¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Estímulo delta: qué es, características y ejemplos

Veamos qué es un estímulo delta en el ámbito del condicionamiento, y varios ejemplos.

Mario Arrimada

Mario Arrimada

Estímulo delta

Como sabemos, en el ámbito de la psicología un estímulo sería cualquier tipo de señal, ya sea interna o externa, que pueda influir de manera efectiva sobre los aparatos sensitivos de cualquier organismo (p. ej., personas o animales). Existen además varios tipos de estímulos, entre los que podemos encontrar el estímulo delta.

Un estímulo delta (E∆) es aquella clase de estímulo que está presente en el momento en que una respuesta está siendo sometida a castigos y/o extinción; y es que la presencia de un estímulo delta (E∆) reducirá la probabilidad y/o la tasa de las respuestas que habían sido previamente castigadas o extinguidas en su presencia.

En este artículo encontrarás un resumen de en qué consiste un estímulo delta (E∆) y además expondremos algunos ejemplos que permitan comprender mejor esté fenómeno relacionado con el condicionamiento operante o instrumental; aunque antes conviene explicar algunos conceptos que permitan entender mejor después lo que es un estímulo delta (E∆).

¿Qué son los estímulos discriminativos?

Vamos a explicar en qué consisten los estímulos discriminativos debido a su relación con el estímulo delta (E∆) (tal y como veremos en el siguiente subapartado), por lo que a continuación veremos en qué consisten este tipo de estímulos.

Estaríamos hablando de estímulos discriminativos (Ed) al referirnos a esa clase de estímulos que indican la probabilidad de que una respuesta determinada vaya a ser reforzada, por lo que la presencia de un estímulo discriminativo hace que haya más probabilidades de que aparezcan aquellas respuestas que habían sido reforzadas en presencia de dicho estímulo discriminativo (Ed).

Existen los siguientes tipos de estímulos discriminativos: por un lado están los estímulos discriminativos positivos y, por otro, los negativos.

Relación entre el estímulo discriminativo (Ed) y el estímulo delta (E∆)

Para ver cuál es la relación entre el estímulo discriminativo (Ed) y el estímulo delta (E∆), podemos explicarlo al exponer un ejemplo acerca de cómo se puede llevar a cabo un entrenamiento en discriminación de algunos estímulos, siendo de la siguiente forma:

En primer lugar, cuando está presente un estímulo discriminativo, se refuerza el comportamiento.

En segundo lugar, cuanto otro estímulo previo, que no sea el estímulo discriminativo, esté presente, el comportamiento no será reforzado. Mientras se está llevando a cabo el entrenamiento de discriminación, cualquier estímulo previo que esté presente en el momento en el que no se fortalece el comportamiento se llama estímulo estímulo delta (E∆).

Por lo tanto, un estímulo delta (E∆) actúa de forma contraria a un estímulo discriminativo, ya que un estímulo discriminativo (Ed) sirve para avisarnos de que el reforzador que queremos está disponible, mientras que el estímulo delta (E∆) nos indicaría que nuestra conducta probablemente no será reforzada como esperábamos.

Ahora que ya hemos visto qué es un estímulo discriminativo y cuáles son los diferentes tipos, entre los que se encuentra el estímulo discriminativo negativo (Ed-) o estímulo delta (E∆), procederemos a explicar con mayor detenimiento en qué consiste este tipo de estímulo discriminativo.

¿Qué es un estímulo delta (E∆)?

Un estímulo delta (E∆) es el tipo de estímulo que se encuentra presente en el momento en que una respuesta está siendo sometida a castigos y/o extinción. La presencia de un estímulo delta (E∆) reducirá la probabilidad y/o la tasa de las respuestas que habían sido previamente castigadas o extinguidas en su presencia.

Por lo tanto, un estímulo delta (E∆) es esa clase de estímulo que, cuando se encuentra presente una respuesta concreta, no será reforzada, por lo que aumenta la probabilidad de que no se vuelva a llevar a cabo ese tipo de respuesta en futuras ocasiones cuando el estímulo delta (E∆) esté presente.

Normalmente, un estímulo delta (E∆) se encuentra presente en el momento en que una determinada respuesta se quiere someter a extinción o castigo, ya que gracias a este tipo de estímulo se lograría evitar que se lleve a cabo ese tipo de respuesta, por lo que el estímulo delta podría funcionar como una especie de señal que permita indicar que no se va emitir esa determinada respuesta que se pretende evitar que se dé.

Ejemplos de estímulo delta (E∆) en la vida cotidiana según la psicología

Vamos a explicar a continuación varios ejemplos de la vida cotidiana que permitan comprender mejor cómo funciona un estímulo delta (E∆).

1. Compra de una bolsa de snacks

Una determinada respuesta podría estar controlada por un estímulo discriminativo (Ed) y por un estímulo delta (E∆). Para ver un ejemplo en el que entre en escena el estímulo delta en la vida cotidiana imaginémonos una máquina expendedora de comestibles en la que hemos introducido una moneda con el fin de comprar una bolsa de snacks.

