexicana de Administración Científica, organismo que fundó para capacitar a los ejecutivos de las empresas mexicanas de su tiempo. A lo largo de ocho años en esa institución impartió cursos a más de siete mil funcionarios mexicanos. Además, durante esta época institucionalizaría la carrera de Relaciones Industriales en México.

Obras principales

Isaac Guzmán Valdivia muestra influencias de la cultura administrativa extranjera, aunque siempre basó su trabajo en la forma de pensar y actuar mexicana y la relacionó con el ámbito empresarial para crear sus propias teorías. También, y como hemos comentado antes, sus obras reciben influencias cristianas atribuidas a diversos autores americanos, en especial argentinos, mexicanos y estadounidenses.

A lo largo de toda su vida escribió 24 textos, de los cuales 19 fueron publicados y 5 no se llegaron a editar tras su muerte, acontecida el 22 de octubre de 1988 a la edad de 83 años. A continuación vamos a ver más a fondo las obras que más renombre le han dado en el área administrativa: “Reflexiones sobre la administración”, “La ciencia de la administración” y “Nuestra Reconquista, Religión y Nacionalidad”.

1. Reflexiones sobre la administración (1961)

En “Reflexiones sobre la administración” Guzmán Valdivia trata de dar a entender al mundo empresarial de lo importante que es la administración como base fundamental para la dirección de una sociedad, aunque también destaca que no es una ciencia absoluta. El motivo de que no sea una ciencia exacta es que, al estar ligada a lo social, debe adaptarse a los principios y creencias de cada persona, es decir, a su forma de comportarse, ser y sistema de creencias y pensamiento.

Por este motivo reivindica que es un craso error dar un enfoque único a la administración, puesto que la población no es homogénea y una misma solución no funcionará para todo el mundo, ni mucho menos. Si bien es importante tener ciertas bases estructurales a modo de modelo estándar, debe haber cierta flexibilidad, pudiéndose adaptarse a la forma de ser y actuar de cada persona.

2. La ciencia de la administración (1963)

En “La ciencia de la administración” el autor nos habla sobre un tema ampliamente discutido y bastante controvertido en el panorama latinoamericano, que son las influencias extranjeras de los empresarios. En este libro expone lo ligadas que están las creencias de los líderes de las empresas en los procesos administrativos y cómo estos influyen en la vida de los mexicanos.

Uno de los principales aportes de Isaac Guzmán Valdivia para la administración fueron sus argumentos a favor de considerarla una ciencia, aunque, como hemos comentado, no tan exacta como pudieran serlo la química o la física. Aún así el autor compara varios ámbitos y características de la administración de ese momento con otras características que poseen las ciencias más exactas, llegando a la conclusión de que la administración es una ciencia de tipo práctico.

3. Nuestra Reconquista, Religión y Nacionalidad (1941)

En su libro “Nuestra Reconquista, Religión y Nacionalidad” aborda, como su propio título viene a sugerir, aspectos relacionados con la nacionalidad mexicana, su identidad cultural y étnica además de la importancia religiosa para él y el resto del pueblo de México. Aquí explica su doctrina ideológica, de la cual podemos destacar los siguientes puntos:

  • La nación, como unidad, está por encima de clases o grupos.
  • La persona debe tener seguridad y libertad para poder cumplir sus deseos con dignidad.
  • El Estado debe pugnar por el bien común y aplicar justicia, seguridad y defender el interés colectivo.
  • El orden en la nación servirá para evitar la pobreza y la ignorancia.
  • La libertad del hombre exige que el Estado no controle las conciencias.
  • El Estado está obligado a impartir enseñanza, pero no debe tener el monopolio en esta cuestión.
  • El trabajo humano no es mercancía; los trabajadores tienen derechos.
  • La iniciativa privada debe ser promovida y garantizada por el Estado.
  • La propiedad privada asegura la producción nacional y garantiza la dignidad humana.
  • Los campesinos deben tener plena propiedad de sus tierras.
  • El Estado tiene autoridad pero no propiedad en la economía nacional
  • El municipio debe ser autónomo, responsable y sujeto a la voluntad de sus gobernados.
  • Por medio del derecho el Estado ejerce justicia.
  • La vida política debe ejercerse por medio de la voluntad de las personas, y ser resultado de sus decisiones inteligentes.

Referencias bibliográficas:

  • Angles-Chávez, A. L. (n.d.) Breve biografía del licenciado Isaac Guzmán Valdivia.
  • Guzmán-Valdivia, I. (1949) Notas para una teoría de las ciencias sociales. Actas del Primer Congreso Nacional de Filosofía, Mendoza, Argentina.