Varias recomendaciones para afrontar este trastorno de la conducta alimentaria. Pexels.

Durante las relaciones de pareja surgen discusiones y malentendidos, entre otras circunstancias a las cuales la pareja deberá sobreponerse. Pero en ocasiones los problemas son más complejos, y no es tan sencillo encontrar la solución.

En este artículo veremos una serie de consejos para aquellas personas que se planteen: "mi novia tiene bulimia: ¿qué debo hacer para ayudarla?".

¿Qué es la bulimia?

Lo primero que hay que hacer en estos casos es comprender bien la situación con la que estás tratando y sus efectos en la salud mental (y por extensión, la salud física) de tu pareja. Veamos entonces lo que representa la bulimia para una persona.

La bulimia nerviosa es un trastorno de la conducta alimentaria. La persona afectada por esta alteración mental siente la necesidad irracional de ingerir alimentos, y lo hace de forma compulsiva en periodos de tiempo reducidos (atracones de comida), para después realizar rituales de purga.

Lo que sigue después del atracón es la sensación de culpabilidad intensa, la cual lleva al sujeto a querer deshacer el “daño” causado por haber comido de esa manera, y busca la forma de expulsar los alimentos de su organismo. El vómito inducido es la alternativa por excelencia.

La persona tiene varias formas de intentar evacuar estos alimentos, las cuales pueden ser las siguientes:

  • Inducción voluntaria del vómito.
  • Ingesta excesiva de laxantes.
  • Ingesta excesiva de diuréticos.
  • Ejercicios intensos y excesivos (no necesariamente provocan vómito).

Este trastorno es mucho más frecuente en los adolescentes, y tiene mayor incidencia en el género femenino que en su contraparte masculina.

Ahora veamos cuales son los síntomas de la bulimia.

Síntomas de este trastorno de la conducta alimentaria

Los síntomas más destacables de la bulimia son fácilmente evidenciables por el entorno cercano de la persona afectada, y están principalmente relacionados con el estado anímico y el peso corporal. Veamos cuáles son.

  • Cambios notables en el peso corporal.
  • Sentimientos intensos de inseguridad.
  • Problemas con la autoestima.
  • Temor a la idea de subir de peso.
  • Desgaste del esmalte en los dientes, ocasionado por los vómitos excesivos.
  • Estados depresivos intensos.
  • Escaso control de los impulsos.
  • Problemas estomacales.
  • Menstruación irregular.
  • Fatiga prolongada.
  • Indigestión.
  • Labilidad afectiva (cambios rápidos en el estado de ánimo).
  • Disforia corporal (rechazo por el propio cuerpo).

¿Qué hacer si mi novia tiene bulimia?

Ahora que tenemos claro el concepto de este trastorno y cuáles son sus síntomas principales, pasemos a ver cómo podemos ayudar a nuestra pareja en caso de que esté presentando bulimia nerviosa.

Algunos consejos para que le brindes el mejor acompañamiento y atención a tu pareja durante esta situación complicada son los siguientes.

1. Conoce la información referente al trastorno

Es fundamental que te instruyas sobre este trastorno con la intención de aportar a tu pareja la información que necesita para que comprenda que no se trata de una conducta adecuada.

El hecho de que representas una figura de apoyo para ella hará más factible que te escuche y te preste atención.

Además, el conocer mejor de qué se trata este trastorno evitará que tú también caigas en ansiedad respecto a la situación de tu novia, y de esta manera estará podrás ayudar de la mejor forma.

2. Comunícale la situación a los familiares

Es realmente importante que le hagas saber a los familiares de ella cuál es la situación con el caso de bulimia, sobre todo a los padres, teniendo en cuenta que pueden no estar al tanto, o no tener la información necesaria de lo que ocurre con su hija.

Mayormente los adolescentes no suelen contarle situaciones incómodas a sus padres, y teniendo en cuenta el posible cuadro depresivo que puede estar presentando el sujeto, eso hace aún más complicado que desee hablar con sus familiares al respecto.

Tú, como su pareja sentimental, debes tomar la iniciativa de explicarle a su grupo familiar directo cuál es la situación, además de brindarles la información de la cual tú te has nutrido para ayudar a tu pareja.

3. Demuestra empatía hacia ella

Cuando uno se plantea la idea de "mi novia tiene bulimia", en un principio es posible sentir un cierto aislamiento al no entender los motivos que la llevan a hacer eso.

Pero la empatía va más allá del mero análisis racional de lo que hace que una persona se comporte como lo hace, así que reforzar el vínculo empático y plasmar esto en tu manera de comunicarte con ella os ayudará.

La situación por la que está pasando tu novia no es su culpa; se trata de un trastorno de la cual se encuentra siendo víctima en este momento. Por tanto debes evitar hacerle reproches, o decirle cosas que la desanimen aún más, como restarle importancia a lo que le ocurre, por ejemplo.

Lo ideal siempre será que trates de colocarte en su lugar, imaginar cómo se debe sentir al estar pasando por esa situación. Desde ahí, desde la compresión, es de donde sacarás lo necesario para ayudarla, siempre manteniéndote positivo y empático con ella.

4. Buscar ayuda profesional

Es totalmente imprescindible asistir a psicoterapia. Si lo necesita, puedes asistir con ella para demostrar que estás realmente interesado en su pronta mejoría, lo cual representaría una fuente de apoyo y motivación para que tu pareja pueda salir delante.

Convencerla para que cuente con la asistencia de un psicólogo es uno de los pasos más importantes para ayudar a que se recupere.

Referencias bibliográficas:

  • Hay, P.J., Mond, J., Buttner, P., Darby, A. (2008). Murthy, R.S., ed. Eating Disorder Behaviors Are Increasing: Findings from Two Sequential Community Surveys in South Australia. PLOS ONE. 3 (2): e1541.
  • Palmer, R. (2004). Bulimia nervosa: 25 years on. The British Journal of Psychiatry : the Journal of Mental Science 185 (6): 447-448.