Los 8 movimientos literarios más importantes

Un resumen de los principales movimientos literarios, clasificados y explicando sus características.

Movimientos literarios

A lo largo de la historia de la literatura, han existido diferentes corrientes compartidas por sus autores. Estos son los movimientos literarios, conjuntos de corrientes, géneros y estilos que han marcado un período y grupo de escritores en diferentes momentos de la historia de las artes.

Han sido muchos los movimientos literarios que han existido pues cada época tiene sus preferencias con respecto a la literatura, al igual que también han existido diferentes corrientes en un mismo tiempo y variaciones de país en país.

A continuación vamos a ver cuáles han sido los principales movimientos literarios, además de hablar sobre cuáles son sus principales características.

¿Qué son los movimientos literarios?

Se conoce como movimientos literarios a las distintas tendencias históricas y estéticas que forman parte de la historia de la literatura. Cada uno de estos movimientos está conformado por un grupo de escritores u obras, agrupadas porque el público especializado considera que comparte un estilo o se pueden extraer rasgos en común. Así pues, es normal que al referirnos de un escritor de renombre o de una obra famosa se la englobe en movimientos literarios como, por ejemplo, el Modernismo, el Clasicismo, el Barroco

Han existido muchos movimientos literarios a lo largo de la Historia e, incluso, han presentado variaciones según la región en donde se popularizaron. Los hubo de sumamente populares, duraderos e influyentes y, prácticamente siempre, venían acompañados de corrientes similares en otras artes y campos del saber aparte de la literatura, como la pintura, la escultura, la música o la filosofía.

Si bien han habido movimientos literarios que surgieron por la unión de escritores, que se juntaron para compartir un estilo u objetivo común, en la mayoría de las ocasiones se han creado estos movimientos a posteriori. Es decir, suele pasar que los escritores que hoy en día asociamos a una determinada corriente artística no eran conscientes que pertenecían a ella, sino que han sido especialistas y críticos literarios posteriores que han interpretado sus obras han encontrado características comunes y los han metido en un mismo movimiento literario.

Características de los movimientos literarios

Antes de hablar de los principales movimientos literarios, es importante tener en cuenta cuáles son las características más distintivas de este tipo de corrientes artísticas:

1. Sirven para organizar la historia de la literatura

Los expertos de literatura agrupan a los escritores y las obras que comparten ciertos rasgos bajo el nombre de un movimiento literario determinado. Cabe decir, no obstante, que a veces ha ocurrido que los movimientos se formaron por agrupaciones de escritores que se unieron expresamente para crear una nueva corriente artística. Un ejemplo de ello lo tenemos con el surrealismo, cuyos artistas tenían mucha conciencia de compartir unas ideas y aplicar unas mismas técnicas en el mundo de las artes.

2. Límites temporales y geográficos no estrictos

En historia de la literatura es normal atribuirle a los movimientos artísticos un período temporal y ubicación geográfica concretas; no obstante, estos factores no son necesariamente estrictos.

Algunos movimientos están formados por escritores que compartieron un estilo o características, pero que no vivieron en el mismo tiempo ni lugar. También ocurre que un mismo autor puede haber seguido varias corrientes a lo largo de su vida, iniciando su vida de escritor siguiendo una tendencia literaria concreta y, luego, evolucionando introduciéndose en otra muy distinta.

3. Son apreciados en retrospectiva

Muchos movimientos literarios sólo pueden apreciarse en retrospectiva, una vez esa corriente ha llegado a su fin. El motivo de ello es que, a diferencia de otras formas de arte, la literatura es uno sumamente lento: los libros deben ser escritos, editados, publicados y, una vez han salido al mercado, darse a conocer para ser leídos y, con suerte, apreciados. Si adquieren la suficiente importancia, estas obras se volverán el foco de interés de críticos literarios quienes los organizarán en movimientos.

El problema es que este reconocimiento puede ocurrir mucho tiempo después de haber sido publicada la obra, a veces tras varios siglos. Por esta razón, muchos movimientos han sido nombrados y reconocidos mucho después, cuando los expertos en literatura encontraron en un conjunto de autores rasgos en común.

