La ansiedad es un trastorno cada vez más común en nuestras sociedades, y se manifiesta de multitud de formas que pueden variar de una persona a otra.

Los motivos por los que aparece la ansiedad en nuestras vidas también son muy variados, ya que puede ser causada por el estrés del trabajo, por un examen, una situación sentimental complicada, etc. Aunque, en muchos casos, la causa no está clara y es simplemente una sensación angustiante que nos puede afectar gravemente. Desde el punto de vista evolutivo, la ansiedad es un mecanismo que tiene nuestro cuerpo para advertirnos de situaciones amenazantes.

¿Qué es la ansiedad y cuáles son sus causas?

Como hemos comentado en las líneas anteriores, la ansiedad no es más que un sistema de defensa que nuestro organismo utiliza para alertar de una situación que puede resultar amenazante. Es un mecanismo que nos prepara para enfrentarnos a momentos o situaciones que pueden tener un resultado negativo. Por lo tanto, es una respuesta habitual siempre que los síntomas sean leves y que respondan de una forma que nos ayude a afrontar los retos del día a día.

Sin embargo, en los casos en que las reacciones y los síntomas son muy intensos y frecuentes, la ansiedad puede llegar a convertirse en un problema. En ocasiones, este trastorno puede generar un gran malestar, con síntomas físicos y psicológicos que incluso pueden afectar a nuestra rutina y, en casos graves, puede ser una enfermedad incapacitante. En este caso, no se considera una respuesta normal del organismo, sino un trastorno o una reacción patológica.

Las causas son variadas, ya que puede ser desencadenada por experiencias vitales, que no necesariamente tienen que ser negativas pero que generan grandes cambios, como puede ser un cambio de trabajo o una ruptura con la pareja. Asimismo, puede deberse a situaciones muy amenazantes y sucesos en los que experimentamos un gran impacto emocional, como puede ser un accidente de coche, un despido laboral o un proceso de duelo. Incluso puede verse influida por factores genéticos, por tener estrés durante un largo período o por consumir drogas, como las anfetaminas, la cocaína o el LSD.

Principales síntomas

En cuanto a sus principales síntomas encontramos el nerviosismo, la sensación de preocupación excesiva, la incapacidad para concentrarnos, la aprensión, la irritabilidad, el olvidarnos frecuentemente de las cosas, sentirnos agobiados, etc.

Sin embargo, no se reducen solo a síntomas psicológicos, sino que también se manifiestan en problemas físicos como la tensión muscular, el dolor en el pecho o la dificultad para respirar, sudoración excesiva, palpitaciones, mareos, náuseas y vómitos, o dolor de cabeza, entre otros.

¿Cómo superar este trastorno?

Este problema puede tratarse gracias a la psicología y la psicoterapia, ya que nos ayudará a cambiar comportamientos y hábitos que pueden incidir en su aparición y promover una personalidad más positiva. Es decir, que uno de los cambios que deben llevarse a cabo es aprender a identificar aquellos pensamientos negativos e intrusivos que nos generan este malestar y cambiarlos por pensamientos realistas y positivos.

Tomás Santa Cecilia

Asimismo, el psicólogo puede ayudarnos a manejar mejor este problema y a controlar nuestros miedos, para cambiarlos por formas de pensar más racionales que nos aporten un mayor bienestar. Por lo tanto, debemos enfrentarnos a lo que nos da miedo para poder superarlo, y una de las formas más efectivas es acudir al psicoterapeuta. También se deben evitar aquellas situaciones que nos generen una sensación ansiosa o de angustia y llevar una vida saludable.

Psicoterapia

La psicoterapia para casos de ansiedad ha demostrado ser muy efectiva, ya que nos dota de herramientas y pautas con las que gestionar los momentos de mayor tensión, además de que aprenderemos a incorporar a nuestra rutina buenos hábitos como el ejercicio físico, la meditación, etc. Además, a nivel cognitivo un psicólogo nos ayudará a evaluar nuestros pensamientos y desechar todos aquellos que nos anclen a un estado de nerviosismo.

En definitiva, son muchas las personas que sufren de ansiedad, por lo que es un problema cada vez más común en nuestra sociedad y puede estar relacionada con otras enfermedades como la depresión. Su diagnóstico y tratamiento es fundamental para conseguir una mayor calidad de vida y eliminar sus problemáticos síntomas. Si necesitas atención psicólogica, puedes contactar conmigo a través de mi perfil profesional.