¿Sabes qué son las regiones naturales? Son zonas geográficas delimitadas por una serie de parámetros, que pueden ser el tipo de clima, la vegetación, el relieve, etc. Existen diferentes tipos, con características muy concretas.

En este artículo conoceremos en qué consisten estas regiones, qué elementos las forman y cómo se pueden clasificar. Concretamente, hablaremos de 17 regiones naturales, y explicaremos las características más relevantes de cada una de ellas.

Regiones naturales: ¿qué son?

Las regiones naturales son zonas geográficas delimitadas por algunos elementos, tales como la vegetación y el clima, así como por diferentes accidentes físicos. En otras palabras, son unidades del territorio, que se dividen en base a unos parámetros y criterios. A veces, pero, delimitar estas zonas no resulta tan sencillo.

De esta forma, la regiones naturales consisten en una forma de clasificar geográficamente diferentes zonas del territorio. Permiten dividirlo según sus zonas de relieve, su vegetación y otros aspectos ecológicos y ambientales.

Elementos

Existen diferentes elementos que podemos encontrar en las regiones naturales.

1. Ecosistemas

Los ecosistemas son sistemas biológicos formados por dos elementos: los seres vivos y el medio natural donde éstos habitan. Todas las regiones naturales presentan unos ecosistemas determinados (de hecho, pueden presentar más de uno).

Éstos pueden ser de diferentes tipos: selváticos, costeros, marinos… Además, los ecosistemas llevan intrínsecas ciertas relaciones de dependencia entre vegetales y animales que permiten la convivencia y la vida.

2. Fauna

La fauna engloba todas las especies animales de un determinado lugar (o clima, medio, etc.). Cada región natural presenta la suya. Así, la mayoría de regiones naturales tienen animales (aunque unas más que otras).

Tipos

Las regiones naturales pueden ser de diferentes tipos, según los criterios que utilicemos para clasificarlas. Una de estas clasificaciones es la que divide estas regiones en los siguientes tres subgrupos.

1. Regiones climáticas

Se clasifican por su clima característico predominante. A su vez, las regiones naturales climáticas se dividen en tres tipos de zonas (franjas climáticas):

1.1. Zonas cálidas

En las zonas cálidas el clima predominante es un clima cálido; son zonas calurosas, con temperaturas altas y estables (varían poco). Por otro lado, se caracterizan por ser zonas húmedas. Se localizan alrededor del ecuador de la Tierra, es decir, por encima y por debajo del mismo.

1.2. Zonas templadas

Las zonas templadas presentan altas variaciones de temperatura; las estaciones están bien diferenciadas (a diferencia del caso anterior). Se localizan en el sur y en el norte de las zonas cálidas.

1.3. Zonas frías

También llamadas zonas polares, son regiones naturales frías, con temperaturas bajas. En estas zonas los inviernos son largos y “duros”. Disfrutan de pocas horas de sol; esto se debe a la inclinación del eje de la Tierra.

Frío

2. Regiones orográficas

El parámetro de clasificación de las regiones orográficas es el relieve. Según el tipo de relieve, las regiones naturales pueden ser de cinco tipos.

2.1. Regiones montañosas (montañas)

Son zonas con numerosas montañas, cordilleras grandes y zonas elevadas. Por ejemplo: los Andes y los Alpes suizos.

2.2. Regiones de meseta

Son zonas con planicies pero más altas; por ejemplo la meseta del Tibet.

2.3. Regiones de llanura

Estas regiones naturales también presentan planicies, como las anteriores, pero de baja altura y largas. Por ejemplo encontramos los llanos venezolanos.

2.4. Regiones desérticas (desiertos)

Son zonas de desiertos, con dunas y areniscas. Suelen tener un clima intenso. Los desiertos son zonas con muy poca agua, donde prácticamente no llueve. Generalmente son zonas calientes, aunque existen también desiertos fríos.

Tienen poca vegetación, así como pocos animales que habiten en ellos. La flora y la fauna de los desiertos es característica, para que puedan sobrevivir en estas condiciones (por ejemplo los cactus, que almacenan el agua en su tallo, o la suricata, que obtiene el agua de las raíces de las plantas).