4. Propósito y características determinadas

Los movimientos literarios se diferencian entre ellos por su concepción sobre la literatura, su propósito y forma específica en la que emplean el lenguaje. Cada movimiento se caracteriza por un estilo o forma particular de escribir las obras.

5. Abarcan diferentes géneros

No hay movimiento literario que no haya experimentado con varios géneros. Además de la narrativa, en la mayoría de ellos también se juega con la poesía, la dramaturgia y el género didáctico, entre otros.

Tipos de movimientos literarios

¿Cuáles son los principales movimientos literarios?

Como decíamos, son muchos los movimientos literarios que han existido. Estos han variado a lo largo del tiempo y, también, han presentado sus particularidades según el país en donde tuvieron éxito. No es posible hablar de absolutamente todos los movimientos literarios que han existido y sus particularidades, pero sí de los más importantes, de aquellos cuyos autores y obras han contribuido significativamente en la Historia.

No obstante, cabe mencionar que la clasificación que vamos a ver está muy centrada en la literatura occidental, los movimientos artísticos que uno se esperaría estudiar en clase de lengua y literatura de bachiller. Como cabría suponer, en otros lugares del mundo como China, Japón, la India, los países árabes o el mundo eslavo han tenido sus particulares movimientos literarios, que si tuviéramos en cuenta enriquecerían mucho la lista.

Estos que veremos a continuación han sido los principales movimientos literarios occidentales.

1. Renacimiento (s.XV-XVI)

La literatura del Renacimiento tuvo como temas principales el amor, la mitología y la naturaleza. Uno de los aspectos destacables de los autores renacentistas era su marcado antropocentrismo y constante reivindicación de los valores de los autores grecolatinos.

Algunos ejemplos de obras de este movimiento son:

  • “Macbeth”, de William Shakespeare (1564-1616)
  • “Don Quijote de la Mancha”, de Miguel de Cervantes (1547-1616)
  • “La Divina Comedia”, de Dante Alighieri (1265-1321)

2. Barroco (s.XVII)

Durante el Barroco, una de las literaturas más destacadas fue la española. Los autores barrocos se caracterizaron por el uso abundante de figuras y recursos literarios, teniendo como temáticas recurrentes el amor, el desengaño, la mentira y la muerte.

Algunas de las obras más destacables de este período, mayormente en castellano, son:

  • “Fuenteovejuna” (AÑO), de Lope de Vega (1562-1635)
  • “El burlador de Sevilla”, de Tirso de Molina (1583-1648)
  • “La vida es sueño”, de Pedro Calderón de la Barca (1600-1681)

3. Neoclasicismo (s.XVIII)

El Neoclasicismo fue un movimiento que puso su mirada en los tiempos antiguos, obsesionado por la aparente perfección de la Roma y la Grecia clásicas. Los autores de este movimiento se caracterizaron por el predominio de la razón y de su interés en transmitir valores como la armonía, la belleza y el orden. Este movimiento surgió como contraposición al Barroco, visto como irregular e imperfecto.

Algunas obras destacables neoclásicas son:

  • “Cartas Eruditas y curiosas”, de Fray Benito Jerónimo Feijoo (1676-1764)
  • “El sí de las niñas”, de Leandro Fernandez de Moratín (1760-1828)
  • “La pradera de San Isidro”, de Ramón de la Cruz (1731-1794)

4. Romanticismo (s.XVII-XIX)

La literatura romántica valoraba por encima de todo la sensibilidad del autor, en especial en la poesía. Los románticos se alejaban del mundo racional y cosmopolita, justo lo que sí valoraban los autores del Realismo.

El Romanticismo se destaca por hablar de leyendas, mitos, tradiciones y otros aspectos propios del imaginario de los pueblos, siendo la simiente para los nacionalismos tal y como los conocemos hoy en día. También eran recurrentes los relatos en los que se mostraba la interioridad de los personajes.

