En el mundo hay personas de todo tipo, todos lo sabemos… personas que no tienen tiempo libre (o que si lo tienen, no lo valoran demasiado), personas que se aburren en su tiempo libre (o con demasiado tiempo), personas que aprovechan sus días libres para hacer mil planes…

Si eres de los/as que tiene la sensación de que no aprovecha su tiempo libre y te gustaría cambiarlo, seguro que te sirven estas ideas clave que intentan responder a la cuestión de: “¿Cómo aprovechar mejor mi tiempo libre?". Puedes tomártelas como pautas a seguir paso a paso.

Cómo aprovechar mejor mi tiempo libre: 7 consejos e ideas clave

Dicen que el tiempo es un bien escaso… y es que, nos pasamos una grandísima parte de nuestra vida trabajando, o haciendo cosas por obligación, atendiendo a responsabilidades… Pero, ¿qué ocurre con nuestro tiempo libre? ¿Realmente lo aprovechamos, cuando lo tenemos? O, lo que es más importante, ¿tenemos la sensación de que lo disfrutamos?

Cada persona invierte su tiempo en lo que más le apetece, si bien es cierto que muchas veces la pereza hace que dejemos de hacer cosas que quizás nos gustaría hacer, e incluso nos deja esa molesta sensación de no disfrutar de nuestro tiempo de ocio.

También es cierto, por otro lado, que vivimos en una sociedad frenética y acelerada, y que nos han “vendido” que debemos estar siempre activos/as, haciendo mil cosas, ocupando nuestro tiempo… que eso nos hará sentir bien…

Nada más lejos de la realidad. Descansar, dormir, “no hacer nada” (en italiano, el famoso dolce far niente), también implica aprovechar, y mucho, el tiempo. Así que despréndete de prejuicios, de ideas prefabricadas de serie y empieza a disfrutar de lo que realmente te apetece hacer… eso sí, si de todas formas quieres una serie de ideas para aprovechar (en el sentido de disfrutar) al máximo tu tiempo libre, ¡sigue leyendo!

1. Haz una lista de planes

El primer consejo es este: haz una lista con los planes, las actividades o las ideas que tengas en mente que quieras hacer.

Seguramente en muchas ocasiones hayas pensado: “nunca tendré tiempo para hacer esto, o lo otro…”. Y luego llega el momento y no recuerdas aquello que tanto habías anhelado. Así que pon en práctica tu capacidad de planificación y apunta todas aquellas cosas que te apetecen hacer (o te han apetecido hacer alguna vez). Quizás en un momento dado no las quieres, pero nunca se sabe cuándo puede volver ese anhelo.

Lo importante es que desarrolles una lista de ideas (tipo lluvia de ideas), que poco a poco la vayas filtrando por intereses reales, y que finalmente puedas disponer de ella para empezar a poner en práctica tus planes.

2. Organízate

¿Parece un poco contradictorio, no? ¿Marcarse un horario sobre “cómo aprovechar mejor mi tiempo libre”? Pues no lo es tanto; ¿verdad que planificas tu tiempo de trabajo? E incluso, ¿tus vacaciones?

Al final, las vacaciones forman parte del tiempo libre. Así que, te animamos a probarlo. Hazte un horario con las horas que tienes libres durante el día (o durante la semana, todo depende de cada uno/a); de esta forma, podrás visualizar de forma más clara cuánto tiempo libre real tienes y cómo lo puedes distribuir con cada actividad que te interesa, con el objetivo de aprovecharlo al máximo.

¡En la organización está la clave!

3. Despréndete de la pereza

Es una realidad; incluso el hecho de tener tiempo libre, a veces nos da pereza. Aunque, pensándolo bien, quizás es más el hecho de pensar en cosas para “ocupar” ese tiempo lo que nos causa pereza.

Si buscas la respuesta a la duda de cómo aprovechar mejor tu tiempo libre, uno de los pasos más importantes que debes realizar es desprenderte de esta pereza. Para ello, puedes empezar haciendo pequeños planes o actividades que te motiven; pueden ser pocos minutos al día al inicio.

