Cada perfil de trabajo requiere de unas características, pero hay una serie de habilidades que son idóneas para cualquier tipo de actividad.

Vamos a repasar algunas de ellas para saber cuáles son las habilidades sociales más valoradas y más útiles para asegurar una vida laboral satisfactoria. Veremos que algunas de ellas son además demandadas por los responsables de personal cuando conforman sus equipos.

La importancia de las habilidades sociales clave en el ámbito profesional

La mayoría de trabajos que desempeñamos hoy en día requieren de destrezas muy concretas para cada puesto, pero además es fundamental que los candidatos demuestren poseer las habilidades sociales clave en el mundo laboral. Pero, ¿por qué son tan importantes dichas cualidades?

En primer lugar, estas competencias son una buena garantía de contar con un clima de trabajo óptimo. Si todos o al menos la mayoría de los trabajadores de una organización cuentan con algunas de las habilidades sociales clave en el mundo laboral, la empresa tendrá la mayor parte del trabajo hecho en cuanto al mantenimiento de un ambiente de trabajo agradable, sin la proliferación de conflictos entre los trabajadores debido al roce y al choque de personalidades, algo que es frecuente tanto en las empresas como en cualquier otro grupo humano.

A nadie se le escapa que, si el clima laboral es favorable, los trabajadores estarán más a gusto y por lo tanto rendirán más. El aumento de la productividad sería, por lo tanto, otra ventaja que aportan las habilidades sociales clave en el mundo laboral.

Igualmente, esto repercute en las vías de comunicación internas de la empresa, pues los miembros del equipo estarán comprometidos y la información fluirá sin dificultades, evitando también incidencias en ese sentido.

Por supuesto, no hay que olvidar que si una persona cuenta con habilidades sociales clave en el mundo laboral, automáticamente se convertirá en un valioso activo para la compañía. En ese caso, será más probable que la empresa destine recursos para que esta persona desarrolle aún más sus características y pueda desarrollar una larga carrera trabajando para esta corporación. En ese caso se estaría produciendo un efecto de simbiosis en el que ambas partes saldrían beneficiadas.

¿Cuáles son las habilidades sociales más importantes en el mundo laboral?

Tras conocer la importancia que tienen las habilidades sociales clave en el mundo laboral, la pregunta más lógica que se harán la mayoría de los lectores es cuáles son estas habilidades. Por ello en este punto vamos a recopilar algunas de las principales.

1. Empatía

Hoy en día la empatía es una capacidad especialmente valorada, tanto en el ámbito profesional como en el resto de esferas de la vida. Por eso no es de extrañar que sea una de las habilidades sociales clave en el mundo laboral. Gracias a la empatía, los trabajadores tendrán la capacidad de reconocer las emociones que están experimentando las personas de su alrededor, ya sean sus propios compañeros o bien los clientes con los que la empresa trabaja.

Esta capacidad favorecerá el trato interpersonal y por lo tanto las relaciones entre las personas implicadas en la actividad comercial de nuestra organización.

2. Liderazgo

Otra de las habilidades sociales clave en el mundo laboral que se valoran en el mercado actual son las que tienen que ver con los dotes de mando o liderazgo. No se busca la autoridad sino la capacidad de ser líder y crear equipo, dando ejemplo y sabiendo motivar a los compañeros para implicarse en las tareas de la organización.

Por lo tanto esta será una de las habilidades más demandadas, especialmente para los puestos de cierta responsabilidad, como los mandos intermedios, pues hará más probable que el equipo a cargo esté correctamente gestionado.

3. Dotes de comunicación

La comunicación es una dimensión clave para cualquier empresa y por lo tanto saber manejarla va a representar una de las habilidades sociales clave en el mundo laboral. Para que una organización funcione correctamente los mensajes que envía han de ser claros, concisos y no dar pie a ningún tipo de ambigüedad. Las personas encargadas de realizar esta tarea deben ser capaces de cumplir con estos criterios.

Igualmente, cuando la empresa no es el emisor sino que se convierte en receptor, debe contar con trabajadores que sepan interpretar la información que les llega y transmitirla sintetizada pero sin interferencias al departamento que corresponda.

4. Capacidad de escucha

En la línea con el punto anterior pero añadiendo una dimensión más orientada hacia el trato personal. El saber escuchar a los demás es otra de las habilidades sociales clave en el mundo laboral. Un grupo de trabajadores que sabe escucharse entre ellos probablemente va a coordinarse de una manera eficiente y por lo tanto va a lograr un nivel de operatividad y productividad muy satisfactorio para la empresa.

Por supuesto esta también es una capacidad altamente demandada para los puestos que implican un trato directo con el consumidor, especialmente si se trata del departamento de atención al cliente. En estos casos la capacidad de escucha es primordial para poder transmitirle al cliente que la compañía comprende perfectamente su problema y hace lo posible por solucionar la incidencia de una manera satisfactoria.

5. Inteligencia emocional

El hecho de saber identificar las propias emociones y tener la capacidad de regularlas de manera que podamos actuar siempre de una forma racional es lo que se conoce como contar con una buena inteligencia emocional. Esta es, sin duda, otra de las habilidades sociales clave en el mundo laboral. Resulta especialmente útil en trabajos exigentes en los que las personas están sometidas a mucha presión.

También es una habilidad muy solicitada en los departamentos de atención al cliente, igual que veíamos con la capacidad de escucha. Se debe a que estos equipos son los que habitualmente recepcionan las quejas de los usuarios descontentos, que en algunas ocasiones pueden llegar a expresarse de una forma demasiado vehemente e incluso faltar al respeto, por lo que el receptor debe estar capacitado para regular sus emociones y por lo tanto su respuesta.

Las personas con inteligencia emocional tendrán la capacidad de mantener la calma en todo momento y no dejarse llevar por los impulsos del momento, lo que les convierte en los candidatos perfectos para este tipo de trabajos.

6. Persuasión

Otra de las habilidades sociales clave en el mundo laboral es la persuasión, una capacidad que resulta muy valiosa en cualquier sección de la organización que tenga que ver con labores comerciales, ya sean de compra o de venta. Tener un trabajador especialmente persuasivo a la hora de negociar con los clientes es sinónimo de contar con los mejores acuerdos posibles.

7. Creatividad en el trabajo en equipo

La última de las habilidades sociales clave en el mundo laboral que incorporamos a este listado no es otra que la creatividad. La capacidad para ver más allá del rígido protocolo y encontrar soluciones alternativas que abran nuevas vías a la empresa para alcanzar las metas que se ha marcado, es otra de las habilidades que más se busca en determinados sectores.

Referencias bibliográficas:

  • Goleman, D. (1995). Inteligencia emocional. Bantam.
  • Moreno-Jiménez, B., Blanco-Donoso, L.M., Aguirre-Camacho, A., Rivas, S. de, Herrero, M. (2014). Habilidades sociales para las nuevas organizaciones. Behavioral Psychology / Psicología Conductual. Universidad Autónoma de Madrid.
  • Robbins, S.P. (2004). Comportamiento organizacional. Pearson Educación.