Las 4 principales comorbilidades del trastorno de ansiedad generalizada

Un repaso a las comorbilidades más frecuentes del trastorno de ansiedad generalizada.

Mario Arrimada

Mario Arrimada

Principales comorbilidades del trastorno de ansiedad generalizada

La mayor parte de los trastornos de ansiedad, como pueden ser el trastorno de ansiedad social o fobia social, el trastorno de pánico, la agorafobia o cualquier tipo de fobia específica, están vinculados a una sintomatología relacionada con alguna sensación corporal, una situación externa o con un estímulo específico. No obstante, esto no ocurre en el caso del trastorno de ansiedad generalizada.

En el caso del trastorno de ansiedad generalizada (TAG), los síntomas no se desencadenan por alguna situación o estímulo concreto, sino que se producen sin que la persona que sufre esta alteración pueda detectar cuáles son las situaciones desencadenantes de los síntomas, habiendo una amplio rango de contenidos entre las señales de amenaza.

Sin embargo, cabe destacar que es frecuente que haya comorbilidades en el trastorno de ansiedad generalizada, es decir, solapamiento entre este y otros trastornos. En este artículo veremos cuáles son las más importantes poniendo el foco en el ámbito de la salud mental.

Características del trastorno de ansiedad generalizada

El trastorno de ansiedad generalizada, de acuerdo con el manual diagnóstico de trastornos mentales DSM-5, se compone de síntomas de preocupación y ansiedad en exceso durante al menos 6 meses y se encuentran asociados a diversas actividades y/o sucesos. Así mismo, la persona tiene serias dificultades para controlar sus preocupaciones y síntomas de ansiedad, asociándose estos a 3 o más de los siguientes síntomas: inquietud, fatiga, dificultades de concentración, tensión muscular, irritabilidad y alteraciones en el sueño.

También cabe destacar que la preocupación, la ansiedad o los síntomas fisiológicos causan malestar significativo o dificultades en su día a día (por ejemplo, a nivel académico, laboral, entre otros). Además, esta alteración no puede atribuirse a los efectos secundarios de una sustancia o de otra afección de salud y tampoco se puede explicar mejor por otro trastorno mental.

A continuación explicaremos las comorbilidades del trastorno de ansiedad generalizada más comunes.

Las comorbilidades del trastorno de ansiedad generalizada más importantes

Hay estudios clínicos realizados con los trastornos de ansiedad que estimaron que aproximadamente el 80% de los pacientes que sufrían cualquier trastorno de ansiedad suelen presentar comorbilidades con otro trastorno mental; en la mayoría de los casos la segunda alteración psicológica es otro trastorno de ansiedad, aunque también se solapan con trastornos depresivos o de la personalidad.

En este sentido, aquí veremos las comorbilidades del trastorno de ansiedad generalizada más comunes,

1. Comorbilidad del TAG con otros trastornos de ansiedad

Las comorbilidades del trastorno de ansiedad generalizada suelen darse con otros trastornos de ansiedad (por ejemplo, fobia específica, fobia social, agorafobia, el trastorno de pánico, etc.).

El alto grado de neuroticismo o la responsabilidad emocional que suele encontrarse en los pacientes con un trastorno de ansiedad generalizada suelen ser los factores principales que sostienen la comorbilidad con otros trastornos de ansiedad estando esta asociada a los antecedentes temperamentales de estos pacientes.

También hay estudios que han descubierto que el trastorno de ansiedad generalizada y los demás trastornos de ansiedad tienen en común una serie de factores de riesgo ambientales y genéticos.

2. Comorbilidad del TAG con trastornos depresivos

Las segundas comorbilidades del trastorno de ansiedad generalizada más comunes son las que se dan con otros trastornos depresivos, como puede ser el trastorno depresivo mayor o la distimia, cabiendo destacar que también puede haber comorbilidad entre el trastorno de ansiedad generalizada y los trastornos bipolares.

3. Comorbilidad del TAG con trastornos de la personalidad

Otras comorbilidades del trastorno de ansiedad generalizada (TAG) son las que se dan cuando los pacientes con un diagnóstico del TAG y también cumplen los criterios para el diagnóstico de un trastorno de la personalidad, sobre todo el trastorno obsesivo-compulsivo de la personalidad, el trastorno de la personalidad evitativo y el trastorno de la personalidad límite.

Cuando se da algún caso en el que haya cualquier de las posibles comorbilidades del trastorno de ansiedad generalizada con un trastorno de la personalidad el paciente suele sufrir unos síntomas con un mayor nivel de gravedad clínica que en el caso de las comorbilidades con trastornos de ansiedad o depresivos, por lo que también es mayor el grado de interferencia negativa en los diversos ámbitos afectados en la vida del paciente.

4. Comorbilidad del TAG con otras afecciones

También se han llegado a encontrar casos con comorbilidades del trastorno de ansiedad generalizada con otras afecciones como pueden ser dolores de cabeza o el síndrome del intestino irritable (SII), en cuyos casos suelen darse como consecuencia del estrés sufrido por el paciente de forma prolongada.

Comorbilidades del TAG

Principales comorbilidades del trastorno de ansiedad generalizada en adolescentes

El trastorno de ansiedad generalizada tiene un porcentaje de casos bajo entre la población adolescente; sin embargo, también se han encontrado casos en estos grupos de población, por lo que conviene destacar cuáles son las comorbilidades del trastorno de ansiedad generalizada en esta franja de edad.