Algunas obras de este movimiento son:

  • “Los Miserables”, de Victor Hugo (1802-1885)
  • “Las desventuras del joven Werther”, de Johann W. von Goethe (1749-1832)
  • “Frankenstein”, de Mery Shelley (1797-1851)

5. Realismo (s.XIX)

La literatura del Realismo estuvo marcada por los ideales filosóficos de la Ilustración francesa y se opuso frontalmente a los postulados románticos. Los escritores realistas concebían la literatura como un arte capaz de representar fielmente la realidad, y para ello se valieron de la narrativa, en especial la novela. Si algo define al Realismo es el uso de un lenguaje preciso, meticuloso, objetivo y totalmente desvinculado de lo emocional.

Algunas obras destacables del Realismo son:

  • “Madame Bovary”, de Gustave Flaubert (1821-1880)
  • “Crimen y castigo”, de Fiódor Dostoyevski (1821-1881)
  • “Guerra y paz”, de Lev Tolstói (1828-1910)

6. Surrealismo (s.XX)

El Surrealismo fue punto de encuentro de poetas y dramaturgos más que de narradores. Los escritores surrealistas buscaban reproducir en sus obras un estado de sinsentido y espontaneidad al crear, algo muy bien representado en otras artes bañadas por el Surrealismo como la pintura o el cine. Los escritores de este movimiento buscaban reproducir en sus obras conexiones misteriosas producto de una creatividad desbocada.

Los surrealistas valoraban lo que la gente cuerda no valoraría: la locura, el delirio, la ruptura de formas… Practicaban la técnica del cadáver exquisito y de la escritura automática. A ellos se les atribuye ser de los primeros en practicar lo que hoy conocemos como “performances artísticas”, además de hacer combinaciones sumamente innovadoras para su época como combinar poesía con pintura.

Una de las obras más destacables del Surrealismo es el “Manifiesto del surrealismo”, escrita por el autor francés André Breton (1896-1966). El título de esta obra puede parecer pretencioso de primeras, pero es que ciertamente se le atribuye a Breton ser el padre de este movimiento en cuanto a su versión literaria.

7. Modernismo (s.XIX-XX)

La literatura modernista surgió en América Latina, pero se volvió especialmente influyente en España. Tanto es así que se llegó a conocer al movimiento como “La vuelta de las carabelas”, pues su forma de escribir, con rasgos clasicistas y barrocos, fue luego imitada en España. Los modernistas tuvieron la intención de renovar el lenguaje literario e introdujeron cierto preciosismo en sus formas y temas, especialmente en la poesía.

Algunas obras modernistas destacables son:

  • “El poemario Azul”, de Rubén Darío (1867-1916).
  • “Platero y yo”, de Juan Ramón Jiménez (1881-1958).
  • “Ismaelillo”, de José Martí (1853-1895).

8. Realismo Mágico (s.XX-XXI)

La literatura del Realismo Mágico pretendía incorporar lo fantástico y lo maravilloso a los relatos, sin hacer hincapié en su carácter asombroso. Los seguidores de este movimiento, todavía vigente a día de hoy, cuentan historias de una manera realista y cotidiana. Uno de los exponentes del Realismo Mágico es sin lugar a dudas el autor colombiano Gabriel García Márquez (1927-2014), con su obra “Cien años de soledad”, obra que le valió el Premio Nobel de Literatura en el año 1982.

  • Milne, Ira Mark (2009). Literary Movements for Students: Presenting Analysis, Context, and Criticism on Literary Movements (2 ed.). Detroit: Gale. pp. xi–xii. ISBN 978-1-4144-3719-4.
  • Juan (2021). MOVIMIENTOS LITERARIOS: CARACTERÍSTICAS Y AUTORES. Espaciolibros.
  • Gutiérrez-Carbajo, F. (2013). Movimientos y épocas literarias. UNED.

Graduado en Psicología con mención en Psicología Clínica por la Universidad de Barcelona. Postgrado de Actualización de Psicopatología Clínica en la UB.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados