Un repaso a los síntomas del trastorno bipolar característicos de las mujeres.

El trastorno bipolar es una alteración mental que forma parte del grupo de los trastornos del estado de ánimo.

En este artículo nos centraremos en los síntomas en mujeres típicos del trastorno bipolar, cómo reconocerlos, y los tipos de expresiones clínicas cuyos efectos aparecen tanto en hombres como en ellas.

Los síntomas del trastorno bipolar en mujeres

En términos generales, el trastorno bipolar es una alteración caracterizada por los cambios extremos en el estado de ánimo. En su variante clásica, aparecen etapas de depresión y de manía, es decir, fases caracterizadas por la tristeza y la falta de capacidad para sentir placer o motivación en el primer caso, y fases basadas en el frenesí, la excitación y los pensamientos de grandiosidad por los cuales la persona se cree capaz de hacer cualquier cosa.

Por otro lado, los síntomas del trastorno bipolar en mujeres que resultan más característicos en ellas son los siguientes, si bien las diferencias entre sexos suelen ser cuantitativas y no cualitativas, y al final veremos los síntomas de este trastorno que se dan tanto en ellos como en ellas.

1. Predomina la fase depresiva

No tiene por qué existir simetría en cuanto a la duración y la intensidad de la fase maníaca y la depresiva. Por eso, mientras que en la versión propia del género masculino la etapa maníaca es relativamente destacable, en las mujeres las expresiones de la depresión son algo más típicas y frecuentes.

2. El embarazo intensifica los efectos

Aunque esto no tiene por qué ser así en todos los casos, es muy frecuente que los cambios hormonales ligados al embarazo hagan que se intensifiquen los síntomas del trastorno bipolar en mujeres.

3. La menstruación intensifica los efectos

De un modo parecido a como ocurre con el embarazo, la menstruación genera un efecto dominó por el desajuste de la regulación hormonal, lo cual se traduce en etapas de manía más intensas y etapas depresivas en las que hay aún menos energía, una abulia más marcada, etc.

4. Mayor riesgo de suicidio

En general, las mujeres son más propensas que los hombres a intentar suicidarse, y por eso el trastorno bipolar en mujeres puede ser especialmente peligroso en ese sentido. Normalmente, estos intentos no se basan en intentar romper o cortar partes del cuerpo, sino que tienen más que ver con el envenenamiento y la asfixia.

5. Mayor probabilidad de aumento de peso

Las mujeres en general tienen un metabolismo más lento que los hombres, y por eso son más propensas a acumular grasa corporal en relativamente poco tiempo. Debido a las características de la etapa depresiva del trastorno bipolar, este sedentarismo puede llevar a las mujeres a engordar hasta llegar a una situación poco saludable.

6. Riesgo mayor de que aparezcan alteraciones de la conducta alimentaria

Quizás debido a la presión social que existe en lo relativo a la necesidad de que las mujeres tengan buen aspecto, los desajustes hormonales y emocionales propios de este trastorno tienen mayores posibilidades de dar pie a otras alteraciones psicológicas relacionadas con la conducta alimentaria, como la anorexia o la bulimia.

Los tipos de trastorno bipolar

En lo relativo a los síntomas del trastorno bipolar que se dan tanto en hombres como en mujeres, estos dependen de la variante de trastorno bipolar ante la que nos encontremos. Veamos un resumen.

Tipo I

En esta variante la fase maníaca es relativamente intensa y duradera, aunque también se da la fase depresiva. Ambas pueden durar varios días, y se alternan entre ellas de manera rápida.

La manía se caracteriza por generar sensación de euforia, ganas de hacer muchas cosas, y capacidad de ponerse en peligro a uno mismo y a los demás. Por otro lado, los síntomas de tipo psicótico, como los delirios y las alucinaciones, también pueden aparecer.

Tipo II

En esta variante lo que prevalece es la etapa depresiva, caracterizada por la abulia (falta de motivación y ganas para hacer cualquier cosa, incluso las tareas cotidianas básicas para vivir bien), la tristeza y sentimiento de desesperanza, y la incapacidad de experimentar placer (anhedonia).

Ciclotimia

La ciclotimia es una especie de trastorno bipolar menos intenso, en la que la vida de quien la presenta corre mucho menos riesgo debido a que los síntomas no son tan extremos. Normalmente se da en dos fases, una hipomaníaca y una con síntomas depresivos leves.

Trastorno bipolar no especificado

Es esta categoría se engloban todos los casos en los que los síntomas no encajan con el resto de tipos de trastorno bipolar, de manera que hay una mezcla de manifestaciones clínicas que normalmente no surgen juntas.

Causas

Las causas de esta alteración son en buena parte desconocidas, aunque se hipotetiza que se debe a un fallo de la capacidad de regular los niveles hormonales. Además, esto se debe en parte a predisposiciones genéticas, ya que aparece con más frecuencia en quienes tienen parientes que lo presentan.

Referencias bibliográficas:

  • Cipriani, G., Danti, S., Carlesi, C., Cammisuli, D.M., Di Fiorino, M. (2017). Bipolar Disorder and Cognitive Dysfunction: A Complex Link. The Journal of Nervous and Mental Disease (Review). 205 (10): 743–756.
  • Newman, C. F., Leahy, R. L., Beck, A. T. y Reilly-Harrington, N. (2005). El trastorno bipolar: Una aproximación desde la terapia cognitiva. Barcelona: Ediciones Paidós Ibérica.