El simple hecho de cruzar la calle puede causar un temor intenso. The Beatles.

Existen un gran número de situaciones, personas, objetos o animales que generan un temor irracional en parte de la población. Todos estos conforman una larga lista de fobias a las que la mayoría de las personas hacen frente en mayor o menor medida.

Una de estas fobias es la dromofobia. Este extraño trastorno de ansiedad impide a las personas que lo sufren cruzar cualquier calle o vía urbana, llegando a interferir de forma muy significativa en la rutina diaria de esta.

¿Qués es la dromofobia?

Al igual que el resto de fobias, la dromofobia es considerada un trastorno de ansiedad en el que la persona experimenta un terror excesivo e irracional a cruzar la calle, y en el que la ansiedad sumamente elevada que siente en cada ocasión en la que debe cruzar una calle le inhibe de hacerlo.

Pese a que la dromofobia es un tipo de fobia poco conocida, esta puede llegar a constituirse como un trastorno sumamente inhabilitante, en la que las personas que la sufren viven muchas dificultades a la hora de residir en zonas urbanas a causa del miedo que sienten en el momento de la cruzar la calle.

Por suerte, existen tratamientos muy efectivos para la dromofobia gracias a los cuales la persona es capaz de sobreponerse a la fobia y llevar una vida normal.

Características clínicas

Tal y como se menciona anteriormente la dromofobia es considerada un trastorno de ansiedad. Es necesario concretar que el objeto foco de la fobia no es la calle o sus intersecciones , sino la acción de cruzar la calle en sí.

La principal consecuencia de la dromofobia es que la persona rehuye todas aquellas situaciones o acciones en las que deba cruzar la calle, hasta el punto de llegar a recluirse en su hogar, interfiriendo así con sus obligaciones y necesidades diarias.

Al igual que muchas otros trastornos de ansiedad, la dromofobia se distingue por ser un miedo fóbico, el cual presenta las siguientes características:

  • Temor excesivo y desproporcionado teniendo en cuenta la peligrosidad real de la situación
  • Es un miedo irracional
  • La persona es incapaz de dominar este temor
  • Genera conductas evitativas de la situación
  • Se trata de temor constante y permanente

Sintomatología

El principal síntoma de la dromofobia es la experimentación de una gran ansiedad, con todos los síntomas que esta tiene asociada. Esta sintomatología no aparece de forma continuada en el tiempo, solamente cuando la persona se enfrenta o sabe que va a enfrentarse a la acción temida, en este caso cruzar la calle.

Esta sintomatología puede clasificarse en tres categorías, según correspondan a síntomas físico, cognitivos o conductuales.

1. Síntomas físicos

En general cualquier fobia, así como la experimentación de un miedo exagerado produce una serie de cambios y alteraciones a nivel físico y orgánico, debidas al aceleración de la actividad del sistema nervioso periférico. Estos síntomas físicos incluyen:

  • Aceleración del ritmo cardiaco
  • Aumento de la tasa respiratoria
  • Palpitaciones
  • Sensación de que falta el aire
  • Rigidez muscular
  • Sudoración excesiva
  • Cefaleas
  • Dolor gástrico
  • Náuseas, vértigos y desmayos
  • Vómitos

2. Síntomas cognitivos

Estos síntomas físicos están acompañados a su vez por una serie de pensamientos distorsionados e irracionales acerca de la situación o las situaciones en las que la persona debe cruzar la calle.

Estos pensamientos se distinguen por contener una alta carga negativa, en la que la persona puede llegar a percibir que puede ocurrirle algún tipo de accidente o catástrofe en el momento, o mientra cruza la calle.

3. Síntomas conductuales

Como es habitual en las fobias específicas, la propia fobia acaba interfiriendo en los patrones de conducta de la persona. Alterando su manera de proceder en la vida diaria y generando dos tipos de respuesta: la conducta evitativa y el escape de la situación.

Las conductas evitativas son aquellos comportamientos que la persona con dromofobia realiza con tal de eludir el tener que realizar la conducta, como por ejemplo no salir de casa. Mientras que las conductas de escape se originan cuando está a punto de enfrentarse a la situación temida, un ejemplo sería cruzar todas las calles corriendo.

Causas de la dromofobia

A pesar de que no siempre es posible detectar a primera vista, o conocer las causas de una fobia, existen una serie de causas posibles comunes a todas las fobias las cuales las fomentan e impulsan.

Estos mecanismos o factores de riesgo asociados son:

  • Elementos genéticos
  • Personalidad
  • Estilos cognitivos
  • Condicionamiento directo
  • Aprendizaje vicario

Diagnóstico

Existen una serie de criterios diagnósticos establecidos y de obligado cumplimientos a la hora de evaluar y diagnosticar a una persona de dromofobia.

  • Miedo excesivo, perseverante e irracional que se origina por la anticipación a la acción o por el afrontamiento a esta, en este caso se concreta en la acción de cruzar una calle o vía urbana.
  • El paciente admite que el temor que siente es exagerado e ilógico.
  • La exposición a la acción temida desencadena de forma inmediata una respuesta de ansiedad o de crisis.
  • La persona rehuye o esquiva la situación.
  • El sentimiento de ansiedad o temor, y las acciones evitativas asociadas a este, interfieren de forma notable en la vida diaria de la persona, o provocan un malestar clínicamente relevante.
  • La duración de los síntomas debe ser de, al menos, 6 meses.
  • Los síntomas anteriores no pueden ser explicados por otro tipo de trastorno o enfermedad mental.

Tratamiento

Como se comentaba al inicio del artículo, a pesar de lo inhabilitante que puede llegar a ser esta fobia específica, existen tratamientos efectivos para que la persona pueda acabar llevando un ritmo y estilo de vida normal.

En el caso de las fobias, el tipo de intervención con más tasa de éxito es la terapia cognitivo- conductual, donde la desensibilización sistemática (DS) ha demostrado ser altamente efectiva.

En esta desensibilización sistemática el paciente se expone de forma imaginaria a una serie de situaciones relacionadas con la fobia, las cuales están ordenadas de forma gradual, de menor a mayor grado de temor. Asimismo, se aplican técnicas de relajación para disminuir el nivel de ansiedad.