Slamming: qué es y cuáles son los riesgos de la droga slam

Analizamos los riesgos de la práctica del slamming más allá de los prejuicios.

Slamming: qué es y cuáles son los riesgos de la droga slam

El chemsex —de chem, química; y sex, sexo— es un término comúnmente utilizado en la cultura gay el cual hace referencia a la práctica de actividades sexuales bajo la influencia de drogas ilícitas. Algunas de estas suelen ser la mefedrona, el GHB o la metanfetamina. Aunque se trata de una práctica cada vez más frecuente, los límites entre un consumo esporádico y otro que acarree graves consecuencias para la salud (tanto física como sexual y mental) son difíciles de distinguir.

Además, ciertas investigaciones científicas sugieren que en los últimos años podría haber incrementado la forma de administración de estas sustancias por vía intravenosa, lo cual se conoce como slam o slamming. En este artículo desarrollaremos cuáles son los riesgos de esta práctica.

Abordar el slamming desde una perspectiva libre de estigmas

Primero que nada, antes de adentrarnos en los riesgos del slamming, consideramos necesario señalar la importancia de abordar este tema dejando los juicios de lado. Cuando se tratan problemáticas que vinculan el consumo de drogas con actividades sexuales sin tabúes, al contrario de lo que muchos discursos sostienen, de ninguna manera se está llevando a cabo una "apología del consumo" sino todo lo contrario: se intenta concientizar acerca de los riesgos que determinadas conductas podrían conllevar a la salud sexual, física y mental de una persona; pero siempre desde una perspectiva empática y respetuosa.

A fin de cuentas, una persona que cae en un consumo problemático es alguien a quien se le debe ayudar tanto a nivel informal como profesional, y por tanto los estigmas no hacen más que acrecentar su sufrimiento. Además, respecto a los temas específicos del chemsex y el slamming, estos conciernen en su mayoría a hombres homosexuales, bisexuales, y hombres que tienen sexo con hombres; por ende, algunos de ellos podrían llevar a cabo esta práctica arriesgada como una manera de lidiar con las experiencias difíciles derivadas de la pertenencia a una comunidad históricamente discriminada.

¿Qué es el slamming y cuáles son sus riesgos?

Como decíamos con anterioridad, el slamming refiere a la administración de un fármaco por vía intravenosa —es decir, mediante inyección— en el marco de prácticas sexuales que involucran el consumo de sustancias (chemsex). Esta es solo una de las vías de administración de una droga; sin embargo, tiene un mayor riesgo que otras ya que la sustancia ingresa de manera directa al torrente sanguíneo. De tal modo, se absorberá de manera rápida la sustancia y casi por completo, por lo que sería correcto señalar que la biodisponibilidad del fármaco es mayor respecto a otras formas de consumo.

Esto implica potencialmente un grave problema, puesto que algunas sustancias como la metanfetamina tienen efectos muy potentes incluso mediante otras formas de consumirla como por vía oral o por aspiración. Por consiguiente, los riesgos del slamming no solo derivan de la droga, sino también de la forma de administrarla.

El riesgo del slamming consecuentes a la inyección

Una inyección se trata de un procedimiento médico que no cualquiera puede llevar a cabo. Por ello, uno de los riesgos derivados del slamming es que una parte de la sustancia inyectada sea administrada no sobre el torrente sanguíneo sino sobre el tejido que lo rodea, pudiendo ocasionar infecciones en el músculo o la piel.

Además, muchas personas que llevan a cabo esta práctica no se desinfectan la piel, por lo que podría producirse una infección o una inflamación en la vena debido al ingreso de algún patógeno. Existen otros riesgos vinculados que deben ser tenidos en cuenta, como el hecho de compartir jeringas o utilizarlas en más de una ocasión; o la posibilidad de transmisión de virus mediante vía sanguínea como el VIH o la Hepatitis C.