La realidad es que muchas veces, al activarnos, estamos activando también nuestra energía y nuestras ganas de hacer más cosas, lo que conduce a mejorar nuestro estado de ánimo y a aumentar nuestra motivación para aprovechar ese tiempo libre que tenemos. Sin embargo, no debemos olvidar que cada uno/a aprovecha el tiempo libre a su manera, y como quiere; es decir, hay gente que prefiere aprovecharlo descansando, durmiendo, ordenando la casa…

Todo es lícito y no hay nada correcto en este sentido; lo importante, eso sí, es sentir que hacemos lo que realmente nos apetece en ese tiempo libre que disponemos, y nunca sentir que lo estamos desaprovechando o “tirando a la basura” (recuerda: descansar también es una forma de ocupar nuestro tiempo libre).

4. Propon(te) planes realistas

Hay personas a las que les preguntas: “¿Cómo aprovechar mejor mi tiempo libre?”, y rápidamente se lanzan a hacer una gran lista de cosas o planes en los que podrías invertir tu tiempo libre. Ideas varias, de todo tipo, disparatadas, sencillas… Pero un montón de cosas. Y entonces nos preguntamos: ¿tendría tiempo para hacer todo eso? ¿Realmente quiero saturarme de todas estas cosas (u otras)? Así que, otro consejo importante es el siguiente: márcate planes realistas (en cuanto al tipo de plan, a su frecuencia, etc.).

Es decir, y para que nos entendamos; mejor proponerse, al inicio, ir al gimnasio una vez a la semana (y cumplirlo) (y porque realmente nos apetece) que no proponerse ir cada día, y no ir ninguno. O proponerse ir a la montaña el fin de semana, aprovechando que tenemos puente, que no pensar en las grandes vacaciones a Punta Cana cuando tenga tiempo… Sé práctico y realista y define bien lo que quieres hacer.

5. Busca nuevos hobbies, retos o intereses

Busca nuevas metas, actividades, hobbies, intereses… ¡No tengas miedo de explorar!

Además, es muy probable que a raíz de buscar nuevas cosas que te puedan gustar, en campos antes no explorados encuentres alguna motivación nueva (y es probable también, que a su vez, esto te lleve a otras cosas, y a otras…). Así que, investiga, analiza, compara… y aterrizarás en el siguiente tip.

6. Atrévete a probar cosas nuevas

Has buscado cosas nuevas y resulta que… ¡has encontrado algo que te gusta! Tanto si ya tenías actividades que te interesaban, como si no, siempre es una buena opción ampliar horizontes (revitaliza la mente).

Así que, es hora de atreverse con esas nuevas actividades. Pruébalas, motívate con ellas. Y si al final resulta que no eran realmente de tu intereses, no pasa absolutamente nada; habrás aprendido lo que no te gusta, que también tiene su “qué”. Además de que, no hay mejor forma de aprovechar esos minutos u horas al día que tenemos para nosotros/as, que disfrutando de las primeras veces, ¿no crees?

7. Viaja

Finalmente, el último consejo que responde a la cuestión “cómo aprovechar mejor mi tiempo libre”, es, sencillamente: viajar, explorar mundo, visitar lugares desconocidos...

Hay una frase popular que reza: “el mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página”. Así que, ¿qué otra forma mejor podría haber de aprovechar tu tiempo libre? Hay personas muy caseras, a las que no les gusta mucho viajar… cada persona es un mundo en este sentido.

Sin embargo, también es cierto que hay muchos tiempos de viajes: más tranquilos y de relax, de aventuras, combinados, solitarios, en familia, cercanos, lejanos, mochileros, de lujo…

Cuando viajamos descubrimos nuevas culturas, nuevas lenguas y nuevas maneras de vivir y de entender la vida. Empaparse de todo ello es probable que haga que te sientas más rico cuando vuelvas (a nivel mental y espiritual), y que sientas que estás aprovechando al máximo tu tiempo (sobre todo, ¡tu tiempo libre!)

Referencias bibliográficas:

  • Gil, P.G. (2010). Educar en el ocio y el tiempo libre. Ediciones Palabra, S.A.
  • Rodríguez, J.M.M. y Migueláñez, S.O. (2010). Adolescencia, tiempo libre y educación. Un estudio con alumnos de la ESO. Educación XX1, 13(2): 139-162.