En España existe un estudio realizado con 962 participantes con edades comprendidas entre 12 y 16 años en el que se encontró una prevalencia del trastorno de ansiedad generalizada del 3% a nivel global, habiendo por otro lado una prevalencia del 2,4% en varones y una del 3,7% en mujeres.

Lo que más llamó la atención es que se encontró comorbilidades del trastorno de ansiedad generalizada en el 58% de los casos con este trastorno, siendo lo más común que esas comorbilidades se dieran junto a otro trastorno de ansiedad en general, con un 48,3%, lo que supone casi la mitad de los casos con trastorno de ansiedad generalizada.

También cabe destacar otras comorbilidades del trastorno de ansiedad generalizada encontradas en el estudio. Primero se encontró que junto al trastorno de angustia había una comorbilidad del 20,7%; con el trastorno oposicionista desafiante se encontró una comorbilidad del 10,3%; con algunos trastornos de ansiedad de forma aislada, y no general, como es el caso de la agorafobia, la fobia específica, el trastorno de ansiedad por separación y la fobia social, los resultados revelaron una comorbilidad del 13,8% en cada trastorno.

Con los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) se encontraron comorbilidades del trastorno de ansiedad generalizada del 13,8%; con el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) se pudo observar una comorbilidad también del 13,8%, al igual que ocurrió con el trastorno oposicionista desafiante; con el trastorno obsesivo compulsivo y también con el episodio depresivo mayor se pudo encontrar que ambos presentaban una comorbilidad con el TAG del 6,9%; y por último, con el que menos comorbilidad se observó que tenía con el TAG es el caso del trastorno de conducta, con un 3,4%.

Interferencia causada por las comorbilidades del trastorno de ansiedad generalizada

Cuando se dan comorbilidades del trastorno de ansiedad generalizada, así como cuando este se da de forma aislada, quienes lo padecen suelen sufrir una serie de consecuencias negativas al interferir de una manera muy significativa en su vida cotidiana, ya que afecta a diversos ámbitos del día a día (por ejemplo, el laboral, académico, relaciones interpersonales, cuidado de su salud...).

Los altos niveles de preocupación patológica suelen agotar muchísimo tiempo y energía de la persona que sufre un trastorno de ansiedad generalidad. Así mismo, otros síntomas del trastorno que se encuentran relacionados como puede ser la tensión muscular, el nerviosismo, la dificultad para concentrarse, las dificultades para dormir o la fatiga suelen contribuir en la interferencia del trastorno en esa diversidad de ámbitos de la vida del paciente, llegando a incrementarse todos estos problemas y habiendo otro más cuando se den las comorbilidades del trastorno de ansiedad generalizada en la misma persona.

Por otro lado, la comorbilidad entre este y otros trastornos se asocia a un alto número de casos de baja laboral y el sufrimiento de unos altos niveles de distrés, que en psicología clínica y de la medicina se conoce como un estado prolongado de tensión a nivel psicológico asociado al sufrimiento o la angustia; en situaciones así el paciente no logra adaptarse a una serie de factores que concibe como amenazantes y que han podido ser acrecentados por esas comorbilidades del trastorno de ansiedad generalizada.

Factores que están directamente relacionados con un peor pronóstico del TAG

Los factores que se encuentran relacionados de forma directa con un peor pronóstico a largo plazo entre las personas que tiene un trastorno de ansiedad generalizada (TAG) son los siguientes:

  • El más grave, cuando hay comorbilidades del trastorno de ansiedad generalizada con trastornos de personalidad.
  • Comorbilidades del trastorno de ansiedad generalizada con otros trastornos de ansiedad y/o depresivos.
  • Cuando hay unos niveles de neuroticismo elevados.
  • Cuando los síntomas del TAG presentan unos niveles elevados de gravedad.
  • Tener un nivel socioeconómico bajo.
  • Tener un pobre ajuste a nivel social.
  • No tener trabajo.
  • Academia de preparación PIR (2021). Manual de psicología clínica (Tomo I): Tercera edición revisada. Madrid: APIR.
  • American Psychiatric Association (2014). Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM - 5. Madrid: Panamericana.
  • Katzman et al. (July 2, 2014). Canadian clinical practice guidelines for the management of anxiety, posttraumatic stress and obsessive-compulsive disorders. BMC Psychiatry, 14(S1), pp. 14-16.
  • Rojo, L. et al. (2014). Prevalencia y comorbilidad del trastorno de ansiedad generalizada en una muestra española de escolares adolescentes. Ansiedad y Estrés, 20(2-3), pp. 235-243.
  • Sandín, B., Valiente, R. M. y Chorot, P. (2020). Trastornos de ansiedad. En A. Belloch, B. Sandín y F. Ramos (Coords.). Manual de psicopatología: Volumen II (pp. 35-76). Madrid: McGraw-Hill.
Mario Arrimada

Mario Arrimada

Psicólogo

Mario Arrimada es Graduado en Psicología en la Universidad Pontificia de Salamanca y dispone de un Máster de Actualización en Intervención Psicológica y Salud Mental en la Universidad a Distancia de Madrid. Varios cursos de formación, entre ellos el de Experto en Trastornos de la Personalidad con la Asociación Española para el Fomento y Desarrollo de la Psicoterapia, de Experto en Mindfulness y de Experto en DSM5 y CIE11, ambos en la UDIMA.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados