Uno de los teóricos más importantes del estudio de la personalidad es Hans Eysenck. Un psicólogo nacido en Alemania, pero que a los 18 años se instaló en el Reino Unido donde creció profesionalmente. Llevó a cabo muchas investigaciones, aunque se hizo famoso por su teoría de la personalidad.

Su enfoque se enmarca dentro de la teoría de los rasgos, que asume que la conducta está determinada por unos atributos relativamente estables que son las unidades fundamentales de la propia personalidad, porque predisponen a una persona actuar de una manera determinada. Esto significa que los rasgos deben ser coherentes a través de situaciones y con el tiempo, pero pueden variar entre los individuos.

Eysenck y las diferencias individuales

Para Eysenck, los individuos difieren en sus rasgos debido a diferencias genéticas, aunque no descartó las influencias ambientales y situacionales en la personalidad, como las interacciones familiares en la infancia. Por lo que se basa en un enfoque biopsicosocial en el que estos factores genéticos y ambientales determinan la conducta.

Lo que propone el autor es que cada persona nace con una estructura específica a nivel cerebral, que causa discrepancias en la actividad psicofisiológica y, por tanto, provoca que el individuo desarrolle diferencias en el mecanismo psicológico, determinando un tipo específico de personalidad.

La personalidad según Hans Eysenck

Hans Eysenck desarrolló una teoría basada en los resultados del análisis factorial de las respuestas de unos cuestionarios de personalidad. El análisis factorial es una técnica que reduce el comportamiento a una serie de factores que pueden agruparse juntos bajo un encabezado llamado dimensión, ya que comparten unos atributos comunes.

Como conclusión, identificó tres dimensiones independientes de la personalidad que explicaré más adelante: Neuroticismo (N), Extraversión (E) y Psicoticismo (P), lo que recibe el nombre de modelo PEN.

Este modelo pretende ser explicativo y causal, pues determina las bases biológicas de estas dimensiones y las confirma experimentalmente.

Los estudios de Eysenck

Durante la década de los 40, Eysenck trabajaba en el Hospital Psiquiátrico de Maudsley (Londres, Reino Unido). Su trabajo era realizar la evaluación inicial de cada paciente antes de que su trastorno fuese diagnosticado por un psiquiatra. En este puesto de trabajo recopiló una batería de preguntas sobre el comportamiento, que más tarde aplicó a 700 soldados que estaban siendo tratados en el mismo hospital por sus trastornos neuróticos.

Tras pasar los cuestionarios, se dio cuenta de que parecía haber un vínculo de unión entre las respuestas de los soldados, sugiriendo que había rasgos de personalidad que estaban siendo revelados.

La estructura de la personalidad según Eysenck

Tras los resultados de sus investigaciones, Eysenck propone un modelo jerárquico de la personalidad en el que el comportamiento se puede ordenar cuatro niveles distintos. Este es el orden desde el nivel más bajo al más alto:

  • Primer nivel: En este nivel se encuentran las respuestas que pueden observarse una vez, y que pueden ser o no características de la persona (por ejemplo, vivencias de la vida cotidiana).
  • Segundo nivel: Son las respuestas habituales, que suelen suceder frecuentemente bajo contextos similares (por ejemplo, si se contesta a un test por segunda vez, se darán respuestas similares).
  • Tercer nivel: Son los actos habituales que se ordenan por rasgos (sociabilidad, impulsividad, vivacidad, etc.).
  • Cuarto nivel: Este nivel es el más extenso en el sentido de generalidad, y se encuentran los superfactores que he mencionado antes: Neuroticismo, Extraversión y Psicoticismo.

Las personas pueden puntuar alto o bajo en estos superfactores. Una puntuación baja en Neuroticismo hace referencia a una estabilidad emocional alta. Las puntuaciones bajas en Extraversión hacen referencia a Introversión.

Los tres tipos o superfactores son suficientes para describir la personalidad de manera adecuada, pues a partir de estos se pueden hacer predicciones tanto a nivel fisiológico (por ejemplo, nivel de activación cortical), psicológico (por ejemplo, nivel de rendimiento) y social (por ejemplo, conductas delictivas).

Las dimensiones del Modelo de Eysenck

Neuroticismo (estabilidad-inestabilidad emocional)

Las personas con inestabilidad emocional muestran ansiedad, histeria y obsesión. Con frecuencia tienden a reaccionar de forma emocionalmente exagerada y tienen dificultad para volver a un estado normal después de la activación emocional. En el otro extremo la persona es ecuánime, calmada y con un alto grado de control emocional.

Extraversión (extraversión-introversión)

Los extravertidos se caracterizan por la sociabilidad, impulsividad, desinhibición, vitalidad, optimismo y agudeza de ingenio; mientras que los introvertidos son tranquilos, pasivos, poco sociables, atentos, reservados, reflexivos, pesimistas y tranquilos. Eysenck piensa que la principal diferencia entre los extravertidos y los introvertidos se encuentra en el nivel de excitación cortical.

Psicoticismo

Las personas con puntuaciones altas en psicoticismo se caracterizan por ser insensibles, inhumanas, antisociales, violentas, agresivas y extravagantes. Estas puntuaciones altas se relacionan con distintos trastornos mentales, como la propensión a la psicosis. En contraste con las otras dos dimensiones, el psicoticismo no cuenta con un extremo inverso, sino que es un componente presente en distintos niveles en las persona.

