¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Los 6 beneficios de la desconexión digital de los trabajadores en las vacaciones

Estas son las ventajas de la desconexión digital durante el periodo de vacaciones.

Los 6 beneficios de la desconexión digital de los trabajadores en las vacaciones

Los trabajos actuales se realizan cada vez más mediante la modalidad virtual con el apoyo de todo tipo de dispositivos electrónicos que nos facilitan diariamente la vida, pero que también pueden llegar a crearnos malestar, dependencia e incluso estrés en determinados contextos.

Este tipo de problemas asociados al uso de móviles u ordenadores pueden mitigarse mediante la llamada “desconexión digital” de los trabajadores durante sus vacaciones, una práctica cada vez más aplicada que ha resultado tener grandes beneficios a nivel psicológico.

Esta desconexión no solo genera bienestar subjetivo, también tiene efectos objetivos a la hora de mejorar tanto la salud mental de la persona, e incluso repercute en las dinámicas de trabajo de las empresas. Así pues, veamos a qué se debe la importancia de la desconexión digital durante las vacaciones.

La importancia de la desconexión digital en las vacaciones de los trabajadores

Si bien cada persona es un mundo, la mayoría de perfiles profesionales encuentran ventajas en el hecho de adoptar una desconexión digital ante todo lo que tiene que ver con el trabajo durante las vacaciones. Esto implica no reproducir rutinas ligadas al trabajo durante esos días de descanso, es decir, no revisar regularmente el correo de la empresa, no tener que ir dando instrucciones por chat al resto de miembros del equipo, no llamar a clientes, etc.

Veamos pues cuáles son los beneficios de esta manera de vivir el periodo vacacional.

1. Actúa como umbral psicológico

Uno de los principales beneficios de la desconexión digital durante el verano es que nos permite cerrar simbólicamente el ciclo laboral pasado y nos anima a iniciar con energía y motivación el próximo ciclo que se avecina tras las vacaciones.

Dejando de lado los constantes recordatorios “digitales” de todo lo relacionado con el trabajo experimentamos un verdadero punto y aparte, y podremos centrarnos en recargar energías haciendo otro tipo de actividades relajantes que no impliquen pantallas ni ordenadores de ningún tipo.

Esto tiene un efecto de umbral psicológico, de descanso absoluto o reconexión con nuestra faceta no profesional, y nos ayuda también a mejorar tanto nuestra salud física como mental y emocional.

2. Ayuda a eliminar el estrés

El estrés acumulado acaba pasando factura a muchas personas y afecta tanto a nivel físico como emocional, especialmente en aquellos trabajos más estresantes o donde la persona está sometida a mayor presión.

Estar expuestos siempre a información relacionada con el trabajo hace que los niveles de estrés permanezcan altos durante más tiempo, y al contrario, una desconexión digital ante lo laboral nos ayuda a salir de esos pensamientos intrusivos o incluso obsesivos acerca de todo lo que tiene que ver con nuestras obligaciones profesionales, lo cual nos permite abordar los problemas desde un punto de vista más constructivo cuando volvemos de las vacaciones.

3. Promueve una limpieza mental

Esta limpieza mental consiste en que cuando nos desconectamos de dispositivos digitales dejamos de relacionar lo que nos pasa diariamente, por un lado, con el trabajo, por el otro; en cierto sentido vivimos las cosas tal y como llegan a nosotros, y no a partir de aquello a lo que nos recuerdan. Ello nos permite también liberarnos de ciertos bucles mentales negativos que pueden dañar nuestra calidad de vida.

Al pasar un tiempo desconectados y sin pensar en el trabajo, dejamos de asociar muchos de los estímulos de nuestro día a día con el ámbito profesional y podemos realizar un “reset mental” que nos permite, una vez nos reincorporamos al puesto de trabajo ser mucho más productivos y diligentes.

Este “reset mental” o limpieza nos permite también dejar de pensar siempre de la misma manera acerca de las tareas a realizar o retos que afrontar, y nos ayuda a descubrir nuevas habilidades, nuevas formas de trabajar y nuevas estrategias diarias.

4. Promueve la visión de futuro en lo profesional

Una desconexión digital también no siempre implica dejar de pensar totalmente en el trabajo; a veces seguimos haciéndolo, pero desde una perspectiva más general y constructiva, menos fijada en lo cotidiano. Nos puede ayudar a adoptar una visión más amplia de nuestro potencial profesional, ya que dejamos de centrarnos en las tareas urgentes a corto plazo y con ello podemos empezar a pensar en nuestro trabajo a largo plazo, y en aquello que podemos llegar a lograr a través de proyectos ambiciosos.

Esta visión de futuro nos permite también tomar decisiones de calado con las que podemos considerar posibles promociones en nuestra empresa y aportar más valor a aquello que hacemos.

5. Previene trastornos psicológicos

Son muchos los trastornos psicológicos asociados al estrés laboral, y estos pueden desaparecer si llevamos a cabo una completa desconexión digital durante los meses de verano.

Algunos de estos trastornos psicológicos son el síndrome de burnout, la ansiedad generalizada, la depresión y la dependencia de los dispositivos eletrónicos.

Estos trastornos pueden afectar en mayor o menor medida dependiendo de la persona y lo que está claro es que una correcta desconexión nos ayuda a disminuirlos o a prevenir su aparición.

6. Deja más tiempo libre

Si dejamos a un lado la revisión constante de correos y chats del trabajo, tendremos más tiempo para nosotros mismos y podremos aprovechar todo el tiempo que nos quitaban estos aparatos para hacer otro tipo de actividades más significativas, algo clave para no sentir que malgastamos nuestro tiempo mediante acciones banales.

¿Te interesa formarte en RRHH?

Si quieres profesionalizarte en Recursos Humanos y aprender la teoría y la práctica de la Psicología de las Organizaciones, te interesará el Máster Propio Universitario en Selección y Gestión del Talento de la Universidad de Málaga. Este programa de formación dura un año y aporta todos los conocimientos clave de los pilares de los RRHH: selección, formación y retención del talento, contando con la participación de profesionales de varias de las empresas más importantes que operan en el territorio Español. Encontrarás más información en esta página.

Artículos relacionados