Desierto

2.5. Regiones de colinas

Finalmente, las regiones de colinas son zonas más bien planas, con algunas elevaciones, pero de poca altura.

3. Regiones fitogeográficas

Finalmente, las regiones naturales fitogeográficas se clasifican por su vegetación predominante. Éstas pueden ser de cinco tipos, los conocemos a continuación.

3.1. Regiones boscosas (bosques)

Son regiones naturales donde predominan los bosques (sobre todo los de gran altura) y la montaña. Cuentan con una gran biodiversidad. Los veranos aquí suelen ser cálidos, y los inviernos, fríos.

Concretamente, los bosques son áreas que cuentan con numerosos árboles agrupados. Existen diferentes tipos de bosques (tropicales, boreales…), según su clima, zona, etc.

3.2. Regiones de matorral

En estas zonas predomina la vegetación xerófila y los arbustos verdes de hojas gruesas. La vegetación xerófila es aquella que se adapta al clima seco. Por otro lado, abundan pequeñas plantas, con raíces extensas y profundas. La fauna típica de la región matorral está formada por serpientes, diferentes reptiles y arácnidos.

3.3. Regiones de sabana (pastizal)

También llamada región pastizal, son regiones con llanuras, donde llueve de forma anual, con un clima intertropical. La vegetación es de pastizal (también llamada de herbazales); es decir, vegetación herbácea y dispersa, con abundante maleza. Hay pocos árboles. Por otro lado abundan las praderas extensas de poca altura. Las tierras suelen ser poco fértiles, con los suelos muy porosos.

3.4. Regiones selváticas (selvas)

Estas zonas cuentan con una gran biodiversidad, y generalmente se ubican en los trópicos, alrededor del Ecuador. Se trata de las selvas tropicales, donde llueve con mucha frecuencia. Sus temperaturas son altas y constantes, creando un ambiente húmedo. Su vegetación es de altura, muy variada y frondosa.

Las selvas son bosques que suelen encontrarse en países tropicales; sus árboles crecen juntos y son muy altos. Animales típicos de ahí son los jaguares, los caimanes y las ranas ninjas.

3.5. Regiones de chaparral

Finalmente, las regiones naturales de chaparral cuentan con poca vegetación (y de poca altura). Su clima característico es extremo (con inviernos muy fríos y veranos muy cálidos y secos). Su vegetación es más bien escasa; las plantas que tiene son pequeñas y de vida corta, con raíces profundas. Su fauna característica está formada por aves, roedores, lagartijas y serpientes.

4. Regiones hidrográficas

Estas regiones naturales se clasifican según sus regiones hidrográficas (demarcaciones hidrográficas); las demarcaciones hidrográficas hacen referencia a la zona marina y a la terrestre (las cuencas, aguas subterráneas, costa, etc.).

Así, dentro de las regiones hidrográficas, encontramos cuatro tipos de zonas. Son las siguientes.

4.1. Zonas costeras

Son zonas rodeadas por el mar. Suelen tener actividad portuaria (puertos).

4.2. Zonas lacustres

Estas regiones naturales tiene numerosos lagos y lagunas (zonas extensas de agua).

4.3. Zonas fluviales

Se trata de zonas con numerosos ríos, es decir, con agua que fluye, en constante movimiento.

4.4. Zonas de mangle

En estas zonas se encuentran los manglares y las ciénagas, esto es, agua con mucha materia orgánica.

Río

Referencias bibliográficas:

  • Máxima, J. (2017). Regiones naturales. Características.co.

  • National Geographic Staff. (2017). Vegetation Region. National Geographic Society.

  • Olson, D.M., E. Dinerstein, E.D. Wikramanayake, N.D. Burgess, G.V.N. Powell, E.C. Underwood, J.A. D'amico, I. Itoua, H.E. Strand, J.C. Morrison, C.J. Loucks, T.F. Allnutt, T.H. Ricketts, Y. Kura, J.F. Lamoreux, W.W. Wettengel, P. Hedao, and K.R. Kassem. (2001). Terrestrial Ecoregions of the World: A New Map of Life on Earth. BioScience 51(11): 933-938.