Bases biológicas del modelo PEN: aspectos causales

Teniendo en cuenta este el modelo descriptivo de la personalidad, el modelo PEN también aporta una explicación causal. Para ello se centra en los mecanismos biológicos, hormonales y psicofisiológicos responsables de las tres dimensiones, para así poder probar esta teoría de forma experimental.

Teoría de la Activación Cortical y su relación con la extraversión

La teoría de la activación cortical aparece posteriormente a otra propuesta del propio Eysenck, el modelo de la Excitación-Inhibición, puesto que esta última no permitía hacer predicciones empíricamente contrastables.

Modelo de excitación-inhibición

El modelo de la excitación-inhibición propone que las personas extravertidas tienen potenciales de excitación débiles e inhibición reactiva fuerte. En cambio, las personas introvertidas poseen potenciales excitatorios fuertes e inhibición reactiva débil.

Teoría de la Activación Cortical

La activación cortical de Eysenck propone una explicación biológica de la extraversión teniendo en cuenta el sistema de activación reticular ascendente (SARA). La actividad del SARA estimula la corteza cerebral, que, a su vez, aumenta el nivel de activación cortical.

El nivel de arousal cortical se puede medir a través de la conductancia de la piel, las ondas cerebrales o el sudor. Teniendo en cuenta los distintos niveles de actividad del SARA, los introvertidos tienen niveles más elevados de actividad que los extravertidos. Algunas investigaciones han demostrado que los extravertidos buscan fuentes de estimulación externa que les provocan un mayor nivel de estimulación.

Neuroticismo y activación del sistema límbico

Eysenck también explica el neuroticismo en términos de los umbrales de activación del sistema nervioso simpático o el cerebro visceral. El cerebro visceral también se conoce como el sistema límbico, que consiste en el hipocampo, la amígdala, el septo, y el hipotálamo, y regula los estados emocionales tales como el sexo, el miedo y la agresión. Es responsable de la respuesta de lucha o huida en la cara del peligro.

Para medir los niveles de activación del cerebro visceral se puede utilizar la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la conductancia de la piel, sudoración, la frecuencia respiratoria y la tensión muscular (especialmente en la frente). Las personas neuróticas tienen umbrales bajos de activación del cerebro visceral y son incapaces de inhibir o controlar sus reacciones emocionales. Por tanto, experimentan efectos negativos en situaciones estresantes, están molestos incluso en situaciones con una tensión menor y se disgustan con mucha facilidad.

Psicoticismo y hormonas gonadales

Eysenck también aporta explicación biológica de psicoticismo, concretamente de las hormonas gonadales como la testosterona y las enzimas como la monoamino oxidasa (MAO). A pesar de no haber gran cantidad de investigaciones sobre el psicoticismo en comparación con la extraversión y el neuroticismo, algunos estudios actuales muestran que las personas con episodios psicóticos presentan niveles altos de testosterona y niveles bajos de la MAO.

Además, en estos estudios, la impulsividad y la agresividad, dos rasgos característicos de los individuos que puntúan alto en psicoticismo, correlacionaron negativamente con la MAO, pues esta enzima desempeña un papel fundamental en la degradación de las monoaminas noradrenalina, dopamina y serotonina. En dichos estudios, también se demostró que los niveles bajos de la MAO es una característica que presentan los pacientes psicóticos.

Cuestionarios de personalidad de Eysenck

A raíz de la teoría de la personalidad de Eysenck, han surgido varios cuestionarios que son el resultado de más de cuarenta años de desarrollo y gran cantidad de estudios psicométricos y experimentales llevados a cabo en muchos países.

  • Maudsley Medical Questionnaire (MMQ): Contiene 40 ítems y evalúa el Neuroticismo.
  • Maudsley Personality Inventory (MPI): Contiene 48 ítems y evalúa la Extraversión y el Neuroticismo.
  • Eysenck Personality Inventory (EPI): Contiene 57 ítems y evalúa Neuroticismo y Extraversión
  • Eysenck Personality Questionnaire (EPQ): Contiene 90 ítems y evalúa los tres superfactores: Extraversión, Neuroticismo y Psicoticismo.
  • Revised Eysenck Personality Questionnaire (EPQ-R): Contiene 100 ítems y evalúa los tres superfactores.

Referencias bibliográficas:

  • Eysenck, H.J. y Eysenck, S.B.G. (1994). Manual of the Eysenck Personality Questionnaire. California: EdITS/Educational and Industrial Testing Service.
  • Gray, J. A. (1994). Three fundamental emotion systems. En P. Ekman & R. Davidson (Eds.). The nature of emotion (pp. 243-247). New York: Oxford University Press. Gutiérrez Maldonado, J. (1997). Psicología de la personalidad y síntesis experimental del comportamiento. Revista Latinoamericana de Psicología, 29, 435-457.
  • Pueyo, A. A. (1997). Manual de Psicología Diferencial. Madrid: Mc Graw Hill.
  • Schmidt, V., Firpo, L., Vion, D., De Costa Oliván, M. E., Casella, L., Cuenya, L, Blum, G.D., y Pedrón, V. (2010). Modelo Psicobiológico de Personalidad de Eysenck: una historia proyectada hacia el futuro. Revista Internacional de Psicología, 11, 1-21.