¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¿Qué drogas pueden producir flashbacks?

Veamos qué drogas pueden generarnos flashbacks que nos vienen a la mente una y otra vez.

Qué drogas pueden producir flashbacks

Una de las experiencias que en la cultura popular se asocia más a las drogas es la capacidad para generar alucinaciones en quienes las consumen. Es cierto que no todas las sustancias psicoactivas englobadas en esta categoría son capaces de producir estos efectos, pero aquellas que sí tienen esta propiedad son una muestra de hasta qué punto introducir en nuestro cerebro moléculas capaces de acoplarse a nuestras neuronas puede dar lugar a vivencias anormales, que modifican sensiblemente el modo en el que nos relacionamos con la realidad y con todo aquello que dábamos por sentado.

Ahora bien, muchas veces este tipo de alteraciones no ocurren solamente durante los minutos siguientes al consumo de la droga. A veces ocurren bastante después, y un ejemplo de ello son las experiencias conocidas como flashbacks. En este artículo veremos qué son y qué drogas pueden producir flashbacks hasta bastantes horas después de tomarlas.

¿Qué son los flashbacks y las alucinaciones?

En el contexto del mundo de la salud mental y la psiquiatría, los flashbacks son alteraciones de la percepción que llevan a la persona a revivir varias veces experiencias con una fuerte carga sensorial y emocional, como si estuviera ocurriendo en el presente, a pesar de que en realidad están causadas por la evocación intensa de contenido almacenado en la memoria del sujeto. En la mayoría de los casos, estas vivencias resultan angustiantes y/o perturbadoras, por lo que pueden dañar la calidad de vida de quien sufre los flashbacks. De hecho, este es uno de los síntomas típicos del trastorno por estrés postraumático.

Pero no todos los flashbacks tienen su origen en un trauma; algunos están causados por la experiencia de haber consumido una droga capaz de distorsionar la percepción de las cosas, un conjunto de sustancias psicoactivas que solemos llamar drogas alucinógenas (o que pueden tener como efecto las alucinaciones).

¿Cuáles son las características de las drogas alucinógenas? En realidad, más allá del hecho de que dan lugar a este tipo de efectos psicológicos y perceptivos, no tienen mucho en común.

Y es que existen varios mecanismos a través de los cuales una sustancia psicoactiva puede distorsionar nuestra percepción de las cosas; en nuestro cerebro no hay una especie de interruptor que active la aparición de alucinaciones, sino un conjunto de células nerviosas trabajando juntas con más o menos acierto para tratar de aportarnos información relativamente fiable sobre lo que pasa a nuestro alrededor, y cuyas tareas a veces se ven entorpecidas por las drogas. Y como esa red de neuronas que se coordinan pueden verse influidas por las drogas de muchas maneras (por ejemplo, cada una de ellas tiene muchísimos tipos diferentes de receptores que captan neurotransmisores o posibles moléculas originadas en el consumo de drogas), hay distintas formas en las que las alucinaciones pueden aparecer.

Eso sí, todas tienen en común que afectan a las partes del cerebro encargadas de procesar la información sensorial y combinarla dando lugar a la experiencia de un “todo” con sentido; estas están distribuidas sobre todo por los lóbulos parietales, frontales y temporales del cerebro.

¿Cómo surgen los flashbacks?

Ahora bien, esta división de tareas de distintas estructuras cerebrales es tan solo algo relativo, porque en la práctica, todo el encéfalo funciona de manera unitaria, con todas sus partes tratando de ir en sintonía con el resto.

Es por eso que a la hora de la verdad, las partes del cerebro encargadas del procesamiento de la información que llega de los sentidos trabajan mano a mano con, por ejemplo, las redes de neuronas especializadas en el funcionamiento de la memoria; a fin de cuentas, lo que aprendemos acerca de vivencias anteriores determina cómo interpretamos lo que vemos, tocamos, oímos, etc.

