Epistemología genética: así es la adquisición del conocimiento según Piaget

Resumen de la epistemología genética, desarrollada mediante la teoría del conocimiento de Piaget.

Nahum Montagud Rubio

Nahum Montagud Rubio

Epistemología genética

Jean Piaget es una de las figuras más influyentes de la psicología del siglo XX. Son mundialmente conocidas sus cuatro etapas sobre el desarrollo de los niños, pertenecientes a lo que se ha denominado la epistemología genética piagetiana.

Esta teoría se trata de un conjunto de postulados, ideas y formulaciones del psicólogo francés sobre cómo los niños adquieren el conocimiento, teoría la cual vamos a explorar a continuación.

¿Qué es la epistemología genética?

Sin lugar a dudas, Jean Piaget (1896-1980) es uno de los autores más prolíficos en materia del desarrollo cognitivo. Este psicólogo suizo centró su trabajo en elaborar una teoría del conocimiento infantil, en conocer cómo los niños consiguen conocer su mundo.

Piaget quería conocer cuáles son las leyes que hacen que se desarrolle la cognición. Su teoría centrada sobre esta cuestión es lo que conocemos como epistemología genética y con ella trató de descubrir cuáles eran las raíces de los diferentes tipos de conocimiento, desde los más elementales hasta los más complejos.

Premisas principales

Tradicionalmente se ha explicado el origen del conocimiento mediante dos explicaciones: la empirista y la innatista. De acuerdo con la empirista, el conocimiento procede de fuera del ser humano y las personas aprendemos a recibirlo de forma más o menos pasiva. En cambio, la innatista sostiene que que el conocimiento es una imposición de estructuras internas del sujeto sobre los objetos.

Piaget era crítico con ambas. Consideraba que el empirismo defendía una idea que bien podría ser definida como “génesis sin estructuras”, mientras que el innatismo sería “estructuras sin génesis”. Frente a estas dos explicaciones históricas, Piaget presentó como solución su postura propia: no hay estructuras que no provengan de otras estructuras. Toda génesis o desarrollo requiere una estructura previa.

La teoría de la epistemología genética de Piaget se basa en la idea de que la adquisición del conocimiento es un proceso de continua auto-construcción, de ahí que sea considerada una teoría constructivista.

Según esta manera de ver el desarrollo del ser humano, el conocimiento del infante es elaborado y reelaborado a medida que el niño se desarrolla e interactúa con su entorno. Los niños adquieren conocimiento de forma activa, mediante sus acciones.

Una idea central de la teoría cognitiva son los esquemas, los cuales serían unidades de conducta generalizada (o acción) que proveen la base para las operaciones mentales. Añadido a esto, la teoría piagetiana está orientada hacia la forma en cómo los niños adquieren conocimiento, no cómo lo hacen los adultos.

En su epistemología genética, Piaget describe tres tipos de conocimiento:

1. Conocimiento físico

El conocimiento físico es el que concierne a los objetos en el mundo, el conocimiento que puede ser adquirido mediante sus propiedades perceptivas.

2. Conocimiento lógico-matemático

El conocimiento lógico-matemático es aquel más de tipo abstracto; ese que debe ser inventado.

3. Conocimiento social-arbitrario

El conocimiento social-arbitrario es específico de cada cultura. Son los datos adquiridos por el sujeto al pertenecer a una determinada sociedad e interactuar con sus miembros.

Etapas del desarrollo infantil

Las etapas del desarrollo según Piaget

Estos tres tipos de conocimiento forman una jerarquía, yendo de los conocimientos más físicos como base hasta los sociales y arbitrarios como la cima de la misma.

Conseguir un conocimiento específico dependerá de si se ha podido conseguir el conocimiento del nivel inferior. Por ejemplo, desde una perspectiva ontogenética, adquirir conocimientos de tipo lógico-matemático no se puede conseguir antes que el conocimiento físico.

Esta idea de jerarquía es expuesta con mayor detalle por Piaget al hablarnos de que, a medida que los niños van creciendo, van pasando por una secuencia de cuatro estadios, fases que todos ellos tienen que superar para conseguir adquirir los tres tipos de conocimientos anteriormente mencionados:

1. Etapa sensoriomotriz (del nacimiento hasta los 2 años)

La etapa sensoriomotriz se da antes de haberse desarrollado el lenguaje. El bebé va construyendo durante este período la noción del objeto permanente y adquiriendo las nociones del espacio, el tiempo y la causalidad. Recurre a experiencias sensoriales y motrices para conocer el mundo que le rodea y relacionarse.

2. Etapa preoperacional (de los 2 hasta los 4 años)

Durante el período preoperacional se da la adquisición del lenguaje y las primeras representaciones de la realidad.

