Un resumen de estas tradiciones regionales mexicanas. Wikimedia Commons.

México es un país con una cultura en la que, al igual que otros lugares del continente americano, se mezcla un crisol de etnias con influencias tanto de la civilizaciones azteca, maya e inca como lo importado por españoles y portugueses.

El estado de Veracruz de Ignacio de la Llave es uno de los lugares más interesante del país mexica. Tanto su capital, Xalapa-Enríquez, como su ciudad más poblada y con la que comparte nombre, son lugares en los que se celebran y llevan a cabo tradiciones y costumbres centenarias, en las que se puede observar la riqueza inmaterial de los mexicanos.

Sus colores, sus vestidos, la forma en la que tratan un tema tan oscuro para los europeos como lo es la muerte, en la que no pueden faltar los vivos colores, son algunos de los símbolos identitarios tanto de la región veracruzana como el país en el que se encuentra.

Veamos una muestra de esta fascinante cultura mediante un repaso a las tradiciones de Veracruz más importantes.

10 tradiciones del estado de Veracruz

Estas son varias tradiciones de Veracruz que caracterizan la vida cultural de este estado de México.

1. Día de la virgen de Guadalupe

Esta celebración veracruzana se celebra el 12 de diciembre y se conmemora la aparición de la Virgen en el cerro de Tepeyac.

Durante la festividad se carga una réplica de la Virgen hecha de cartón y decorada con flores. Diferentes colectividades se encargan de cargar a la figura hasta la iglesia, acompañándola durante el trayecto con cánticos y música religiosa. Incluso durante la celebración se pueden ver a uno de los símbolos más identitarios de México, los mariachis, quienes le cantan a la Virgen.

2. Fiesta de Todos los Muertos

Dura varios días. Se trata de un momento en el que se rinde homenaje a los muertos y se pasa más tiempo con la familia. Se recuerda a los difuntos, rezando por ellos para que sus almas lleguen bien al cielo o al mundo de los muertos.

Se construyen altares con ofrendas a los que ya no están, colocando calaveras decoradas de formas muy llamativas, flores de muerto y otros adornos. También se visitan a los difuntos en los camposantos.

La celebración de esta festividad destaca por ser muy diferente a cómo se rinde homenaje a los muertos en Europa. Esto se debe a la influencia de la cultura azteca en la región, dado que los aztecas celebraban los fallecimientos de forma más festiva y colorida que en el viejo continente.

3. Danza de los Voladores de Papantla

Se trata de una ceremonia en la que los participantes bailan e intentan escalar un palo de 30 metros de altura para saltar desde el extremo más alto con la única salvaguarda que unas cuerdas para poder colgar de él.

Participan cinco personas, de las cuales cuatro saltan y una permanece arriba del toda bailando, tocando la flauta y el tambor.

4. Pollo encacahuatado

La gastronomía no puede faltar como elemento identitario de toda cultura. El pollo encacahuatado es un plato tradicional de Veracruz, y básicamente consiste en una pechuga de la ave con salsa hecha de cacahuetes.

Los frutos secos son un ingrediente muy recurrido por los veracruzanos para añadir un toque de cremosidad a las salsas.

5. Carnaval en Veracruz

El Carnaval es un elemento que no puede faltar en toda cultura latinoamericana y Veracruz es un referente en esta celebración.

Conocido como el Carnaval más alegre del mundo, el que se celebra en este estado dura unos 9 días y cuenta con 6 grandes desfiles con más de 30 carrozas, además de múltiples eventos como conciertos y eventos sociales. La mezcla entre lo mesoamericano, lo europeo y lo africano se nota en el carnaval de la región, en donde sus gentes van vestidas con trajes coloridos bailando a ritmos con reminiscencias afrocubanas. Aunque la Iglesia Católica, cuando trataba de evangelizar la región, desaprobó esta festividad pagana, no impidió que sobreviviera hasta nuestros días.

