¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¿Qué es y cómo puede ayudarme la Psicología Forense?

Un resumen de las funciones y características de la Psicología Forense como ámbito profesional.

Elisabet Rodríguez Psicologia i Psicopedagogia

Elisabet Rodríguez Psicologia i Psicopedagogia

17 enero, 2022 - 17:33

Qué es y cómo puede ayudarme la Psicología Forense

Al vernos inmersos en un procedimiento judicial nos asaltan, además de los miedos más inmensos, un mar de dudas acerca de qué esperar, cómo proceder y a quién acudir.

Se emplean terminologías a las que poco estamos acostumbrados y, entre otras muchas acciones que hay que llevar a cabo, es común que nuestra representación legal nos recomiende contactar con un/a psicólogo/a forense a fin de disponer de un informe psicológico pericial, lo que no hace sino despertar más temores… ¿Qué es una pericial psicológica? ¿Para qué la necesito? ¿Para qué me va a servir? Aclaremos conceptos y resolvamos dudas.

¿En qué consiste la Psicología Forense?

La Psicología Forense es aquella rama de la Psicología Jurídica que se desarrolla en el foro (del latín forensis, lugar donde se administra la justicia) o, dicho de otro modo, en los tribunales, motivo por el que también suele denominarse Psicología aplicada a los tribunales.

Reconocida por el órgano colegial desde 1998, esta disciplina tiene por objeto emitir informes periciales, lo que justifica que esta ciencia también se conozca como Psicología pericial, la cual es ejercida por psicólogos forenses o psicólogos peritos.

¿Quién es y qué hace un Psicólogo Forense?

A grandes rasgos, un psicólogo/a forense es aquel profesional graduado en psicología que cuenta con formación especializada en el ámbito pericial y que aplica sus conocimientos acerca del ser humano al ámbito jurídico.

Su nombramiento puede darse a instancias de parte o bien por designación judicial, es decir, bien puede interesar sus servicios la persona inmersa en el procedimiento de forma privada (tanto la actora como la demandada), bien puede hacerlo un juez mediante el uso de las listas de intervención profesional de los colegios de psicólogos o solicitando la participación de los equipos de asesoramiento técnico de la propia Administración de Justicia (EATP, SATAF, etc.).

Sea como fuere, la principal función del psicólogo en el ámbito forense es la de realizar valoraciones psico-legales de los actores jurídicos, emitiendo un Informe Psicológico Forense con la finalidad última de asesorar a los jueces en su toma de decisiones (resolución judicial) sin que ello signifique, en modo alguno, condicionar tales disposiciones, competencia exclusiva del juzgador.

Psicología forense

¿Qué es un Informe Pericial Psicológico?

El Informe Pericial Psicológico o Informe Psicológico Forense es un documento que presenta unas características estructurales y de contenido específicas bien diferenciadas de las de un Informe Psicológico clínico o tradicional.

Sin querer entrar en detalles debido a la complejidad que entraña cada uno de los documentos, la principal diferencia entre ambos es que el Informe Clínico, teniendo en cuenta el objetivo que persigue la Psicología Clínica, se concibe como un instrumento no indispensable del ámbito de la salud, mientras que en el ámbito forense es un fin por sí mismo, pues la evaluación pericial termina con su redacción y posterior defensa en la vista dado su carácter como prueba judicial.

En este sentido, la Pericial Psicológica trata de sostener y defender una tesis, de modo que servirá como medio de prueba en un procedimiento, dando respuesta a las cuestiones que motivaron su elaboración, las cuales varían según la jurisdicción de la que derivan: Civil y de Familia, Penal o Laboral.

¿Para qué sirve un Informe Pericial Psicológico?

En la Jurisdicción Civil y de Familia los informes psicológicos forenses se suelen recomendar en procedimientos de Guarda y Custodia para evaluar las competencias parentales de los progenitores, la afectación que la separación o divorcio ha tenido sobre los menores o realizar recomendaciones relativas al régimen de contactos parentofiliales más recomendables para cada núcleo familiar.

Asimismo, también en el ámbito civil, tras la reciente entrada en vigor de la Ley 8/2021 por la que se elimina el procedimiento de incapacitación judicial, las periciales psicológicas valoran la capacidad de autogobierno de la persona y ayudan a determinar las medidas de apoyo que puedan ser necesarias para el fomento de su autonomía.

En la Jurisdicción Penal las exploraciones psicológicas forenses evalúan las circunstancias que podrían modificar la responsabilidad criminal (imputabilidad) de los victimarios, así como el daño y las secuelas psíquicas, entre otros, de las víctimas. Propio de este ámbito es también la Psicología del Testimonio por la cual el psicólogo perito buscará determinar la verosimilitud del relato de testigos y víctimas de actos antijurídicos.

También es habitual solicitar los servicios de psicólogos forenses para concretar psicopatologías o alteraciones psicoafectivas en el ámbito laboral. En este sentido, en la Jurisdicción Laboral los peritajes psicológicos ayudan a dilucidar acerca de la relación de causalidad o concausalidad entre estados psíquicos alterados y situaciones de acoso laboral (mobbing) o desgaste profesional (burnout) y otros. Del mismo modo, las periciales psicológicas en este ámbito pueden servir para justificar la solicitud de incapacitaciones laborales (transitorias o permanentes), así como para impugnar altas a partir de la exploración psicológica del trabajador.

A modo de conclusión

En definitiva, la Psicología Forense tiene por objeto evaluar a las personas a fin de esclarecer su relación con los hechos que se están juzgando, ya sea determinando qué aspectos psicoafectivos personales han promovido la ejecución del acto antijurídico o se han visto alterados consecuencia del hecho juzgado.

Además, busca determinar aspectos caracteriales que sean de relevancia para el procedimiento, persiguiendo el objetivo último de ofrecer asesoramiento técnico especializado a los juzgadores mediante la elaboración de un Informe Forense que no solo explicita la exploración llevada a cabo, sino que ofrece conclusiones y recomendaciones al respecto de las cuestiones que han motivado la evaluación psicológica forense.

De este modo, pues, si precisas justificar técnicamente algún aspecto cuando te hallas inmerso en un procedimiento judicial, una pericial psicológica puede ser un gran instrumento.

  • Adler, J. & Gray, J. (2010). Forensic Psychology: some concepts and debates about practice. En J. Adler & J. Gray (eds.). Forensic Psychology: Concepts, debates and practice. New York: Willan Publishing.
  • Colegio Oficial de Psicólogos COP. (s.f.). Psicología Jurídica: Colegio Oficial de Psicólogos. Madrid.

Artículos relacionados