Es ahí donde reside el porqué de los flashbacks producidos por drogas: algunas sustancias producen una alteración tanto en las células vinculadas a la percepción como en aquellas asociadas a las anteriores que se encargan de “archivar” y evocar recuerdos. Y las vivencias alucinógenas suelen ser lo suficientemente intensas como para quedarnos marcadas en la mente.

Drogas alucinógenas

De este modo, algunas drogas hacen que la percepción alterada nos altere la memoria y viceversa, en un círculo vicioso que, como se basa en esta retroalimentación mutua, puede durar más que el resto de efectos del consumo de sustancias psicoactivas. Y si bien es cierto que en la mayoría de casos los flashbacks desaparecen por sí mismos en cuestión de días, a veces pueden hacer que la persona sienta que se ha quedado “atrapada” en esa experiencia al repetirse una y otra vez durante más tiempo del normal. Y en el peor de los casos, incluso puede generar falsos recuerdos de carácter traumático.

¿Qué tipos de drogas pueden generarnos flashbacks?

Como hemos adelantado, la mayoría de drogas capaces de producir flashbacks son las alucinógenas, salvo algunas excepciones. Veamos cuáles son.

1. LSD

El LSD es una de las drogas más populares en el contexto del consumo recreativo en lugares de ocio nocturno, sobre todo entre jóvenes. Pero está lejos de ser una droga inofensiva; puede dar lugar a alucinaciones tan intensas que ponen a la persona en peligro si no se cuenta con supervisión, y también puede dejar secuelas.

2. Psilocibina

La psilocibina suele ser considerada una droga “natural” porque el compuesto alucinógeno en el que se basa está disponible naturalmente en varias especies de hongos; sin embargo, esta característica no hace que sea mejor o peor para la salud, y sigue teniendo potencial para perjudicar la salud de quien la toma y/o ponerlo en peligro.

3. Mescalina

La mescalina es una feniletilamina que se encuentra sobre todo en una planta conocida como peyote y en cactus del género Echinopsis. Induce a un estado psicodélico, muchas veces asociado a distorsiones visuales que consisten en ver patrones geométricos y fractales.

4. Éxtasis (MDMA)

La MDMA también es una droga asociada al ocio nocturno, pero en este caso no destaca tanto por sus efectos alucinógenos; quienes la toman lo hacen más bien por su manera de influir en el estado de ánimo. Ahora bien, en algunas ocasiones produce alucinaciones y flashbacks, y tiene un cierto potencial adictivo, además de dañar el sistema nervioso si se consume de manera muy frecuente a medio y largo plazo.

5. Cannabis

El cannabis no es especialmente conocido por dar lugar a alucinaciones, pero en algunos casos sí tiene este efecto. No resulta tan sorprendente si recordamos que los famosos “porros” suelen generar pensamientos de tipo delirante; las alucinaciones son un paso más allá en el tipo de distorsión en la manera de percibir la realidad. Además, cabe recorar que a pesar del mito de que la marihuana no "engancha", la realidad es que sí puede producir una adicción.

¿Quieres empezar un proceso de tratamiento para las adicciones?

Si estás buscando ayuda profesional frente a las adicciones, ponte en contacto con nosotros.

En Clínicas CITA nos especializamos en trastornos adictivos y damos la posibilidad de pasar por todas las fases necesarias para superar el consumo de drogas en nuestro módulo residencial.

  • Baddeley, A.; Eysneck, M.; Anderson, M. (2009). Memory. Nueva York: Psychology Press.
  • Hall, N.M.; Berntsen, D. (2008). The effect of emotional stress on involuntary and voluntary conscious memories. Memory. 16 (1): 48–57.

Centro de Desintoxicación y Adicciones

Dosrius
Terapia online

Clínicas Cita es un centro especializado en los tratamientos de desintoxicación y asistencia a personas con adicciones a sustancias, y cuenta con más de 30 años de experiencia en este ámbito. Ofrece cobertura las 24 horas tanto de manera online como presencial en sus instalaciones de Barcelona y Dosrius. El proceso de desintoxicación se realiza en un entorno natural lleno de actividades: deportes, fisioterapia, terapia con equinos, salas de lectura, etc.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados