La psicología básica tiene varias áreas de estudio. Pixabay.

Para entender la psicología debemos imaginarnos un gigante mapa mental donde encontramos, a grandes rasgos, dos conceptos centrales o ejes vertebradores: la psicología aplicada (parte práctica de la psicología) y la psicología básica (parte teórica).

La psicología básica estudia los procesos psíquicos y las conductas del ser humano, así como las leyes que rigen tales procesos y conductas. A su vez, se nutre de diferentes corrientes históricas que conoceremos en este artículo.

Por su parte, la psicología aplicada recoge las aportaciones de la psicología básica para ponerlas en práctica y resolver los problemas de las personas.

Psicología básica y psicología aplicada

La psicología básica es, en cierta manera, la parte más fundamental de la psicología. Es decir, que la psicología aplicada se fundamenta en la psicología básica como ciencia básica. Pero, ¿qué es la psicología aplicada?

A grandes rasgos, la psicología aplicada es un concepto que se refiere a la vertiente práctica de la psicología; utiliza los conocimientos obtenidos y los métodos desarrollados por la psicología básica. Es decir, pone en práctica los conocimientos obtenidos no sólo por la psicología básica, sino también por diferentes ramas de la psicología (por ejemplo psicología social, experimental, evolucionista, del desarrollo...).

El objetivo de la psicología aplicada es resolver problemas de la vida diaria, aumentando la calidad de vida de las personas y haciendo que su funcionamiento sea más positivo y adaptativo.

Además, las diferentes ramas de la psicología aplicada se ocupan de la funcionalidad de los procesos mencionados, en los distintos entornos del individuo.

Psicología General

Pero para hablar de la psicología básica, también debemos entender qué es la psicología general; ésta es la parte de la psicología básica que estudia los procesos mentales y la conducta en el individuo considerado normal y maduro.

Es por ello que los contenidos específicos de la psicología general no coinciden exactamente con todos los conocimientos de la psicología básica.

Psicología básica: ¿qué es?

Por su parte, la psicología básica es una parte fundamental de la psicología, que se ocupa de estudiar los procesos psíquicos y las conductas del ser humano, así como las leyes que rigen tales procesos y conductas. Intenta explicar los procesos subyacentes a la conducta, que desarrolla o lleva a cabo el organismo.

Es decir, la psicología básica abarca todos esos conocimientos de la mente y la conducta que no son aplicados. La psicología básica se centra en una serie de áreas de conocimiento o investigación.

Áreas de investigación

Las áreas que investiga la psicología básica, principalmente, son 6:

  • Memoria.
  • Aprendizaje.
  • Sensación.
  • Razonamiento.
  • Percepción.
  • Motivación.

Corrientes psicológicas

La psicología básica se nutre y sustenta de diferentes corrientes psicológicas para desarrollar sus explicaciones y teorías. A nivel histórico, las principales corrientes que han nutrido a la psicología básica fueron -y son- (en orden cronológico) un total de 9:

1. Estructuralismo

Iniciada por Wundt a principios del siglo XIX, intenta estudiar científicamente la conciencia (considerada objeto de la psicología).

2. Funcionalismo

Desarrollada por William James un poco más tarde, también en el siglo XIX. Se preocupa del enfoque funcional y pragmático de la conciencia.

3. Psicoanálisis

Impulsada por Sigmund Freud a finales del siglo XIX. Freud inicia sus estudios de la neurosis mediante el psicoanálisis, frente al modelo anatómico o fisiológico tradicional.

4. Reflexología rusa

Desarrollada por Ivan Pavlov. Pavlov descubre un procedimiento (el reflejo condicionado) para estudiar la dinámica de la actividad psíquica a la que él llama “actividad nerviosa superior”.

5. Conductismo

Iniciado en EEUU a principios del siglo XX por John Watson. Watson, ante el fracaso de la introspección, busca un método cuyos resultados sean absolutamente objetivos. Estudia la conducta y su génesis, y utiliza técnicas que la puedan controlar y cambiar.

6. Gestalt

Aparece en Alemania a principios del siglo XX, de la mano de Wertheimer. Considera que “el todo es más que la suma de las partes”, y por ello no pretende descomponer el fenómeno psicológico en partes.

7. Neoconductismo

Se origina en los años 30 por tres autores principales: Hull, Tolman y Skinner. Se basa en el análisis experimental de la conducta, y su doctrina se basa en el condicionamiento operante (estímulo - respuesta - reforzador).

8. Cognitivismo

Aparece en los años 50 y 60, impulsada por Piaget y Neisser, ya que se empieza a cuestionar el conductismo por su excesivo reduccionismo, y se empiezan a tener en cuenta variables cognitivas en el estudio de la actividad humana.

9. Humanismo

También se origina en los años 50 y 60, un poco más tarde que el cognitivismo, con autores como Rogers, Allport y Maslow. Representa una concepción del hombre próxima a las corrientes filosóficas más tradicionales, y abarca conceptos como la autorrealización y la motivación humana.

Referencias bibliográficas:

  • Arias, M. F. y Fernández, F. (2000). Psicología básica, psicología aplicada y metodología de investigación: el caso paradigmático del análisis experimental y aplicado del comportamiento. Revista latinoamericana de psicología, 32(2), 277-300.
  • García Vega, L. (2007). Breve historia de la psicología. 2ª edición. Siglo XXI. Madrid.