El riesgo del slamming en tanto consumo de droga

Los riesgos del slamming también están directamente relacionados a cuán intensos pueden ser los efectos de las drogas debido al consumo por vía intravenosa. Un estudio llevado a cabo por la Escuela de Londres de Higiene y Medicina Tropical (LSHTM) señala que los daños del abuso de estas prácticas pueden materializarse en la salud mental de los hombres.

Algunos participantes de la investigación señalaron que tuvieron la experiencia durante la práctica de sentirse sumamente irritables y ansiosos; y tantos otros indicaron que necesitaron de una intervención médica para lidiar con ataques de ansiedad o eventos de paranoia extrema mientras practicaban una sesión de chemsex. Esto se debe a que es muy difícil para una persona que consume establecer un criterio acerca de hasta qué punto la droga no le traerá consecuencias significativas. Si ya de por sí es un problema, mediante la inyección intravenosa —es decir, el slamming—, la droga actúa con mayor rapidez e ingresa en mayor cantidad, por lo que los efectos se vuelven más graves.

Los síntomas correspondientes a una sobredosis de alguna de las sustancias son los siguientes:

  • Palpitaciones
  • Arritmia
  • Temperatura corporal muy alta
  • Dolores de cabeza
  • Temblores
  • Respiración acelerada

Una sobredosis puede, en última instancia, provocar la muerte de una persona. Pero no es solo por tal motivo que es necesario conocer más acerca de los riesgos del consumo problemático de sustancias mediante esta vía, puesto que no hace falta llegar a tal punto para que las consecuencias del abuso de sustancias repercutan en la vida de una persona.

Llaurant La Llum Residencial

Llaurant La Llum Residencial

Centro de Tratamiento de Adicciones

Profesional verificado
València
Terapia online

Afortunadamente, a partir de los hallazgos de la investigación científica y la difusión de distintos activistas y profesionales de la salud, como psicólogos y médicos, cada vez es más visible el mensaje: no se trata de continuar estigmatizando a quienes practican slamming, sino de concientizar sobre la prevención de riesgos para aquellos que a pesar de sus consecuencias continúan llevando a cabo esta práctica. Son valiosos los aportes de los divulgadores convocados para la campaña de CESIDA que se encuentran referenciados en este artículo para ampliar más al respecto. Asimismo, es necesario señalar que en el momento en el que el consumo repercuta sobre alguna área vital de manera negativa (ya sea en el trabajo, en la familia, pero así también a nivel intrapersonal) es de suma importancia acudir con un profesional capacitado para brindar asistencia. Siempre hay alguien del otro lado capaz de ayudar.

  • Ahmed, A. K., Weatherburn, P., Reid, D., Hickson, F., Torres-Rueda, S., Steinberg, P., & Bourne, A. (2016). Social norms related to combining drugs and sex (“chemsex”) among gay men in South London. International Journal of Drug Policy, 38, 29–35.
  • Bourne, A., Reid, D., Hickson, F., Torres Rueda, S., & Weatherburn, P. (2014). The Chemsex study: drug use in sexual settings among gay and bisexual men in Lambeth, Southwark and Lewisham.
  • Coordinadora estatal de VIH y sida (CESIDA) (25 de abril de 2023). Chemsex. Hablemos de la tina (slam o slamming). Youtube. Coordinadora estatal de VIH y sida (CESIDA) (3 de mayo de 2023). Chemsex. Hablemos de la tina. Reducción de riesgos. Youtube.
  • Lafortune, D., Blais, M., Miller, G., Dion, L., Lalonde, F., & Dargis, L. (2021). Psychological and interpersonal factors associated with sexualized drug use among men who have sex with men: A mixed-methods systematic review. Archives of Sexual Behavior, 50, 427-460.

Centro de terapia

València

Llaurant la Llum es un centro de tratamiento y desintoxicación de adicciones situado en Valencia, acreditado por la Consellería de Sanidad de la Generalitat Valenciana. Ofrece servicios de asistencia ambulatoria y de ingreso y tratamiento residencial.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados

Artículos nuevos

Quizás te interese