3. Etapa de operaciones concretas (alcanzada entre los 6 y 7 años)

En la fase de las operaciones concretas hay una mayor consistencia del conocimiento del objeto. Las operaciones concretas afectan de forma directa a los objetos manipulables por el niño y tienen que estar ligadas al presente inmediato. El niño tiene la capacidad de realizar operaciones mentales lógicas.

4. Etapa de operaciones formales (a partir de los 12 años)

En la fase de las operaciones formales el niño puede trabajar con hipótesis además de objetos. Iniciada la adolescencia adquiere la capacidad de formular un conjunto de explicaciones posibles y, después, someterlas a prueba para realizar su confirmación empírica.

Los criterios de las etapas de desarrollo

Como podemos ver, cada estadio presenta sus propias características. Todos los niños pasan por estas fases siguiendo el mismo orden, aunque no al mismo tiempo. Esto quiere decir que se espera que cada niño exhiba las características de cada etapa en algún momento de su vida y se alcance, finalmente, la etapa de las operaciones formales.

Los criterios que usó Piaget para establecer estas etapas fueron:

  • Cada etapa debe representar un cambio cualitativo en la cognición del niño.
  • Los niños pasan por esta secuencia de fases al margen de la cultura.
  • Cada etapa conserva e incluye las estructuras cognitivas y habilidades de la fase anterior.
  • En cada etapa, los esquemas y operaciones del niño se integran como un todo.

Añadido a los tres tipos de conocimientos y los cuatro estadios de Piaget tenemos el proceso del desarrollo del conocimiento, fundamentado en tres principios: asimilación, acomodación y equilibrio.

1. Asimilación

La asimilación se da cuando el niño incorpora nuevos objetos o eventos en sus esquemas existentes.

2. Acomodación

La acomodación se da cuando el niño tiene que modificar sus esquemas existentes para incorporar nuevos objetos o eventos.

3. Equilibrio

El equilibrio se describe como el "proceso de desarrollo maestro". Este proceso incorporaría tanto la asimilación como la acomodación.

En este punto el infante comienza a encontrar atajos en su nueva forma de pensar. Esto da como resultado un desequilibrio, el cual es superado pasando a la siguiente fase. Es decir, cuando el infante se encuentra en una determinada etapa del modelo piagetiano y se produce este desequilibrio, para volver a la estabilidad, pasará a la siguiente etapa.

Fortalezas y debilidades de la epistemología genética

Una de las fortalezas de la teoría es la estructura y el orden que expone. La teoría sirve como interesante guía para educadores dándoles unas directrices básicas sobre los tipos, las fases y los procesos implicados en el desarrollo del conocimiento en la infancia. Estas ideas pueden ser de gran ayuda a la hora de elaborar el plan educativo y ayuda a los profesores a entender el nivel actual de sus estudiantes tomando como referencia su edad. También sirve para determinar cuándo progresar hacia conocimientos más complejos.

Entre las debilidades encontramos que, en primer lugar, se ha visto que lo defendido por Piaget no se observa en todos los niños. No todos los adolescentes llegan a la etapa de las operaciones formales e, incluso, hay adultos que no la alcanzan. E incluso si los chicos llegan a esta etapa, puede darse el caso de que no “permanezcan” en ella.

La segunda gran debilidad del modelo es que, a pesar de que la teoría sostiene que los niños progresan de etapa en etapa en forma de un cambio cualitativo, lo cierto es que parece que se avance y retroceda. Es decir, habrían niños que entrarían en una etapa, pongamos la fase de las operaciones concretas, para después retroceder a la preoperacional.

El conocimiento que se supone alcanzan los niños es muy inestable, siendo ese período de inestabilidad el que se presentaría en un momento de transición de una a otra etapa. El cambio no se da de forma brusca ni definitiva, requiere de un tiempo. También sucede que se ha visto que los niños pueden presentar fortalezas cognitivas muy avanzadas con respecto a su edad en base a lo que sostenía Piaget.

Finalmente, una de las críticas más importantes que recibió Piaget fue en relación a su idea de estructura. De acuerdo con sus críticos, la estructura no existe en la mente de los niños, sino solo en la mente del psicólogo suizo. Él mismo respondió que la estructura la define como algo que el niño sabe hacer. El niño no tiene una idea propia sobre la estructura, no hay en su mente una idea abstracta sobre ella, pero sus acciones sobre lo que debe hacer están bien coordinadas, con lo cual le permite deducir algunas consecuencias.

  • Barrios, Berta. (2018). La epistemología genética de Jean Piaget.
  • Brainerd, C.J. (1978). Piaget's theory of intelligence. Englewood Cliffs, NJ: Prentice-Hall.
  • Driscoll, M. P. (1994). Psychology of learning for instruction. Boston: Allyn and Bacon.
  • Gruber, H.E. & Voneche, J.J. (1977). The essential Piaget. New York: Basic Books.
  • Saettler, P. (1990). The evolution of American educational technology. Englewood, CO: Libraries Unlimited, Inc.

Artículos relacionados