Hoy en día, el carnaval veracruzano empieza con la “quema del mal humor” y termina con el entierro de “Juan Carnaval”.

Con el paso del tiempo fue volviéndose un poco más elaborado, habiendo bailes destinados para grupos más selectos, sin olvidar de las celebraciones más populares.

6. Fiestas de la Primavera

Normalmente, se celebra en lugares en los que quedan vestigios de cultura totonaca, la cual se caracterizó por estar muy avanzada en cuanto a astronomía. Las gentes bailan en lugares como El Tajín, Papantla, para nutrirse con la energía de los rayos del sol primaveral.

También se hacen este tipo de bailes en otros lugares del estado, como es Cempoala o en Santiago de Tuxla.

7. Fiestas de San Mateo de Naolinco

Esta fiesta se celebra en el municipio de Naolinco, y se rinde homenaje a San Mateo apóstol. Se da su comienzo el día 19 de septiembre, aunque el día de mayor importancia es el 21.

Antes de que llegue el día 21, los vecinos se reúnen compartiendo galletas, tamales, bocadillos, café y otros alimentos típicos de la región. Por la mañana de ese día se inicia la procesión. Además, como importanción europea, se representan las luchas entre moros y cristianos como conmemoración a la conquista de los pueblos ibéricos contra los musulmanes.

8. Fiesta de la Candelaria

Se trata de una celebración bastante extendida en el estado mexicano, cuyo orígenes no están del todo claro y se explica mediante dos leyendas.

Una de las leyendas dice que esta fiesta se basa en la celebración de los indígenas hacia su diosa Chalchiuhtlicua, que era la deidad de las aguas, como ríos, mares y lagos. Se dice que con la llegada de los españoles, el panteón indígena fue sustituido por los santos y vírgenes cristianas, siendo la Virgen de la Candelaria quien se encargó de suplantar a la diosa de las aguas, dado que esta virgen es la protectora de los pescadores.

La segunda leyenda sostiene que el origen de esta celebración es que esta Virgen, de origen andaluz, protegía y cuidaba de los marineros que vivían en la isla de Tlaxcotialapan.

Sea cual sea lo que ha hecho que los veracruzanos celebren esta fiesta, no hay duda de la gran influencia de lo español sobre la ancestral cultura totonaca.

9. La rama

La Rama es una tradición navideña que transcurre entre los días 16 y 24 de diciembre. Se trata de procesiones en las que los participantes llevan frondosas ramas o varas decorada con farolillos de papel y velas, además de cáscaras de naranja, cadenitas de papel de colores y figuras religiosas. Van yendo por las calles parándose en cada casa para pedir algunas limosnas, en forma de dulces, dinero o algún otro tipo de cooperación.

Esta tradición surge de la mezcla de influencias indígenas de la región, afrocubanas y españolas. Los antiguos pueblos que se asentaban en lo que actualmente es Veracruz celebraban por diciembre una fiesta en al que llevaban una rama llamada versúchil que representaba la renovación de la naturaleza.

10. El niño perdido

De acuerdo con el Evangelio de Lucas, Jesús, cuando tenía 12 años, se perdió en Jerusalén durante las fiestas de Pascua. Se le buscó durante tres días hasta que le encontraron en el Templo de la ciudad. Esta historia fue utilizada por Fray Junípero de Serra en el siglo XVIII cuando fue a evangelizar a los pueblos de la región mexicana, convirtiéndose con el paso del tiempo en una tradición muy asentada en Veracruz.

El 7 de diciembre a las 7 de la noche suena un silbato que anuncia el inicio de la festividad. Las calles quedan a oscuras, con la única iluminación de las velas que marcan el camino hacia la iglesia. La luz servirá de guía al niño Jesús para que pueda llegar sano y salvo al templo.

Referencias bibliográficas:

  • Debroise, O. (2005). Fuga mexicana. Un recorrido por la fotografía en México. Gustavo Gili.
  • García de León, A. (2016). El mar de los deseos. FCE, México.