Veamos qué son los umbrales sensoriales y cómo funcionan. Unsplash.

Los seres humanos, aunque somos miembros de la misma especie y nos parecemos en muchos aspectos, también poseemos grandes diferencias individuales los unos con los otros. Los umbrales sensoriales desempeñan un rol fundamental en cuanto a estas diferencias, ya que se tratan de los límites que cada persona tiene para tolerar un estímulo determinado.

En este artículo revisaremos de qué se trata este concepto y desglosamos los aspectos más relevantes del mismo.

¿Qué son los umbrales sensoriales?

Los umbrales sensoriales se refieren al grado en el que un sujeto reacciona ante un estímulo determinado, teniendo en cuenta la intensidad necesaria para notarlo y para que se vuelva molesto, entre otros parámetros.

Esto se determina a través de la magnitud que existe entre los denominados umbrales, los cuales están compuestos por umbrales mínimos y umbrales máximos. Mientras más bajo sea el umbral de una persona en cuanto a un estimulo especifico, menor grado de tolerancia presentará ante el mismo. Todo lo contrario ocurre cuando el umbral de tolerancia es elevado; en este caso el sujeto presenta mucha tolerancia al estímulo, pudiendo llegar incluso a ser hiposensible al mismo.

Se puede entender entonces que los umbrales sensoriales son básicamente los márgenes de nuestras sensaciones.

Sus límites

Veamos qué ocurre cuando los umbrales de una persona se encuentran en alguno de los límites, ya se trate del límite superior (mayor tolerancia al estímulo) o el límite inferior (menor tolerancia al estímulo).

1. Umbral terminal o límite superior

Se refiere al punto de quiebre entre la tolerancia y la intolerancia. Después de este punto cualquier aumento en la estimulación tiene un efecto insoportable para el sujeto, el cual inevitablemente tendrá que ceder en su resistencia.

2. Umbral absoluto o límite inferior

Este consiste en el grado mínimo de sensación que debe existir para que el sujeto sea capaz de percibir el estímulo. Una intensidad menor en cuanto al nivel del estímulo pasaría desapercibida para la persona, ya que está no sería capaz de percibirlo.

En cualquiera de estos supuestos interfieren una serie de factores que pueden ser biológicos o incluso estar relacionados con las circunstancias sociales, de la crianza del sujeto, y del medio en el cual se desenvuelve cotidianamente.

Esto supone que en ninguna persona existen umbrales de sensación absolutos, es decir, estos no son permanentes, sino que están sujetos a cambios dependiendo de las circunstancias personales de cada individuo.

¿Qué es el umbral diferencial?

El umbral diferencial es la diferencia mínima en la intensidad de un estímulo que debe darse para que el sujeto se de cuenta de la diferencia en una de cada dos ocasiones, es decir, el 50% de las veces.

Por otro lado, el umbral diferencial es mayor cuanto mayor es la magnitud del estímulo. Por ejemplo, añadirle 15 gramos a uno de dos objetos que pesan 50 gramos puede hacer que se note la diferencia de peso entre ambos, pero si se los añadimos a uno de dos objetos que pesan 5 kilogramos, no se notará la diferencia, dado que el umbral diferencial es más alto en este segundo caso.

Teorías relacionadas

Estas son las principales teorías de los umbrales sensoriales.

1. La teoría psicofísica

Esta teoría ha centrado la mayoría de sus investigaciones en el campo del valor absoluto, el mismo que se conoce como umbral mínimo, dejando de lado otros aspectos relevantes sobre cómo las sensaciones son percibidas por el sujeto.

2. La teoría moderna de detección de señales

En lo concerniente a esta teoría, existe una variación importante en comparación con la anterior, ya que no se toma en cuenta el umbral. Se pone énfasis en la detección de la señal, sin importar si el sujeto se da cuenta o no de que está recibiendo un estímulo.

Esto se consigue a través de instrumentos sofisticados de medición, los cuales están diseñados especialmente para cuantificar la intensidad de una determinada señal que haya recibido el organismo, a pesar de que esta sea imperceptible para la consciencia del sujeto.

Métodos empleados para la detección del estímulo

A la hora de investigar acerca de este ámbito, suelen utilizarse los siguientes métodos.

1. Método de los límites

Consiste en determinar, empleado el cálculo aproximativo, el punto que pueda estar más cerca al umbral absoluto que se desea encontrar.

2. Método de los estímulos constantes

En este caso el sujeto es sometido a los estímulos de manera aleatoria. Es decir, que no se emplean de forma ascendente ni descendente. Simplemente se van probando nuevos estímulos de forma constante, y se van registrando los resultados.

3. Método del error promedio

En este caso deberá ser el evaluador o el propio sujeto evaluado quien manipule la intensidad de los estímulos que recibe, hasta que se produzca un cambio de sensación significativo.

Referencias bibliográficas:

  • Bialek, W. (2012). Biophysics: Searching for Principles. Princeton University Press. p. 40.
  • Levine, M. (2000). Fundamentals of Sensation and Perception. Londres: Oxford University Press.