Cómo afrontar las rabietas de un niño pequeño

Estrategias útiles para saber cómo gestionar y afrontar las rabietas infantiles.

Tomás Santa Cecilia

Tomás Santa Cecilia

Cómo afrontar las rabietas de un niño pequeño

Para muchas personas, saber lidiar con las rabietas infantiles es uno de los aspectos clave de la paternidad y la maternidad. Y es que si bien algunos niños y niñas “se portan bien” en este aspecto y apenas estallan en lloros y riñas cuando no obtienen lo que quieren, los casos contrarios son muy habituales durante los primeros años de vida.

Aquí veremos algunas estrategias e ideas clave que sirven para gestionar esas rabietas del mejor modo posible.

  • Artículo relacionado: ["Los 8 tipos de emociones (clasificación y descripción)"](/psicologia/tipos-de-emociones

¿Qué son las rabietas?

Las rabietas son el conjunto de patrones de conducta asociados a la frustración cuando esta es expresada por los niños pequeños. Esta se plasma en una actitud agresiva y que pone de manifiesto el enfado del pequeño o la pequeña ante una situación en la que las cosas no salen tal y como le gustaría.

La frecuencia con la que esta clase de comportamientos depende sobre todo de la personalidad de cada niño o niña, y hay que tener en cuenta que es algo normal en los menores de corta edad: en sí mismo no es indicativo de un problema psicológico. Sin embargo, si es una constante en el día a día del menor, es recomendable buscar ayuda profesional recurriendo al psicólogo.

Causas

No existe una sola causa que explique la existencia de las rabietas infantiles, sino que hay una multiplicidad de factores que llevan a su aparición. Entre las más importantes hay que destacar las dificultades que los más pequeños tienen a la hora de intentar reprimir sus impulsos; debido a la fase de desarrollo en la que se encuentra su cerebro, el sistema límbico, que es el conjunto de estructuras del Sistema Nervioso Central que da lugar a las emociones, tiene una influencia sobre el lóbulo frontal que este segundo a duras penas puede contrarrestar y modular adecuadamente anteponiendo ideas abstractas como los valores o las metas a largo plazo.

Debido a esto, por lo general los niños y las niñas tienen una mentalidad relativamente cortoplacista y egocentrista, porque no disponen de la capacidad de contrastar sus apetencias y sus deseos con incentivos para ponerlos en segundo plano en favor de lo que les conviene más a la larga.

¿Qué hacer ante las rabietas de los niños?

Sigue estos consejos para saber afrontar los momentos en los que tu hijo o hija tenga una rabieta.

1. No antagonices

Aunque el niño o niña haya adoptado una actitud abiertamente hostil, es importante no hacer lo mismo y crear un concurso de gritos. Al contrario, hay que adoptar una actitud de serenidad que contraste con lo que está haciendo, para poco a poco ir haciendo que esa emoción se contagie al menor.

2. Si sus movimientos le exponen al peligro, prevenir que se haga daño

Si patalea mucho o se mueve de un modo que podría llevar a que se lastime, es importante contener sus extremidades. Además, este contacto corporal firme y constante puede contribuir a que se calme antes, por agotamiento. Eso sí, si en su pataleta no estaba realizando movimientos enérgicos de ese tipo, no hagas esto, ya que en ese contexto puede ser interpretado como una forma de ataque o intimidación.

3. Habla solo cuando se calme

Hasta que la rabieta no se haya extinguido casi del todo, no establezcas un diálogo verbal. De ese modo entenderá que hasta el momento en el que no deje esa actitud, no podrá “negociar” contigo para acceder a lo que busca.

4. Sé constante

Muestra con claridad cuál es tu actitud hacia su pataleta, no tomes decisiones contradictorias a través de una manera inconsistente de comportarte. De no ser así, no tendrás autoridad para hacer que se calme.

5. Crea incentivos para que se comporte bien

Combina las recompensas por un comportamiento adecuado con muestras de que las pataletas son un gasto innecesario de energía que no le aportarán nada. Por ejemplo, si pensabas darle un premio pero entonces inicia una rabieta, espérate a dárselo, para que no asocie su acción a esa consecuencia.

¿Quieres contar con asistencia psicológica ante la crianza de los hijos?

Si tienes problemas en las tareas de crianza ante un hijo o hija de corta edad, te invito a ponerte en contacto conmigo. Soy psicólogo especialista en el modelo de intervención cognitivo-conductual y llevo muchos años ayudando a las personas a gestionar mejor sus emociones, sus maneras de afrontar las relaciones personales y sus hábitos del día a día. Puedes contar con mis servicios en mi consulta situada en Madrid, o a través de sesiones online por videollamada.

Referencias bibliográficas:

  • Berk, L. (1999). Desarrollo del niño y del adolescente. Madrid: Prentice Hall Iberia.
  • Comeche, M.I. & Vallejo, M.A. (2016). Manual de terapia de conducta en la infancia. Dykinson. Madrid.
  • Pernasa, P.D. & De Luna, C.B. (2005). Las rabietas en la infancia: qué son y cómo aconsejar a los padres. Pediatría Atención Primaria, 7: pp. 67 - 74.
  • Trianes, M.V. & Gallardo, J.A. (2000). Psicología de la Educación y del Desarrollo. Pirámide.
Tomás Santa Cecilia

Tomás Santa Cecilia

Psicólogo

Madrid

Terapia online

Ver perfil

Tomás Santa Cecilia es psicólogo, consultor, formador y Director de CECOPS Centro de Consultoría Psicológica. Es Licenciado en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid, Máster Profesional en Psicología Cognitivo Conductial Avanzada (Albor-Cohs) y Miembro de The New York Academy of Sciences y de la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS) entre otras cosas. Trabaja desde el Análisis Conductual Aplicado y la Terapia Cognitivo-Conductual.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados