La existencia del Día Internacional de la Felicidad dice mucho sobre la humanidad.

Si no sabías que el 20 de marzo es el Día Internacional de la Felicidad, no te preocupes. En este artículo descubrirás la historia de cuándo se creó, por qué, y cómo lo celebramos actualmente.

Así es el Día Internacional de la Felicidad

Hasta el día de hoy, ha habido muchos “veintes de marzo”; por ejemplo en el de 1904 nació el psicólogo estadounidense Burrhus Frederic Skinner, en el de 1915 los zepelines alemanes bombardearon París durante la primera Guerra Mundial, y justo un año después, en el de 1916, Albert Einstein publicó su teoría de la relatividad.

El 20 de marzo de 1957, el Consejo Nacional en Suiza concedió el voto a la mujer, mientras que John Lennon y Yoko Ono se casaban en el de 1969, mismo día en que en el año 2003 Estados Unidos invadía Irak.

Todos estos mismos días de distintos años tienen algo en común, y es que en ellos ocurrieron hechos inolvidables o que cambiaron el devenir de la historia.

La misma fecha, pero ya en el 2013, hay un día que también puede iniciar un cambio en la mente colectiva de nuestra sociedad; el 20 de Marzo pasó entonces a ser reconocido como el Día Internacional de la Felicidad. Pero... ¿para qué sirve tener un Día Internacional de la Felicidad?

Orígenes

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) es el organismo que se encarga de crear y formalizar los días internacionales que tenemos a lo largo del año. Y esto se hace para, en sus propias palabras, “sensibilizar, concienciar, llamar la atención, señalar que existe un problema sin resolver, un asunto importante y pendiente en las sociedades para que, a través de esa sensibilización, los gobiernos y los estados actúen y tomen medidas o para que los ciudadanos así lo exijan a sus representantes”.

De esto podemos deducir que, si se ha establecido una jornada dedicada a la felicidad, ésta es claramente un asunto importante que las sociedades aún tienen pendiente. ¿No?

¿Y cómo puede ser entonces que no haya habido un Día Internacional de la Felicidad hasta hace tan solo 6 años? El motivo parece razonable; y es que la civilización ha dado, desde sus inicios, prioridad a resolver las cuestiones que requerían de una observación y por tanto actuación en ese momento histórico-social.

Es por esa misma razón que podemos observar que a lo largo de los distintos “veintes de marzo”, ha habido una resolución sistemática de asuntos muy variados, pero, y esto es muy destacable, siempre escalonada.

Por poner un ejemplo, no tendría sentido haber inventado la máquina de vapor sin antes haber “descubierto” el fuego, ya que una cosa depende inexorablemente de la otra.

Un paso más para la humanidad

En el actual siglo XXI, y más concretamente desde el año 2013, nos creemos ya preparados para adoptar el problema de la felicidad como algo a lo que se debe prestar atención.

Por fin, organizaciones de todo el mundo se han dado cuenta de que era necesario formalizar el estudio y la difusión de la felicidad, y es gracias a la creación de estos llamados Días Internacionales que páginas y foros al respecto reciben cientos de miles de visitas de personas interesadas en su conmemoración.

Por lo tanto, la mera existencia de un Día Internacional de la Felicidad es en esencia un reconocimiento de que la humanidad ha comenzado su búsqueda de la felicidad.

¿Por qué celebrar la felicidad?

En mis escritos y en mis conferencias ya he criticado bastante el hecho de que se vea a la “felicidad” como remedio fantástico a todas nuestras desdichas, y sobre todo de que se venda como un producto colorido lleno de sonrisas y alegría indiferente.

Así pues, asumiremos que es una simple coincidencia (y no un resultado sociocultural) que el día para la felicidad se haya constituido un 20 marzo, justo el día en que comienza la primavera (en el hemisferio norte). Según los cálculos del Observatorio Astronómico Nacional a las 22h 58m (hora oficial peninsular), los pajaritos ya podrán cantar, las flores podrán comenzar a florecer, y las personas tendremos 24 horas para celebrar nuestra felicidad.

Pero más que centrarnos en qué fecha se celebra la felicidad, deberíamos fijarnos en cómo se celebra. Y es que alrededor del mundo se dan celebraciones para conmemorar que estamos vivos, que somos libres, que podemos ser felices... ¡y que es primavera!

El precedente del Holi Festival

¿Has oído hablar del Holi Festival? Es un festival con orígenes religiosos que se celebra principalmente en la India y otros países próximos.

También llamado Festival De Primavera, la celebración original consiste esencialmente en lanzarse polvos de colores brillantes y agua coloreada unos a otros, como símbolo de felicidad por la llegada de la primavera, (Nota mental del autor: ¿es que nadie celebra la llegada del invierno?) tratando de emular los alegres colores de las flores que nacerán durante la estación venidera. Es un momento mágico, de alegría, diversión, música y danza, pero sobre todo espiritual, ya que durante la víspera del festival, se encienden hogueras como conmemoración del triunfo del “bien” frente al “mal”.

Pero es que además, el Festival de Holi es una celebración de la felicidad, tiene un significado vinculado a la cultura. Quizás por eso se ha popularizado internacionalmente. Además, el Holi Festival de este año se celebra nada más y nada menos que el día 20 de marzo.

Conclusiones

Ahora que ya conocemos algunos detalles sobre El Día de la Felicidad, acabaremos incluyendo a los Días Internacionales como sistema de medida de problemáticas globales.

Según la ONU, tener un Día Internacional es muy informativo porque mediante su impacto se puede llegar a medir el grado de interés que un problema despierta alrededor del mundo. Estos días nos desvelan el secreto de que los días que más atención atraen todos los años, en América Latina y España, son los dedicados a Nelson Mandela, el 18 de julio, la Mujer, el 8 de marzo, y el Agua, el 22 de ese mismo mes. Y es precisamente por eso que yo he escrito este artículo y tú lo estás leyendo, para difundir y concienciar de que todos podemos (y debemos) celebrar la felicidad.

Si la sociedad está ya preparada para celebrar el Día Internacional de la Mujer, también lo está para celebrar el Día Internacional de la Felicidad. Al final los dos sirven para lo mismo, para crear un mundo un poquito mejor.

¿Cómo celebrarás tú el Día Internacional de la Felicidad? Depende de cada uno de nosotros que este año y los que vienen, celebremos la felicidad, reivindicándola cada 20 de Marzo, para poder disfrutarla cada día del año.

Más veintes de marzo a lo largo de la historia

1821: en Portugal, el gobierno declara abolida la Inquisición católica.

1873: la Asamblea Nacional republicana de España aprueba la abolición de la esclavitud en la isla de Puerto Rico.

2016: Barack Obama visita Cuba tras 88 años.