Ejemplo de estímulo delta

Si al introducir en la máquina el código de la bolsa de snacks que queremos se enciende una luz verde, eso quiere decir que ese producto está disponible; en cambio, si se enciende una luz roja, eso significa que dicho producto se encuentra agotado.

En estos casos, la respuesta operante sería apretar el botón de selección de la bolsa de snacks y, como es lógico, será más probable que pulsemos el botón para obtener la bolsa de snacks si al seleccionarlo, para ver si se encuentra disponible, se enciende la luz verde a que lo pulsemos para seleccionar ese producto si previamente habíamos visto que se encendió la luz roja, indicándonos así que estaba agotada.

Por lo tanto, en este ejemplo, la luz verde actuaría como un estímulo discriminativo (Ed) debido a que indica la disponibilidad del reforzador en el caso de que se llegue a emitir la respuesta operante; mientras que la luz roja actuaría como un estímulo delta (E∆), puesto que indica la ausencia del reforzador en caso de que llegue a ocurrir la respuesta operante.

2. Un niño que se porta mal

Otro ejemplo de estímulo delta (E∆) que podría llegar a darse en la vida cotidiana sería aquel caso de un niño que cuando está con su abuela únicamente manifiesta varios comportamientos disruptivos; en cambio, cuando está su madre presente o está solamente con ella no lleva a cabo ese tipo de comportamientos. En este caso, su madre sería el estímulo delta (E∆).

3. El adiestramiento de un perro

Cuando un adiestrador se encuentra adiestrando a un perro a la discriminación, el perro responde con bastante frecuencia en presencia de una serie de estímulos que son semejantes a estímulos discriminatorios; siendo en este caso los estímulo delta (E∆) los que son esos estímulos semejantes (llamados normalmente como “estímulos fríos” por los adiestradores). Sin embargo, al final se apagará la respuesta del perro frente al estímulo delta (E∆).

Supongamos el ejemplo de un perro que tiene la costumbre de morder las zapatillas de andar por casa. Para evitar que lo haga, el adiestrador colocará a un lado de la sala unas zapatillas y un metro más allá, colocará un juguete homologado que ha sido diseñado para que los animales puedan morderlo y jugar con él. Cuando muerda el juguete, el perro será reforzado por parte del adiestrador con una galleta para perros; en cambio, si muerde la zapatilla no recibirá una galleta, por lo que no será reforzado.

Al principio del adiestramiento es común que muerda tanto la zapatilla como el juguete; sin embargo, tras varios ensayos, solamente morderá el juguete. En este caso, las zapatillas de andar por caso se convertirían en un estímulo delta (E∆), logrando así el adiestrador que el perro las muerda.

4. Al conducir un vehículo

Para ver otro ejemplo de estímulo delta (E∆) en la vida cotidiana imaginemos el caso de una señal de STOP, que indica que los conductores de vehículos deben detenerse al encontrarse con ella, con el fin de mirar detenidamente a ambos lado para continuar su camino en el momento en que vean que no hay ningún vehículo cerca en la calle que van a atravesar con el fin de evitar accidentes. En este caso la señal de STOP sería un estímulo delta (E∆), puesto que aumentaría las probabilidades de que los conductores realicen un comportamiento de frenado al encontrarse con esta señal.

En este ejemplo que acabamos de ver, el control del comportamiento que está basado en el estímulo, se lleva a cabo cuando la presencia o la ausencia de algún estímulo discriminativo (Ed) o de algún estímulo delta (E∆) controla el rendimiento de un comportamiento concreto.

  • Academia de Preparación PIR (2019). Manual de Psicología Básica: 3ª edición. Madrid: APIR.
  • Benesch, H. (2009). Atlas de Psicología I. Madrid: Ediciones Akal.
  • Domjan, M. (2010). Principios básicos de aprendizaje y conducta. Madrid: Thomson.
  • Françoise, R. D. (1998). Diccionario Akal de Psicología. Madrid: Ediciones Akal.
  • Labrador, F. J. (2008). Técnicas de modificación de conducta. Madrid: Editorial Pirámide.
  • Mallott, R. W. (2007). Principles of Behavior. Londres: Pearson.
  • Pellón, R. (2014). Programas y teorías del reforzamiento. En R. Pellón (coord.)., M. Miguéns, C. Orgaz, N. Ortega, & V. Pérez. Psicología del Aprendizaje (pp. 211-285). Madrid: Universidad Nacional de Educación a Distancia.
  • Triglia, A., Regader, B. y García-Allen, J. (2016). Psicológicamente hablando. Barcelona: Paidós.
Mario Arrimada

Mario Arrimada

Psicólogo

Mario Arrimada es Graduado en Psicología en la Universidad Pontificia de Salamanca y dispone de un Máster de Actualización en Intervención Psicológica y Salud Mental en la Universidad a Distancia de Madrid. Varios cursos de formación, entre ellos el de Experto en Trastornos de la Personalidad con la Asociación Española para el Fomento y Desarrollo de la Psicoterapia, de Experto en Mindfulness y de Experto en DSM5 y CIE11, ambos en la UDIMA.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados